Crece el escándalo: ¿Macri se hizo de U$S 48 millones con los parques eólicos usando una “licitación pública simulada”?

Se van conociendo más datos sobre el negociado realizado por Macri usando una serie de empresas camufladas en una licitación pública simulada y la compra venta de parques eólicos.

Inicialmente, se supo que la diferencia obtenida como ganancia por el Grupo Macri fue de U$S 15 millones de dólares. Pero eso correspondía a una parte de la venta de los parques eólicos. En una nueva revelación publicada por la periodista Emilia Delfino, se supo que “dos empresas del Grupo Macri y sus socios en el negocio de la energía eólica ganaron al menos 48 millones de dólares en la venta de seis parques eólicos, según un nuevo documento obtenido por Perfil. Este medio reveló el domingo que la compañía Sideco Americana -empresa insignia del holding de los Macri- creó junto con un grupo de socios cuatro empresas a nombre de un contador; así, adquirieron seis parques eólicos en la provincia de Chubut y Miramar, provincia de Buenos Aires, que meses más tarde, revendieron, con una ganancia de al menos US$ 15 millones en menos de un año. De acuerdo al reporte anual de la compañía asiática Goldwind, a esa ganancia deben sumarse otros US$ 33 millones, dando un total de US$ 48 millones de diferencia entre lo que pagaron a Isolux y lo que revendieron meses después”.

También se conoció quién es el responsable dentro de Genneia que aceptó la compra: Según el portal de noticias La Política Online, el mismo no sería Jorge Brito, sino Darío Lizzano un inversionista con antecedentes en firmas de Wall Street como JP Morgan y en la sede neoyorkina del Banco Santander.

“Lizzano tuvo la habilidad de convencer a Zach Schreiber del fondo PointState que la Argentina de Macri iba a ofrecer oportunidades de ganancias extraordinarias en determinados nichos de negocios a los que podía garantizar el ingreso, gracias a sus fluidos contactos con el actual Gobierno. Integraron así un fondo de más de u$s 1.500 millones y se metieron de lleno en las licitaciones de energía, convencional y eólica que lanzó el macrismo, ofreciendo bajo la excusa de la emergencia energética, tarifas aseguradas por el Estado por más de una década, a valores que multiplican varias veces lo que se paga en el exterior. Genneia ganó en la llamada “Resolución 21″ dos proyectos de ampliación de su central convencional de Bragado y luego sumó numerosos parque eólicos en la Patagonia. Cuando estalló el caso del Correo, por presiones de Lilita Carrió el presidente firmó el decreto 202 del 22 de Marzo del 2017, en el que fijó un marco mucho más rígido y preciso para los conflictos de interés. Los funcionarios del gobierno se suelen olvidar que se trata de una norma vigente y que el caso de la compleja intermediación del Grupo Macri a través de sus firmas Sideli SA y Sidsel SA, en una licitación regulada por la administración del presidente Macri, podría configurar alguna de las hipótesis que ese decreto caracteriza como conflicto de interés”.

Llamativamente “Aranguren otorgó a Isolux una serie de parque eólicos pese a que no había cumplido con licitaciones que ganó anteriormente y que enfrentaba reclamos judiciales por deudas impositivas y de las otras que la colocaban al borde de la quiebra. Luego esta firma que en el pasado fue socia de Iecsa -la constructora de Franco Macri que luego vendió a su sobrino Angelo Calcaterra y este a Marcelo Mindlin-, vendió esa licitación ganada al Grupo Macri, que de inmediato se la vendió a Genneia, obteniendo en el pase de manos una ganancia líquida de unos 15 millones de dólares. “Parece una licitación simulada”, explicó a LPO un experto en derecho administrativo”.

¿Por qué motivo este fondo PointState aparece comprando acciones en múltiples empresas con la llegada de Macri al Gobierno? ¿Es una nueva pantalla de las tantas que el Grupo Macri ha usado para enmascarar sus inversiones? Advierte el portal LPO: “Desde que asumió Macri, el fondo PointState se metió como un pulpo en numerosas empresas y tiene porciones accionarias de Pampa Energía de Mindlin; en YPF; en TGS; la desarrolladora TGLT; en el Banco Macro; Banco Superveille y hasta se quedó con la empresa Plaza Logística que planea la construcción de una serie de parques industriales en el Conurbano y tiene excelente llegada a la gobernadora María Eugenia Vidal”.

Preguntas que siguen sin respuesta: ¿Por qué se crearon sociedades ligadas al Grupo Macri ad hoc para comprar estos parques eólicos mucho antes siquiera de que se licitaran algunos de los mismos? ¿Por qué el grupo Genneia y la empresa china Goldwind comprarían algo a casi el doble de su valor solo para darle 48 millones de dólares de ganancias a Macri? ¿Por qué se aprobaron las licitaciones a Isolux siendo que estaba quebrada? ¿Una licitación simulada no es un delito? ¿Por qué a varios días de conocerse este escándalo ningún fiscal se anima a investigarlo?

Lo único concreto es que Macri se embolsó U$S 48 millones en base a una sospechosa licitación pública. ¿Alguien investigará?

http://www.lapoliticaonline.com/nota/110587-dario-lizzano-el-cerebro-detras-de-la-polemica-compra-a-socma-del-parque-eolico/

Comments

comments

Loading Facebook Comments ...

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*