Los cuatro acusados por el asesinato tienen entre 19 y 23 años. De acuerdo al juez de la causa, el móvil “se está intentando determinar, podría ir de algo pasional a alguna otra desavenencia”.