En abril se perdieron en la Argentina 186.000 empleos registrados, en el contexto de la histórica caída del 26,4% de la economía

En abril se perdieron en la Argentina 186.000 empleos registrados respecto a marzo, de acuerdo a los datos oficiales del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), en el marco de la crisis desatada luego de la llegada del Covid-19. El dato refleja también la caída en la actividad económica del mes de abril, que se derrumbó un histórico 26,4%. 

De acuerdo al Ministerio de Trabajo la causa de la baja en el empleo responde a la falta de nuevas incorporaciones ante desvinculaciones por renuncias, jubilaciones o finalización de contratos. Desde esa cartera destacaron la ayuda del Gobierno a través del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), que en abril cubrió un porcentaje del salario de 2,3 millones de trabajadores distribuidos en 245.000 empresas y 340.000 créditos a tasa cero a monotributistas y autónomos.

Tras la llegada del Covid19, la CGT y la UIA acordaron como mecanismo de flexibilización un permiso a las empresas para suspender trabajadores por 60 días y rebajar hasta el 25% del salario. De acuerdo a los datos del SIPA, el 12% de las firmas del sector privado utilizó el recurso de las suspensiones en abril, registrándose un total de 715.000 trabajadores suspendidos.

La baja del empleo registra una pérdida de, entre otros, 128.000 puestos de trabajo asalariados privados y de 32.000 empleos registrados como monotributistas.

De acuerdo al periodista de BAE Negocios, Francisco Martirena, desde la Cámara Argentina de la Construcción informaron que solo en ese rubro “entre marzo, abril y mayo se perdieron 50 mil empleos“, siendo el más afectado.

La Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), realizada en mayo, mostró a su vez una caída del 0,4% en el nivel de empleo respecto a abril, lo que muestra una caída menor que en la comparación de abril contra marzo (-0,6%), evidenciando una relativa mejora en el mes en el que se reabrieron varias actividades, especialmente en el interior del país. Mientras que en abril el 19% del total de las empresas había afirmado estar sin operaciones, en mayo este valor se redujo al 13%.

La caída del 26,4% de la actividad económica de abril fue la más pronunciada de la historia argentina reciente, ya que en la crisis de 2002 el peor mes, marzo, había registrado una baja del 17%, totalizando un 10,9% en todo el año.

Los rubros más afectados en abril de 2020 fueron: la construcción, con un –86,4% interanual; servicios comunitarios, sociales y personales (-72,1%); Industria manufacturera (-34,4%); Comercio mayorista, minorista y reparaciones (27%); Servicios sociales y de salud (-32,6%) y Agricultura, ganadería, caza y silvicultura (-10,3%).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.