El Tribunal Oral Federal 1, con la firma de los jueces Adrián Grunberg, José Antonio Basílico y Ricardo Michilini, ordenó este miércoles 4 de marzo la inmediata liberación del ex ministro de Planificación Federal, Julio de Vido.

De Vido cumplía con una detención domiciliaria en su casa de Zárate con tobillera electrónica en el marco de la causa en la que se lo investiga por el uso de dinero destinado a la mina de carbón de Rio Turbio.

La causa Río Turbio era la única en la que aún proseguía con prisión preventiva en base a la “doctrina Irurzun” que sostenía que los ex funcionarios podían “entorpecer las investigación” por gozar de “poder residual”. Por el contrario, el fiscal federal Miguel Osorio dictaminó esta mañana a favor de la libertad por considerar que no existen elementos para fundamentar que De Vido pueda obstaculizar el desarrollo de la causa.

La orden de libertad se da a las pocas horas de la revelación del periodista Carlos Pagni, quien indicó el modus operandi de los dueños del diario La Nación presionando a jueces federales para el encarcelamiento de dirigentes del gobierno kirchnerista. Estos dichos motivaron una denuncia penal del diputado Rodolfo Tailhade contra el juez Julián Ercolini.

De Vido había sido también excarcelado en la “causa de los cuadernos” a mediados de diciembre del año pasado, cuando la Cámara de Casación dictaminó que no existían riesgos procesales que sostuvieran la necesidad de una prisión preventiva.

En los últimos meses había ido creciendo el reclamo por la liberación de los distintos presos políticos del régimen de Mauricio Macri.

El fallo completo del Tribunal: