Patricia Sosa y los $5 millones para un recital del que nadie se enteró (ni nadie te contó)

La cantante Patricia Sosa volvió a defender al gobierno neoliberal de Mauricio Macri, con expresiones comoSi te encontrás una casa sin piso y sin techo, hay que poner el lomo. Hay que laburar, no queda otra (…) Hay que tener paciencia”. Lo que no contó es que es muy fácil “poner el lomo” cobrando casi 5 millones de pesos por un recital.

Quien siempre manifestaba su preocupación durante el anterior gobierno por los niños qom del norte del país, hoy decide apoyar a un proyecto político que multiplica el hambre y la exclusión de esa región de la Argentina. La indignación en las redes sociales frente a sus declaraciones hizo que muchos recordaran la suntuosa y nunca explicada contratación que le adjudicó el gobierno PRO de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en noviembre de 2016: nada menos que $4.816.000 por UN (1) SOLO RECITAL.

La cifra puede chequearse en el Boletín Oficial del gobierno ingresando acá, como “Adjudicación – Contratación Directa Nº 2051-1226-CDI16”, en el que se anuncia: “adjudicación de la firma NOISE BAND S.R.L, C.U.I.T: 30-71246394-1, a los fines de la contratación de un servicio para la realización y producción de un show musical con la participación exclusiva de la artista Patricia Sosa, en el evento denominado ‘Buena Gente’, a llevarse a cabo el día 20 de noviembre de 2016 en esta Ciudad. Monto total adjudicado: pesos CUATRO MILLONES OCHOCIENTOS DIECISEIS MIL ($ 4.816.000,00)”. También puede leerse la resolución completa “Nº40 /GCABA/SSCYPE/16″, en este enlace. Algo que llamó la atención del evento fue que no tuvo difusión (ni siquiera fue publicitado por el gobierno de la CABA).

Con respecto al caso, hubo un pedido de informes en la Legislatura de la Ciudad, realizado por el diputado Adrián Camps, del bloque Partido Socialista Autentico (PSA) en el que se solicitaba:

a. Objetivos perseguidos para la realización del evento.
b. Cómo y dónde fue publicitado y difundido el evento.
c. Qué artistas participaron del evento y cuáles fueron sus honorarios.
d. Detalle la forma en que fue utilizado el presupuesto destinado al evento.

Al día de la fecha no hay constancia de una respuesta.

“La Ciudad de Buenos Aires tiene otras prioridades para asignar recursos públicos en salud, educación, asistencia social, obras de infraestructura, etc. En momentos de ajuste y recesión económica como la de nuestro país, el Gobierno porteño debería ser más cuidadoso con cómo usa recursos públicos. A cuántas vacantes escolares equivalen esos 5 millones gastados en ese festival o insumos para hospitales, subsidios habitacionales para personas en situación de calle, créditos para pymes, por mencionar algunos ejemplos (…) Asimismo, si buscaban ofrecer un espectáculo cultural gratuito al aire libre para el disfrute de la ciudadanía, imágenes de la transmisión en vivo de Patricia Sosa muestran a una concurrencia escasa para un evento así, consecuencia de la nula publicidad y difusión del festival. Por lo tanto, no cumplió el objetivo”, opinó el diputado.

Según Infonews, también es sospechosa la empresa que se utilizó para la contratación: “Noise Band S.R.L fue fundada en 2012. El 4 de octubre de 2016, luego de atravesar diversos problemas económicos, los propietarios la vendieron a Alberto Horacio Gerome y a Agustín María Gerome, ambos completos desconocidos en el rubro de la producción de espectáculos. De hecho Agustín María Gerome era monotributistahasta el año pasado y estaba anotado en la categoría más baja. Pocas semanas después de comprar la empresa, que hasta entonces se dedicaba a la producción de gingles publicitarios, los Gerome se llevaron este jugoso contrato de casi $5 millones con la CABA (…) Según una nota del diario La Nación, la cifra que se pagó por ese recital equivale a todo lo que cobró La Mancha de Rolando durante cuatro años”.

Es llamativo que, con la excepción de Tiempo Argentino, ningún medio de comunicación masivo se hizo eco de la situación irregular de cobrar casi 5 millones de pesos por 1 recital (del que encima nadie se enteró). En una de las poquísimas imágenes que se tienen del mismo se puede ver una exigua concurrencia (hace pensar en que fue casi un recital privado): dos sectores de de 15 filas por 20 sillas cada una. O sea unas 600 personas, con suerte, por lo que es de suponer que la mayoría eran invitados y familiares de los organizadores:


Pueden verse las imágenes capturadas arriba en los minutos 2:33 y 2:36 del siguiente video:

Esta cobertura mediática contrasta con el denuncismo del Grupo Clarín y La Nación cuando cuestionaron que Fito Páez cobrara $435.000 por recital (10 veces menos), entre ellos, 5 recitales masivos como el del 25 de mayo de 2013 o el que dio en Córdoba por los 400 años de su universidad. En esa ocasión, toda la cadena de medios se arrojaron indignados contra Páez.

Hasta que el tema no explotó en las redes sociales, ninguno de estos grandes medios había publicado siquiera una mínima mención. La excepción fue La Nación el sábado 25 de febrero, pero con la intención de enlodar al grupo “La Mancha de Rolando” como habiendo cobrado una cifrada similar, lo que ocurre (y hasta la misma nota reconoce), es que en ese caso hubo una pequeña diferencia: esa cifra fue por 30 recitales. El gobierno del PRO de la CABA deberá explicar entonces por qué le abonó a Patricia Sosa el precio equivalente a varias decenas de conciertos cuando se realizó solo uno al que encima no asistió prácticamente nadie.

 

Contratación Patricia Sosa – Resolución 40 Gcaba Sscype 16 :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*