El selecto club de empresarios beneficiados por Macri que obtuvieron subas accionarias de más del 2000% y ganancias extraordinarias

No todos perdemos poder adquisitivo en la era Macri: un grupo selecto de empresarios amigos han podido tener subas en las cotizaciones accionarias de hasta más del 2000% a partir de las medidas dispuestas desde el Estado (a costa del 99% de la población: altas tarifas, bajos salarios…). Las empresas que más ganaron con las políticas de Macri en estos dos años han sido las de: Paolo Rocca (Techint), Eduardo Escasany (la eléctrica Sadesa y el Grupo Financiero Galicia), Federico Braun (Galicia), Héctor Magnetto (Clarín y Telecom), el mexicano David Martínez (Telecom), Enrique Cristofani (Santander Río), Marcelo Mindlin (Pampa Energía), Nicolás Caputo y Carlos Miguens Bemberg (ambos, también de Sadesa). Son los dueños de la Argentina. Nos venden sus productos a precios internacionales mientras nos pagan salarios de una cuarta parte del promedio de los países del primer mundo (440 euros en Argentina de salario promedio contra 1940 de la media europea). Esa ganancia extraordinaria es un verdadero saqueo y un robo que no es denunciado por ningún medio importante, ya que ellos mismos son también sus dueños.

Esta información surge de un trabajo elaborado por el sociólogo de la economía Martín Schorr y el economista Francisco Cantamutto, investigadores de la Universidad de San Martín y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), publicado por el periodista Alejandro Rebossio en Noticias:

“Si se evalúan las acciones que más subieron en la bolsa porteña desde la primera vuelta electoral de 2015, cuando Macri se posicionó como favorito, a la cabeza figuran Transportadora Gas del Norte (TGN, controlada por Techint y Corporación América, de Eduardo Eurnekian), que trepó 2.458%; Metrogas, de YPF (51% estatal y 49% de accionistas privados), que creció 1.904%; y Agrometal, fabricante de maquinaria agrícola cordobesa que preside Rosana Negrini y que se valorizó 1.325% hasta el 26 de enero pasado. Completan el top ten Camuzzi Gas Pampeana, la distribuidora de la italiana Camuzzi que abastece en las provincias de Buenos Aires y La Pampa; la cementera francesa LafargeHolcim; la petrolera Capex, de la familia Götz; Transener, una de las empresas de Marcelo Mindlin; Distribuidora Gas Cuyana, del grupo Sadesa; Autopistas del Sol, controlada por la española Abertis y que hasta 2017 tenía entre sus accionistas a Socma, el grupo de los hermanos, hijos y sobrinos del jefe de Estado; y Grupo Concesionario del Oeste (GCO, que administra el Acceso Oeste), propiedad de la misma compañía ibérica. Del puesto 11º al 15º también aparecen otros nombres, algunos repetidos y de amistad con el Presidente: la constructora Caputo, Gas Natural Ban (de la española Gas Natural Fenosa), Solvay Indupa (de la brasileña Unipar Carbocloro), Enel Generación Costanera (de la italiana Enel) y Transportadora Gas del Sur (TGS, del grupo de Mindlin)”.

“Otra medida del éxito son las ganancias que las empresas cotizantes acumularon en los últimos 12 meses registrados, es decir, entre el cuarto trimestre de 2016 y el tercero de 2017. El podio incluye a Banco Macro, a cuya presidencia renunció Jorge Brito por la imputación en el caso Ciccone pero que igualmente cosechó 8.072 millones de pesos de beneficio neto; Grupo Financiero Galicia, con 7.425 millones; y Telecom, con 7.145 millones. Completan el top ten el Banco Santander Río, de la familia española Botín y que en la Argentina preside Enrique Cristofani; Siderar, una de las siderúrgicas de Techint; IRSA, el grupo de bienes raíces de Eduardo Elsztain; Pampa Energía; Banco Patagonia, del estatal Banco do Brasil; el español BBVA Banco Francés y Central Puerto, la compañía de Caputo, Escasany y Miguens Bemberg que, al igual que el grupo Eurnekian, comenzó a cotizar en Wall Street este 1 de febrero. Del 11º al 15º aparecen Aluar, la fabricante de aluminio de la familia Madanes Quintanilla; la TGS de Mindlin; el Grupo Clarín, donde los hermanos Felipe y Marcela Noble buscan tallar tan fuerte como Magnetto; Cresud, del grupo de Elsztain, y Grupo Supervielle, que preside Julio Supervielle”.

 

“Pero no sólo importa cuánto se gana sino qué porcentaje representan esas utilidades en relación con el patrimonio, lo que se conoce como el ROE. La TGN de Rocca y Eurnekian, la Transener de Mindlin y el GCO de Abertis se llevan las medallas de oro, plata y bronce. Del cuarto al décimo puesto figuran Autopistas del Sol, la empresa de la que se alejaron los Macri; Camuzzi Gas Pampeana, TGS, Caputo, LafargeHolcim; Distribuidora Gas Cuyana, de Sadesa; y Agrometal. Le siguen dos de las desarrolladoras inmobiliarias que más licitaciones ganaron en las privatizaciones de terrenos estatales que organizó el Gobierno de Macri: Consultatio, de Eduardo Costantini; y TGLT, el fondo de Federico Weill y Darío Lizzano que acaba de quedarse con la constructora que era de Nicolás Caputo. Detrás figuran Clarín, Central Puerto e IRSA. Los nombres de los winners varían poco”.

Como puede verse, el círculo oligárquico que controla la economía de la Argentina está constituído por muy pocos y terminan actuando como un selecto club de amigos dispuestos a usar al Estado para favorecer sus negocios multimillonarios: Macri, Mindlin, Elsztain, Magnetto, Rocca…

 

 

Comments

comments

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*