Qué es Kontrainfo.com

KontraInfoLogoFacebook

QUÉ ES KONTRAINFO:
MANIFIESTO DE 7 PUNTOS

1-KontraInfo más que un sitio web, un grupo de personas, o una organización, se plantea como una idea que cuestiona.

Si no puedes tener la razón y la fuerza escoge siempre la razón y deja que el enemigo tenga la fuerza. En muchos combates puede la fuerza obtener la victoria, pero la lucha toda sólo la razón vence. El poderoso nunca podrá sacar razón de su fuerza, pero nosotros siempre podremos obtener fuerza de la razón.
-Subcomandante Marcos.

2-¿En qué consiste esta idea?
En la necesidad ética de cuestionar comunicacionalmente al Poder Real, definido como el poder económico y financiero más concentrado, oligárquico, a nivel local, nacional, regional y global (ver más abajo quiénes lo conforman) y a sus agentes mediáticos, entendidos como los responsables de las situaciones de injusticia y creciente inequidad económica y social que afectan a nuestras sociedades.

Consideramos que este Poder Real logra su sustentabilidad en base a la información que despliega por sus miles de medios, en la forma de un relato que le otorga legitimidad (incluso invisibilizándose), defenestrando a todos los que por distintas formas se le oponen. Siguiendo a Chomsky, también decimos: “El propósito de los medios masivos no es tanto informar y reportar lo que sucede, sino más bien dar forma a la opinión pública de acuerdo a las agendas del poder corporativo dominante”.

Cuestionar y ayudar a quitar este sostén ideológico al Poder Real se vuelve por lo tanto éticamente necesario, ya que sin legitimación no podría existir. Si su discurso, en un sentido amplio del término, entendido como toda construcción simbólica, es su herramienta de dominación, es hora de contraponerles un discurso contrahegemónico de liberación. Ése será nuestro principal objetivo. El día que este objetivo se alcance, esta élite financiera ya no dispondrá del poder de imponer sus intereses a los demás, habrá dejado de ser una élite, y por lo tanto las distintas sociedades y culturas podrán darse a sí mismas y en libertad las formas organizativas sociales, políticas y económicas que consideren más apropiadas (seguramente por fuera del capitalismo neoliberal que hoy impera, o incluso por fuera del modo de producción capitalista mismo, sin por eso tener que caer en los errores de los modos de producción del llamado socialismo real del siglo XX).

3-¿Quiénes conforman este Poder Real?

Elige un enemigo grande y esto te obligará a crecer para poder enfrentarlo.
-Subcomandante Marcos

El Poder Real está constituido por todas aquellas élites económicas que están articuladas desde lo local a lo nacional y de lo nacional a lo global de manera subordinada a las decisiones políticas y económicas que emanan del cártel hegemónico de bancos globales y megaentidades financieras (JP Morgan Chase/Rockefeller, Rothschild, Goldman Sachs, Citicorp, Deutsche Bank, UBS, Credit Suisse, BNY Melon, Lazard, Warburg, Kuhn Loeb, BlackRock, State Street, etc.). Este cártel de bancos controla al resto de las corporaciones que tienen su representación global anual en organizaciones privadas como el Grupo Bilderberg, la Comisión Trilateral, el Council on Foreign Relations y las dedicadas a América Latina: Council of the Americas, Interamerican Dialogue y otras, en las cuales también participan como eslabones subordinados las distintas élites nacionales así como los principales conglomerados mediáticos mundiales.

Si queremos saber cómo nos ven estas élites a nosotros, comunes ciudadanos, basta ver el desprecio con el que envían anualmente a millones de personas al hambre o a la guerra. En su óptica somos un mero recurso de producción, no mucho más que lo que significa el ganado para un estanciero, un ganado al cual deben controlar, domesticar, con suerte cuidar y cada tanto sacrificar. Como dijo la periodista Holly Sklar en su libro “La Comisión Trilateral y la planificación de la Elite para la Administración Mundial”: “Los propietarios de las grandes corporaciones globales ven al mundo entero como su fábrica, su granja o su patio de recreo”.

Para conocer el punto de vista del Poder Real sobre los distintos temas basta con observar a nivel mediático a quiénes defienden y a quiénes atacan los grupos de medios que hegemonizan la comunicación como son el Grupo Prisa en España y América Latina, el Grupo Televisa en México, el Grupo Clarín en Argentina, el Grupo Rede Globo en Brasil, el Grupo El Mercurio en Chile, etc. No resulta sorprendente descubrir que todos estos grupos comparten un mismo relato político, económico y social.

Todo aquello que perjudica sus planes es demonizado por sus medios.
Todo aquello que perjudica sus planes será ampliamente reproducido por nosotros.

4-¿Qué experiencias políticas y sociales son consideradas de manera positiva por esta idea?
Simplificando podríamos decir que muchas de aquellas experiencias políticas, sociales y económicas que, mejorando la vida de los pueblos (disminución de la pobreza, la indigencia, la desigualdad, el analfabetismo, etc.) son defenestradas sistemáticamente por los medios hegemónicos de comunicación. Con un sentido amplio podemos citar como positivas (si bien nunca acríticamente) las experiencias históricas con orientación nacional y popular de Juan Domingo Perón, Fidel Castro, Hugo Chávez, Evo Morales, Rafael Correa, Néstor y Cristina Kirchner.

Consideramos un deber el de recuperar la larga y rica historia de luchas de nuestros pueblos, ya que solo pueblos sin identidad histórica, sin conciencia de su cualidad de explotados, pueden ser dominados. Como bien dijo Rodolfo Walsh: “Nuestras clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan historia, no tengan doctrina, no tengan héroes y mártires. Cada lucha debe empezar de nuevo, separada de las luchas anteriores: la experiencia colectiva se pierde, las lecciones se olvidan. La historia aparece así como propiedad privada cuyos dueños son los dueños de todas las otras cosas.”

En base a las distintas luchas históricas del conjunto de los oprimidos por el sistema, postulamos la necesidad de apoyar aquellas praxis de transformación que directa o indirectamente cuestionen el dispositivo de poder de la élite financiera.

Junto al filósofo de la liberación, Enrique Dussel, decimos que en esta praxis debe distinguirse: “entre una mera y aparente deconstrucción reformista de una deconstrucción sistémica, llamada por ello revolucionaria. La deconstrucción reformista cambia algún aspecto de la institución pero con la intención clara de que la moral vigente, el orden en el poder, permanezca. Es más, capta que si no deconstruye aspectos mínimos, pero necesarios, el sistema no puede sostenerse en el largo plazo. Se efectúa una destrucción parcial u óntica para que permanezca el sistema como todo. En cambio, la deconstrucción del todo como todo (ontológico) exige
frecuentemente en el corto y mediano plazo la destrucción parcial del sistema moral, pero no teniendo en vista su permanencia sino, al contrario, su superación futura por un nuevo sistema ético. Empíricamente la praxis negativa concreta liberadora puede ser la misma que una acción reformista (como el luchar por el aumento de salario del obrero subsumido en el sistema capitalista), pero su intención, y por ello su estrategia, va dirigida a la transformación radical todavía no posible” (Dussel, Tesis 11.62, en “14 tesis de ética”, 2014).

Cuestionamos de esta manera al izquierdismo infantilista que elabora estrategias y tácticas pretendidamente revolucionarias pero que en la práctica son funcionales al poder concentrado (y que han venido conformando bajo este juego un “ataque de pinzas” por parte del poder real contra los movimientos nacionales y populares a lo largo de América Latina). Una postura vanguardista, desconectada del contexto real de relaciones de fuerza y conciencia popular: “por el contrario y por no aceptar ser reformista, se adelantaría artificial y antihistóricamente (…) lo que llevaría al fracaso por error estratégico (confundiendo lo imaginado, lo soñado, lo pensado con lo empíricamente posible). No todo lo lógico pensado con coherencia es posible en concreto. La transformación parcial del sistema en vista de su total subversión, por injusto, es entonces éticamente sostenible” (Dussel, Tesis 11.63, ídem).

Contra este izquierdismo vanguardista, el anarquista Chomsky afirmó: “Recuerdo un buen eslogan del movimiento de trabajadores rurales en Brasil: ellos decían que debían expandir el suelo de la celda, hasta el punto en que puedan romper las rejas. A veces, hasta requeriría defender la jaula contra otros predadores aún peores que estaban afuera: defensa del poder ilegitimo estatal contra la tiranía predatoria privada de los Estados Unidos de hoy en día, un punto que debería ser obvio para cualquier persona comprometida con la libertad y la justicia (cualquiera, por ejemplo, que piense que los niños deben tener alimento para comer) pero que parece difícil de concebir para mucha gente que se considera a sí misma como libertaria y anarquista. Ese es uno de los impulsos auto-destructivos e irracionales de la gente decente que se considera a sí misma como parte de la izquierda, en mi opinión, separándose ellos en la práctica de las vidas y las legítimas aspiraciones de la gente que sufre”. (Noam Chomsky, entrevistado por Tom Lane, 1996). 

En este sentido, planteamos como necesaria la constitución de frentes contrahegemónicos lo más amplios posible. Como supo decir Ernesto Che Guevara: “Aún cuando las ideologías cambien, aún cuando uno se reconozca comunista, o socialista, peronista, o cualquier otra ideología política en determinado país, sólo caben dos posiciones en la historia: o se está a favor de los monopolios, o se está en contra de los monopolios. Y todos los que están en contra de los monopolios, a todos ellos se les puede aplicar un denominador común. En eso los norteamericanos tienen razón. Todos los que luchamos por la liberación de nuestros pueblos luchamos al mismo tiempo, aunque a veces no lo sepamos, por el aniquilamiento del imperialismo. Y todos somos aliados, aunque a veces no lo sepamos, aunque a veces nuestras propias fuerzas las dividamos en querellas internas, aunque a veces por discusiones estériles dejamos de hacer el frente necesario para luchar contra el imperialismo. Pero todos, todos los que luchamos honestamente por la liberación de nuestras respectivas patrias, somos enemigos directos del imperialismo”.
(Carta del 25 de mayo de 1962)

Cerramos este apartado con las siguientes reflexiones de Juan Domingo Perón:

“Así como la monarquía terminó con el feudalismo y la república terminó con la monarquía, la democracia popular terminará con la democracia liberal burguesa y sus distintas evoluciones democráticas de que hacen uso las plutocracias dominantes”
“La economía nunca ha sido libre: o la controla el Estado en beneficio del Pueblo o lo hacen los grandes consorcios en perjuicio de este”.
“Quien no lucha contra el enemigo ni por la causa del pueblo, es un traidor; quien lucha contra el enemigo y por la causa del pueblo, es un compañero; y quien lucha contra un compañero, es un enemigo o traidor”.
“El hombre no vence al tiempo; lo único que puede vencer al tiempo es la organización”.

5-¿Siguen algún criterio de rigor periodístico? Sí:
5.1-Chequear siempre la veracidad de toda la información que se publique (nunca publicar “rumores”).
5.2-Salvo que se lo haya presenciado, para dar por cierto un hecho y proceder a publicarlo se requieren por lo menos dos fuentes confiables independientes entre sí que afirmen lo mismo, de lo contrario habrá que recurrir siempre al uso del tiempo verbal potencial.
5.3-En lo posible siempre se citan las fuentes desde donde se toma la información.
5.4-No presentar la información bajo la forma de injurias o calumnias, ni hacia personas ni hacia grupos, mucho menos en términos despectivos en relación con su cultura, etnia o religión. Tampoco incitación al odio, a la violencia o a cualquier tipo de delito, ni apología de organizaciones delictivas. Esto sería hacerle el juego a quienes luego podrán victimizarse o recurrir a aprietes mediante denuncias por injurias, amenazas, daños y perjuicios, etc. Difundimos argumentos, no insultos.
5.5-Cuidar la redacción, combinando: capacidad de síntesis, relevancia pública de los temas (no cuestiones personales, ni de personajes que no son del interés público ni desempeñan funciones públicas, ni mucho menos cuestiones íntimas o de la vida privada de personas particulares), atractivo en la forma gráfica de la presentación, ni sensacionalismo, ni exageraciones, ni uso de imágenes ofensivas (morbosas, gore, de violencia extrema, pornográficas, desnudos, etc.), correcto uso de la gramática y de la ortografía (eso incluye no usar mayúsculas cuando no es estrictamente necesario). Cuanta mayor profesionalidad tengamos, mayor credibilidad obtendremos.
5.6-No creemos en la objetividad porque no existe una mirada de la realidad que no se realice desde un lugar, recortando necesariamente los infinitos aspectos de lo analizado en base a los propios valores, pero sí creemos en la veracidad de la información y en la honestidad intelectual.

6-¿Persiguen un fin de lucro? No:
6.1-Consideramos que la información es un derecho público y una herramienta de transformación política, económica y social y como tal no consideramos correcto recibir una remuneración económica por la información publicada. Es un servicio y un compromiso, no un negocio.
6.2-Sí consideramos ética la posibilidad de utilizar vías indirectas de publicidad que ayuden a cubrir los costos del servicio de sitios web, impresión de textos, etc., siempre que la publicidad no sea condicionante de la información que se difunde.
6.3-KontraInfo es (ɔ) Copyleft: Se permite la copia, distribución y uso de los contenidos, siempre y cuando no sea con fines comerciales y se cite la fuente. KontraInfo no se hace responsable de las opiniones vertidas por lxs visitantes, autorxs o colaboradorxs en los artículos publicados. Inspirados en las 4 libertades que planteó Richard Stallman para el software libre, quienes que se comprometan con la Idea KontraInfo tendrán:
6.3.1-La libertad de usar la idea como mejor les parezca para beneficio de la sociedad.
6.3.2-La libertad de estudiar cómo funciona y adaptarla a su realidad local, regional, nacional, etc.
6.3.3-La libertad de distribuir copias de la Idea y multiplicarla explicando este instructivo para que más personas se beneficien.
6.3.4-La libertad de mejorar la Idea, fundamentando la mejora en base al espíritu que inspiró a la misma (difundir información que cuestione al Poder Real entendido como el poder económico más concentrado).

7-¿Cómo se puede participar?

Los planes que asisten al dominio autoritario, una vez descubiertos, inducen a la resistencia. Por tanto estos planes son ocultados por los poderes autoritarios exitosos (…) Primero, debemos entender qué aspecto de la conducta del gobierno o del neocorporativismo queremos cambiar o eliminar. En segundo lugar, debemos desarrollar una forma de pensar sobre esta conducta que tenga la suficiente fuerza como para llevarnos a través del lodazal del lenguaje políticamente distorsionado, hasta llegar a una posición de claridad. Por último, debemos utilizar este entendimiento para inspirar en nosotros y en otros un curso de acción efectiva y ennoblecedora”.
-Julian Assange

Al no ser KontraInfo una organización, nadie puede ser miembro formal ni existen jerarquías ni liderazgos. Al ser una idea, solo se la puede compartir y multiplicar, siendo quienes la comparten un nodo de esta red comunitaria y colaborativa, manteniendo cada nodo la libertad de aceptar o no contribuciones de terceros.
Se participa de KontraInfo compartiendo la información generada bajo esta idea de la manera más masiva posible y con diversos grados de compromiso: desde el simple compartir notas por redes sociales desde perfiles personales o creando nuevos, su distribución por email u otras formas de mensajería electrónica, por la impresión y distribución física gratuita de los textos e imágenes, construyendo sitios web o blogs autónomos pero bajo la misma idea y denominación (deberán incluir una copia de este texto) o por la vía que se considere más apropiada.

Quien comparte la información que surge bajo la idea de KontraInfo y respeta estos 7 puntos puede sentirse parte de KontraInfo y puede armar sus propios espacios, sitios web o nodos bajo la misma denominación usando las herramientas de difusión que considere más apropiadas.

Bienvenido/a.

www.kontrainfo.com
email: info@kontrainfo.com