El Papa Francisco advirtió a EEUU sobre la crueldad de la guerra con una conmovedora imagen de Nagasaki

Uno de los últimos gestos del año 2017 del papa Francisco ha sido la difusión de una imagen para denunciar el horror de la guerra.

En medio de las tensiones crecientes entre EEUU y países como Irán y Corea del Norte, Francisco difundió una instantánea tomada por el fotógrafo estadounidense Joseph Roger O’Donnell en 1945 después del bombardeo atómico de Nagasaki por parte de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. La imagen muestra a un pequeño de diez años que guarda cola en un crematorio con el cadáver de su hermano menor atado a la espalda.

El papa Francisco ha elegido esta dura imagen y la ha acompañado de las palabras “fruto de la guerra” y su firma. Según Vaticannews, la fotografía impresionó “fuertemente” al pontífice, para quien las guerras son el “signo flagrante” del orgullo “reincidente y absurdo” de los hombres. Francisco quiso darle la máxima difusión imprimiéndola en una postal, ya que la instantánea se ha convertido “en un trágico símbolo de la crueldad de la guerra“.

Nagasaki no era cualquier ciudad de Japón, era la ciudad con mayor cantidad de católicos del país y muchos especialistas indican que este elemento habría sido determinante en la elección de esta localidad para arrojarle la bomba atómica por parte de Harry Truman, un conspicuo masón de grado 33.

“Las pequeñas y grandes ofensas a la vida, a la verdad y a la fraternidad, causan múltiples formas de degradación humana, social y ambiental“, afirmó también el pontífice durante la homilía del 31 de diciembre, según recoge EFE.

El papa Francisco pidió este 1 de enero, en la homilía de su primera misa del año 2018 en la basílica de san Pedro, Italia, que la iglesia sea “humilde, pobre de cosas y rica de amor”

Comments

comments

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*