Macri desplomó la economía: dólar $24, tasas 33%, Lebacs 38%. Oligarquía sojera retiene U$S 5000 millones esperando más devaluación

Macri y Sturzenegger ya se rifaron U$S 7700 millones desde marzo, regalándole nuestras reservas a los grandes bancos que pudieron comprarlas a un valor más barato, mientras el peso argentino (nuestros salarios y ahorros) se devalúa y la inflación se dispara muy por arriba (¿el doble?) del magro 15% que el gobierno le impuso a los salarios junto a la complicidad de muchos gremios. En pocos días se perdieron más del 10% de nuestras reservas (que tienen el agravante de estar constituidas por deudas y no por ingreso genuino de dólares vía exportaciones) y el peso argentino se devaluó 11% en 48hs. Al subir las tasas de interés al 33% y las Lebacs al 38% el gobierno optó por congelar la economía, ya que nadie invertirá un centavo pudiendo ganar mucho más, y sin hacer nada, con la timba financiera (y aún falta que la Reserva Federal de EEUU suba las tasas, algo que se espera ocurrirá en dos oportunidades este año). ¿La sociedad argentina reaccionará finalmente frente a este saqueo?

La revista británica, propiedad de la casa banquera Rothschild, The Economist, escribió un duro editorial contra la política económica implementada por el gobierno de Mauricio Macri titulada “la crisis del gradualismo argentino”, claro que reclamándole mayor ajuste, dada la concepción de la banca usurera por excelencia.

“El problema es que la estabilización de la economía está tomando más tiempo de lo que el Gobierno había esperado y los inversores se han vuelto más reacios a prestarle a Argentina”, al tiempo que criticó la forma en que se realizó la suba de tarifa en los servicios públicos: “El aumento en los precios de la energía y el transporte ha golpeado duramente a la clase media (los pobres están en gran medida protegidos). Eso ha afectado la calificación de aprobación del señor Macri, que se sitúa en torno al 40%, la más baja desde que fue elegido”. También realiza un análisis político: “Los rumores de descontento comienzan a alarmar a sus socios de coalición. La mayor preocupación es que las expectativas de inflación obstinadamente altas evitarán que la inflación caiga, y que solo una recesión puede llevarla al nivel objetivo”. Las acciones de empresas argentinas cayeron en un día un 8% en la bolsa de Wall Street: Pampa Energía de Mindlin cayó 7,3%, Telecom de Magneto 5,4%, Edenor de Lewis 6,1%.

Con su habitual simbolismo, The Economist dibuja a Macri arriba de una tortuga en un camino que asciende hacia un nubarrón oscuro…

Por su parte, la revista norteamericana Forbes, directamente sugirió a los capitales, en un nota de opinión, “salir de la Argentina”:

Mientras tanto, el Financial Times (también de la casa Rotshchild) titula: “Argentina intenta evitar el desplome del peso con tasas de interés de emergencia”:

Las reservas reales del BCRA son menores que las que formalmente figuran:

Reservas U$S 56.617 mil.
Encajes de los bancos U$S 12.482 mil.
Créditos y pases U$S 18.967 mil.
Dinero en caja U$S 1.900 mil.
—————————————————————–
Reservas Reales U$S 23.268 mil.

Mientras tanto el dólar a futuro se comercializó en $27 para diciembre y las “metas de inflación” se demostraron ser poco más que una farsa y un invento imaginario para poder licuar los salarios de los trabajadores. El sector agrícola por su parte acapara U$S 5000 millones de soja esperando una mayor devaluación mientras por primera vez en su historia, Argentina importó 490.000 toneladas de soja de EEUU. La ex presidenta Cristina Kirchner difundió un mensaje por sus redes sociales: “De los cinco precios más importantes de la economía, el gobierno ha hecho estallar tres: tarifas, dólar y tasa de interés. Como no podía ser de otra manera, esto impacta directa y negativamente sobre los otros dos: salarios y precios de los bienes. Todo esto, además en un marco de re-endeudamiento externo vertiginoso. Estamos asistiendo a una de las más brutales transferencias de ingresos, de las grandes mayorías a los sectores concentrados de la economía, de las que se tenga memoria”.

Al final de la jornada y con el desplome de la economía, Macri solo atinó a irse a su casa, como bien graficó C5N con un graph que se viralizó en las redes.

Comments

comments

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*