Macri adjudica $800 millones a su testaferro, Nicolás Caputo

MacriCaputo800millones

El empresario Nicolás Caputo, acusado de ser el testaferro de Mauricio Macri, obtuvo la adjudicación de la licitación para realizar la construcción de edificios para el reactor nuclear 10 de la Comisión Nacional de Energía Atómica por un monto cercano a los 800 millones de pesos.

Consultado sobre Caputo, Macri durante la campaña dijo “no licitó una sola obra en mi gestión, porque yo se lo pedí”. Sin embargo esto fue una afirmación falsa, ya que Caputo ganó licitaciones con la empresa SES SA, de la que controla el 50% por montos cercanos a 1200 millones de pesos.

Llamativamente la licitación se anunció el 29 de octubre de 2015 (a solo 4 días de la primera vuelta electoral en la que se supo que era casi imposible que Scioli ganara y quedó Macri como el más probable futuro presidente) y se dio un dictamen favorable el 9 de diciembre, último día del gobierno anterior. ¿Por qué motivo el gobierno de Cristina armaría una licitación de apuro que beneficiara en 800 millones al testaferro de Macri? ¿Hubo algún tipo de negociación que desconocemos? ¿Fue una imposición del macrismo triunfante producto de un apriete al gobierno saliente? Quizá nunca sepamos estas respuestas. Lo que sí sabemos es que el gobierno de Macri lejos de cuestionar el proceso licitatorio (como viene haciendo con muchos contratos y convenios del gobierno anterior, incluso internacionales) lo avaló y lo terminó adjudicando a su testaferro.

Mauricio Macri y Nicolás Caputo se conocieron a los seis años en el colegio Cardenal Newman de San Isidro. A partir de ese momento comenzó una relación de amistad y negocios que sigue hasta la actualidad.

De acuerdo a la Revista Veintitrés: “Sus contratos con el gobierno porteño, que hasta diciembre del 2007 apenas alcanzaban los 120 millones de pesos, se multiplicaron casi por diez bajo la gestión de Macri, trepando a 971 millones por la adjudicación de 14 licitaciones para limpieza de hospitales, reparación de escuelas y mantenimiento de espacios verdes. A las anteriores adjudicaciones hay que sumarles más de 100 millones de pesos en reactualizaciones de precios, demasías, y adicionales a la obra otorgados a las empresas de Caputo. Todas fueron aprobadas de manera exprés, mediante simples resoluciones ministeriales”.

Caputo fue también el padrino del casamiento entre Macri y Juliana Awada el 22 de noviembre de 2010.

La “revolución de la alegría” llega así a Nicolás Caputo, ¿o habría que decir mejor al propio Mauricio Macri?

Para ver la adjudicación en el boletín oficial:
https://www.boletinoficial.gob.ar/#!DetalleTercera/2170035/20160129

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*