El juego de aprietes y complicidades que permitió que Macri pueda recortar las jubilaciones

Con 127 votos a favor, 116 en contra y 2 abstenciones, el macrismo logró aprobar el recorte a los jubilados. A los diputados oficialistas del interbloque de Cambiemos, que reunieron 107 votos positivos con los propios, se sumaron los “dialoguistas” que representan a las provincias y que adhirieron al argumento de sus gobernadores de la necesidad de pagar sueldos y aguinaldos como justificación de su voto positivo.

Los diputados de “Argentina Federal” que acompañaron la reforma fueron: Pablo Kosiner (Salta), Beatriz Ávila (Tucumán), Juan José Bahillo (Entre Ríos), Juan Brugge (Córdoba), Paulo Cassineiro (Córdoba), Mayda Cresto (Entre Ríos), Verónica Derna (Misiones), Daniel Di Stéfano (Misiones), Jorge Franco (Misiones), Martín Llaryora (Córdoba), Gladys Medina (Tucumán), Flavia Morales (Misiones), Juan Mosqueda (Chaco), Alejandra Vigo (Córdoba), Ricardo Wellbach (Misiones), Pablo Yedlin (Tucumán) y Miguel Zottos (Salta).

También votaron afirmativamente los diputados del Frente Cívico de Santiago del Estero, el Movimiento Popular Neuquino y el impresentable Alfredo Olmedo.

La ausencia de diputados facilitó que la balanza se inclinara más a favor de la reforma. Se ausentaron al momento de votar: Luis Eugenio Basterra (Formosa), Mariana Elízabeth Morales (Santiago del Estero), Rosa Rosario Muñoz (Chubut), José Fernando Orellana (Tucumán), Alejandro Snopek (Jujuy), Jorge Taboada (Chubut); Alberto Oscar Roberti, Laura Russo (Buenos Aires) y Daniel Scioli por Buenos aires.

Finalmente se abstuvieron: María Ameliana Pastoriza (Santiago del Estero) y Elda Pertile (Chaco), el resultado final podría haber sido otro.

El Club del Ajuste: un juego de aprietes y complicidades

Son sabidas las presiones del régimen a los gobernadores para que esta ley se aprobara (muchos aducían no poder pagar los aguinaldos en sus provincias) y aún los carpetazos con amenazas de causas judiciales y prisión para quienes no acaten las órdenes de la Casa Rosada. Sin embargo, también es importante destacar que muchos de los dirigentes políticos que permitieron el saqueo a los jubilados llamativamente son los mismos que forman parte de Fundación RAP, los que no se pierden invitación alguna a la Embajada de EEUU, viajan todos los años al Departamento de Estado y exponen en el Council of the Americas, por lo que su verdadero partido es el poder liso y llano, por lo que se van adaptando a quien lo ostenta en cada momento.

Perón decía que los ladrillos se hacen con barro y bosta para evitar caer en purismos a la hora de conducir un proceso de liberación y esto es así cuando quien conduce a estos elementos lo hace a favor del Pueblo, explotando sus contradicciones internas y conveniencias particulares, ya que de no hacerlo le sería prácticamente imposible lograr una hegemonía política de corte mayoritario capaz de realizar las transformaciones necesarias, por lo que no sería de extrañar que muchos de estos elementos hayan participado de anteriores gobiernos populares o puedan volver a formar parte en algún futuro posible si una nueva conducción nacional y popular logra poner detrás de su locomotora a muchas de las provincias. Pero a no confundirse: la bosta sigue siendo bosta, lo que cambia es el uso que se le da.

¿La mayor beneficiada con el recorte a los abuelos? María Eugenia Vidal, ya que de este saqueo obtendrá su Fondo del Conurbano para apuntalar su proyecto hacia 2019.

 

Comments

comments

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*