El ajuste macrista ya destruyó 141.542 empleos, la mayoría del sector privado

Despidos-Macrismo-Desempleo

De acuerdo a un informe elaborado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA), entre diciembre de 2015 y marzo de 2016 se registró una destrucción de 141.542 empleos, de los cuales la mayor parte fueron trabajadores del sector privado.

Dada la ausencia de estadísticas oficiales por parte del Estado, el centro CEPA tuvo que recurrir al cruce de datos de las cámaras empresarias y los sindicatos de los distintos sectores de la economía. La carencia de datos oficiales no es inocente: permite entre otras cosas que el Ministro de Trabajo, Jorge Triaca, pueda afirmar sin tapujos que no hay despidos masivos y que incluso hay “un crecimiento del empleo”. En la misma línea de Triaca, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, consideró que en Argentina “no existe un proceso de destrucción de empleos”.

De acuerdo al informe del CEPA, “de los 80.446 despidos en el sector privado, 71,88 por ciento corresponde al sector construcción, 23,40 por ciento a industria y 4,72 por ciento al sector servicios”. La crítica situación del sector de la construcción se explica en gran parte por la paralización por parte del Estado de muchas de las obras que estaban en marcha por parte de proyectos del gobierno anterior, en el caso de los demás sectores la caída se explica por el freno en la demanda (debido a la brusca devaluación que cercenó el poder adquisitivo de los salarios) y el aumento de tarifas, que subió los costos de gran parte de la economía y obligó a muchas empresas a traspasar el ajuste sobre sus trabajadores. Esto genera que la caída de la economía sea generalizada: “Las ventas minoristas evidencian una caída de 5,8 por ciento en marzo. La construcción presenta cuatro meses consecutivos de caída de la actividad desde diciembre de 2015, la producción siderúrgica experimentó un claro declive a partir de noviembre de 2015, acelerándose esta caída a partir de diciembre. El complejo automotriz redujo sus exportaciones”.

Con respecto al salario de los trabajadores: “adelantan un nivel de recomposición salarial que llegaría al 18,01 por ciento para el primer semestre”, muy por debajo de una inflación que distintas consultoras privadas estiman estará por encima del 40% en 2016.

Esta triste realidad de más de 140.000 despidos, “no sólo configura una problemática social, sino que además incide negativamente en la actividad económica”. Esta incidencia negativa genera preocupación incluso en sectores patronales: “la Unión Industrial Argentina declaró que en el primer semestre del año es posible que el sector industrial pierda entre 100 mil y 200 mil empleos”.

Frente a este crítico panorama, el gobierno macrista opta por negar el problema mientras los grandes medios hegemónicos sistemáticamente intentan distraer la atención y direccionarla hacia casos judiciales que afectan a funcionarios del gobierno anterior o empresarios relacionados al mismo.

Si no hay pan, por lo menos que haya circo.

Informe del centro CEPA:
http://centrocepa.com.ar/informe-de-coyuntura-economica-abril-2016/

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*