¿Sabías que Macri mintió al decir que “las retenciones sólo existen en Argentina”?

Mauricio Macri inauguró este martes 13 la feria Expoagro 2018 en la localidad bonaerense de San Nicolás de los Arroyos, lo acompañaron los ministros de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, y de Producción, Francisco Cabrera.

En su discurso, Macri elogió la reacción del campo a su decisión de eliminar las retenciones afirmando que “Es un impuesto absurdo que ningún país cobra y que entorpece el crecimiento” y siguió “Ustedes respondieron. Hicieron lo que tenían que hacer; lo que ganaron lo vuelven a invertir”.

Según un informe realizado en conjunto por la Fundación Instituto para las Negociaciones Agrícolas Internacionales (INAI) y la Sociedad Rural Argentina, 61 países cobraban ese impuesto ya en 2009. Es decir que los que aplican retenciones representan cerca del 28 por ciento. Por eso, no son “muy pocos” los que pagan ese impuesto.

En 2012 el Banco Mundial, según esas estadísticas, 30 países imponen retenciones. Sin embargo, no necesariamente es información completa, ya que en esas estadísticas la Argentina, por ejemplo, no figura entre los que tienen ese impuesto. Aun así, 30 países es un número significativo.

El informe del INAI concluye que los países que implementan los impuestos a las retenciones o impuestos a las ventas externas. persiguen los siguientes objetivos:

♦ Aumentar la recaudación y, por lo tanto, mejorar la posición fiscal del país. Este es el caso
de los países que cuentan con un bajo grado de industrialización o con un sistema de
recaudación poco efectivo para cobrar el resto de los gravámenes.

♦ Incentivar el agregado de valor dentro del país cuando los derechos de exportación se
imponen sobre materias primas y cuando se establecen diferenciales arancelarios dentro
de una misma cadena de valor, según el valor agregado del producto exportado. De esta
forma, se busca también incentivar el desarrollo de ciertas industrias dentro del país.

♦ Aminorar el impacto que una devaluación de la moneda nacional tiene sobre los residentes
de un país cuando el producto sobre el que se aplica el derecho es parte de la canasta de
consumo de los habitantes, al hacer que su precio en el mercado interno sea menor que en
el caso de no aplicar el derecho de exportación.

♦ Para desalentar la exportación de un bien o para garantizar su suministro en el mercado
interno.

♦ Restringir la oferta mundial de un bien y, de esta manera, hacer que su precio internacional
suba o se sostenga.

♦ Desacoplar los precios internos de una suba de los precios internacionales del producto al
que se aplica el derecho de exportación.

Video del discurso de Mauricio Macri en la apertura de Expoagro 2018:

Aquí el informe completo del INAI:

http://www.inai.org.ar/archivos/notas/Informe%20Final%20-%20María%20Martini.pdf

Fuente: Diario K

 

 

 

Comments

comments

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.