AstraZeneca: Dinamarca, Noruega e Islandia suspenden uso de vacuna por casos de coágulos en sangre (eventos tromboembólicos)

Las autoridades sanitarias de Noruega suspendieron este jueves la vacunación contra el covid-19 con la vacuna de AstraZeneca como medida precautoria, sumándose así a Dinamarca, que hoy también suspendió la vacunación con el fármaco de AstraZeneca/Oxford por dos semanas luego de que informes señalaran “casos graves” de formación de coágulos de sangre en personas a las que se les había administrado esa vacuna. La decisión noruega fue informada por el director de Prevención y Control de Infecciones del Instituto Noruego de Salud Pública, Geir Bukholm

En el caso de Dinamarca, el ministro de Salud danés, Magnus Heunicke, explicó: “las autoridades sanitarias han suspendido, por precaución, la vacunación con AstraZeneca tras informes sobre un posible efecto secundario grave en forma de coágulos de sangre fatales. Actualmente no es posible concluir si hay un vínculo. Actuamos de manera anticipada, es necesario investigarlo a fondo”.

La Autoridad Sanitaria Danesa informó de que en el país una persona que había recibido a vacuna de AstraZeneca murió a causa de la formación de coágulos de sangre.

Islandia fue el tercer país en frenar el uso de la vacuna de AstraZeneca.

Austria ya había dejado de usar un lote de vacunas de esa farmacéutica mientras se investiga una muerte por “trastornos de la coagulación” y una enfermedad por “embolia pulmonar”.

Decisiones similares fueron tomadas por Estonia, Letonia, Lituania y Luxemburgo.

Italia también suspendió el uso de un lote de la vacuna de AstraZeneca tras reportes de efectos secundarios “graves” e investiga la muerte de dos personas, un militar de 43 años y un policía de 50, que habían sido vacunados con el mismo lote de Astra Zeneca. El primero murió 24 horas después de que se le administrase la dosis. En este caso, el lote prohibido en Italia es diferente al utilizado en Austria

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) inició una investigación sobre la vacuna de AstraZeneca, pero pidió seguir con la vacunación masiva: “La posición del Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia de la EMA es que los beneficios de la vacuna continúan superando sus riesgos y la vacuna puede continuar administrándose mientras se están investigando los casos de eventos tromboembólicos”.

AstraZeneca minimizó la situación y comunicó este jueves a Reuters que la seguridad de su vacuna “fue ampliamente estudiada en ensayos clínicos en humanos” y que los datos revisados por expertos independientes habían confirmado que el fármaco “en general es bien tolerado”.