Ajuste en YPF: programa de “retiros voluntarios” para el personal

La petrolera de mayoría estatal YPF, presidida por Guillermo Nielsen, inició un plan de retiro voluntario a nivel nacional para todo el personal que está fuera de convenio. Reduciendo 4000 puestos de trabajo, según lo advirtió la Federación de Sindicatos Unidos Petroleros e Hidrocarburíferos (SUPeH).

La compañía lanzó su plan bajo un esquema de adhesión voluntaria y que se ve acompañada de una serie de beneficios. El paquete de retiro voluntario que ofrece la empresa contempla un monto equivalente a la doble indemnización y preaviso sin tope y una base indemnizatoria mejorada, para el aguinaldo y el salario base. También se incluye un plan médico por tres años a cargo de la compañía y se mantendrán por el mismo lapso de tiempo otros beneficios correspondientes a cada cargo. No se aplicará a las personas que, por su edad, están cerca de jubilarse.

La semana pasada —en una reunión que mantuvieron en la Casa Rosada— el jefe de Gabinete de la nación, Santiago Cafiero, junto al presidente de YPF Guillermo Nielsen analizaron la situación del sector hidrocarburífero en el país, su condicionamiento global, las consecuencias por la pandemia y los proyectos de inversión de la compañía en el marco de la emergencia sanitaria, según se informó oficialmente.

También participaron los ministros de Economía, Martín Guzmán; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; el CEO de la compañía, Sergio Affronti; y el vicepresidente de Asuntos Corporativos, Comunicaciones y Marketing de la empresa , Santiago Álvarez.

Ante la noticia, la federación de Sindicatos Unidos Petroleros e Hidrocarburíferos (SUPeH) se mostró en contra de la medida y la catalogaron como “despidos encubiertos” y que según expresó en un comunicado de prensa, “busca reducir de 20.000 a 16.000 la cantidad de trabajadores en la firma”.

“Dicho plan se traduce en una invitación para un programa de Retiros Voluntarios abonando una tentadora indemnización, pero pagadera en 36 cuotas”, dice el texto. Vale señalar que la compañía no comunicó detalles del plan oficialmente.

“Esta Organización Gremial no avala y rechaza terminantemente este procedimiento que, como ya lo vivimos anteriormente, precariza a los trabajadores que son inducidos y hasta a veces obligados por las jefaturas a aceptar el retiro”, señalaron desde la SUPeH.

El mendocino Antonio Cassia, secretario general del SUPeH, dijo que “en una actualidad como la que nos toca vivir, resulta inaudito enfrentar a la gente a un futuro de desprotección justamente por parte de una empresa del Estado”.

Y agregó que “todos sabemos cuánto cuesta capacitar a un trabajador petrolero y que en un futuro no demasiado lejano volverán a ser necesarios cuando la actividad se reactive”.

Cabe recordar que los años ’90 fueron el auge de los planes de “retiros voluntarios” para los trabajadores con el objetivo de reducir el número de empleados, las privatizaciones de empresas nacionales y la flexibilización laboral como las políticas neoliberales implementadas en el segundo mandato del entonces presidente de la nación Carlos Saúl Menem, con el supuesto objetivo de reducir el déficit fiscal, controlar la inflación y regular la economía, objetivo que finalmente no se cumplió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.