La Masonería, el Imperio Británico y el Sionismo. El Nuevo Orden Mundial: el proyecto de un Gobierno Mundial. Skull and Bones, Luciferismo y órdenes secretas (Cap. VIII)

LA ESTRUCTURA DEL PODER REAL

CAPÍTULO VIII: La Masonería, el Imperio Británico y el Sionismo. El Nuevo Orden Mundial: el proyecto de un Gobierno Mundial. Skull and Bones, Luciferismo y órdenes secretas

Por Kontrainfo

La nobleza británica está actualmente encabezada por la reina Isabel II del Reino Unido, Gran Maestre de la Orden de la Jarretera (que une a varias monarquías europeas), monarca de 16 estados conocidos como “Reinos de la Mancomunidad de Naciones” y que incluyen entre otros al Reino Unido en sí, más Canada, Australia y las Islas Cayman, centro mundial del lavado de dinero entrelazado a la misma City de Londres y a los bancos globales ingleses, como el HSBC, que suelen ser canales para el dinero del narcotráfico y la venta de armas -se suele vincular al tráfico de heroína con el MI6, el servicio de inteligencia británico, así como al tráfico de cocaína con la CIA- y por el Duque de Edimburgo, esposo de la Reina y cabeza de la Masonería a nivel mundial junto al Príncipe Eduardo, Duque de Kent, hijo del Rey Jorge V y Gran Maestre de la Gran Logia Unida de Inglaterra. Aliada a la Corona Británica, la dinastía Rothschild se han definido públicamente como miembro de la Masonería.

Esta organización ha sido la encargada de organizar desde las sombras la red internacional de contactos y proyectos funcionales al poder financiero transnacional y la nobleza británica en forma abierta desde 1717, teniendo fuerte participación en la desestructuración del antiguo orden mundial regido en buena parte por el poder del Vaticano y en la instauración de un nuevo orden que comienza en el plano político-jurídico con la Revolución Francesa, atraviesa la Revolución Bolchevique y conduce actualmente hacia a desintegración de los Estados Nacionales y la instauración de un Gobierno Mundial con un proyecto antropológico transhumanista, dentro de un Nuevo Orden Mundial. 


El Parlamento Británico (poder político “democrático”) escucha atentamente el discurso de la reina Isabel II.

Orígenes de la Masonería

Ambos monarcas hacen uso de la cruz patada, emblema de la Orden de los Caballeros Templarios, de la que la Masonería afirma descender luego de su prohibición por el Vaticano en 1312.

Para fines del siglo XIV, la Orden del Temple se había constituido en la organización financiera más importante de toda Europa, con sedes en todo el territorio, logradas por el control de los caminos comerciales a partir de su estratégica participación en las Cruzadas.

Este enorme poder condujo a que el rey de Francia, Felipe IV, uno de los monarcas más endeudados con los caballeros templarios, y el papa Clemente V (sumiso al poder del rey francés, al punto de trasladar la sede pontificia a la ciudad de Avignon) condenaran y disolvieran la Orden. El fundamento jurídico para disolver la organización fue la comprobación de haber incurrido en herejías y actos blasfemos, incluida la adoración del demonio bajo la forma de Baphomet. En 1314 su Gran Maestre, Jacques de Molay fue quemado en la hoguera luego de padecer el encierro y la tortura, al igual que buena parte de los líderes de los caballeros templarios en Europa.

Muchos de los bienes de la disuelta Orden del Temple pasaron, a través de la bula Ad Vitam de Clemente V a manos de la orden de caballería competidora: la Orden de los Caballeros Hospitalarios de San Juan de Jerusalem, actualmente, la poderosa Soberana Orden Militar de Malta.

Sin embargo, la poderosa Orden lejos de disolverse, supo encontrar los caminos para pasar a la clandestinidad, refugiándose especialmente en regiones de Escocia e Inglaterra. Se mantuvieron los rituales de iniciación por grados, el liderazgo por un Gran Maestre y su carácter clandestino fortaleció su secretismo.

En la Gran Logia de Nueva York pueden verse ejemplares de libros con la historia de la Orden de los Caballeros Templarios y el texto de su condenación por la Iglesia (“Processus Contra Templarios”). La Masonería sienta sus raíces en aquella poderosa organización militar y financiera originada en la época de las Cruzadas que terminó fuertemente enfrentada con la Iglesia Católica:


También resulta llamativa la coincidencia con la principal sede de las finanzas mundiales, la City de Londres, sede de la Bolsa y el Banco de Inglaterra, cuyo lema es “Domine dirige nos” (en latín: dirígenos Señor) e incluye en su centro la cruz roja sobre fondo blanco, conocida como “Cruz de San Jorge”, patrono de Inglaterra desde 1348, de donde el propio país termina también tomando su bandera en la era moderna. San Jorge era a su vez considerado el protector de los Caballeros Templarios y “Patrón de los Cruzados”.

El rey Eduardo III usa esta cruz roja sobre fondo blanco para la Orden de la Jarretera, fundada en 1348, la orden más importante de Inglaterra, que incluye a monarcas de todo Europa, entre ellos el actual rey de España, Felipe VI y los emperadores de Japón, como Hirohito y el actual Akihito. La Gran Maestre de la Orden es la Reina de Gran Bretaña, Isabel II. La Orden de la Jarretera se crea en el contexto de la Guerra de los 100 años entre Inglaterra y Francia (1337-1453).

La actual City de Londres conserva la “Iglesia del Temple” original, construida allí por los Templarios, los que tenían una de sus sedes financieras más poderosas en Londres. Su Maestre era considerado primus baro en el Parlamento, el “primer barón”.

La Masonería es conocida por la celebración de distintos tipos de cultos luciferinos en sus grados superiores y secretos (es profusa la simbología masónica referida a ciertas deidades de la Antigüedad, como Moloch, Saturno, Plutón, etc. propias de la Antigua Nobleza, en la que pervivieron prácticas rituales del antiguo Imperio Romano), lo que ordena hacia abajo la difusión de todo tipo de corrientes New Age que promocionan el individualismo y la justificación de toda desigualdad e injusticia social (en la actualidad a través de los libros de auto-ayuda este tipo de espiritualidad se ha convertido casi en la religión oficial del sistema, aunque se pretenda no-religiosa).

Todos los Gran Maestres de la Gran Logia de Inglaterra han sido miembros de la nobleza inglesa, incluyendo al Rey Eduardo VII (quien contaba entre sus asesores a la Familia Rothschild). Existe incluso la figura del Pro Gran Maestre que suplanta al Gran Maestre cuando éste debe ocuparse de tareas específicas de la Corona Británica.

El objetivo por parte de la Masonería de constituir un Gobierno Mundial, bajo el proyecto conocido como el Nuevo Orden Mundial, es muy claro en muchos de sus textos:


Fuente: Boletín masónico de 1891 / Hadouken

Así se celebraron los 300 años de la Masonería en Londres, el 31 de octubre de 2017, con la presencia del Duque de Kent y una salutación especial de la Reina Isabel II. El festejo incluyó un compás y una escuadra doradas de 20 metros de altura con un holograma gigante del “Ojo que todo lo ve”:

masoneria-granlogiadeinglaterra

En la cúpula de la Gran Logia Unida de Inglaterra puede leerse la cita fundante del sionismo:
“El me edificará una Casa y yo afirmaré su trono para siempre.”
(1 Crónicas 17:12, en inglés: “He is the one who will build a House for me, and I will establish his throne forever. I will be his father and he shall be Mm son”).

La cita forma parte de la llamada “Profecía de Natán” que dice:
“Di, pues, ahora, esto a mi siervo David: Así habla Yaveh Sebaot: Yo te saqué de detrás de las ovejas para que fueras jefe de mi pueblo Israel, y he estado contigo en todas tus empresas, he eliminado a todos tus enemigos de delante de ti y voy a hacerte un nombre grande como el nombre de los grandes de la tierra. Fijaré un lugar a mi pueblo de Israel y lo plantaré allí para que no se mueva más; no será ya perturbado y los malvados no seguirán oprimiéndolo como antes. Desde los días en que instituí jueces sobre mi pueblo de Israel, te sometí a todos tus enemigos, y te anuncié que Yaveh te edificará una casa. Cuando se cumplan tus días para ir con tus padres, afirmaré después de ti a uno de tus descendientes, a uno de tu sangre, y aseguraré tu reino. El me edificará una Casa y yo afirmaré su trono para siempre. Yo seré para él un padre, y él será para mí un hijo, y no apartaré de él mi amor, como lo aparté del que estaba ante ti. Yo lo mantendré en mi casa y en mi reino para siempre y su trono estará firme eternamente“. (1 Crónicas 17:7-14)

masoneria-cupula004 masoneria-cupula001
masoneria-cupula003 masoneria-cupula002

masoneria-cupula1

masoneria-libro

El Estado de Israel fue nuevamente establecido a partir del año 1948 a través de las Naciones Unidas, luego de la Segunda Guerra Mundial, y poniendo en práctica, a dos siglos de la creción de la Gran Logia Unida de Inglaterra, la Declaración de Balfour de 1917 a Lord Rothschild. los Rothschild han declarado ser miembros de la Masonería.

Resta la construcción del Tercer Templo de Salomón (del que la Masonería está llena de simbologías del mismo: las dos columnas de Jaquín y Boaz, etc.) en Jerusalem. Hay sin embargo un problema no menor: en la explanada donde estuvo el Segundo Templo y donde el sionismo y la masonería intentan construir el Tercer Templo están emplazadas las sagradas mezquitas islámicas de la Cúpula de la Roca y de Al-Aqsa, conocidas como El Noble Santuario y es para el Islam su tercer lugar más sagrado después de La Meca y Medina. En la tradición islámica, la roca que se encuentra en el centro de la Cúpula es el punto desde el cual Mahoma ascendió a los cielos para reunirse con Dios, acompañado por el ángel Gabriel, el mismo lugar en el que estaba emplazado el sanctasanctorum del Templo de Jerusalem.

cupuladelaroca

mezquitadealaqsa

explanada-al-aqsa

Expropiar y destruir esas mezquitas desembocarían en una guerra religiosa interminable contra el Islam.

El Tercer Templo de Jerusalem y la consecución del Nuevo Orden Mundial

Muy probablemente este templo solo pueda ser reconstruido luego de una guerra entre Israel (y los países occidentales ligados al sionismo, encabezados por EEUU) y el Islam (encabezado por Irán y aliados estratégicos ¿Rusia y China?). Esto desembocaría irremediablemente en una Guerra Mundial, la que con la tecnología atómica actual bien podría eliminar a buena parte de la población global. Así como luego de la Primera Guerra Mundial el poder real creó la Sociedad de Naciones y luego de la Segunda Guerra Mundial a las Naciones Unidas. Una Tercera Guerra de proporciones mucho más devastadoras dejaría las condiciones para que se acepte globalmente la necesidad de un Gobierno Mundial ya no de facto, como en la actualidad, sino de jure, con sede en la Ciudad Santa de Jerusalem.

De acuerdo a la tradición cabalista y masónica, la reconstrucción del Tercer Templo posibilitará la llegada del “Cristo Masónico” (Anti-Cristo para los cristianos, ver Mateo 24:15 y Daniel 9:27) que habrá de ser entronizado como el nuevo gobernante mundial en dicho lugar (recordemos a su vez que el Mesías para la antigua tradición hebrea en la que la Masonería hunde sus raíces, era a su vez gobernante espiritual y político), bajo el pretexto de una nueva organización que permita la paz mundial, así quedaría completado el Nuevo Orden Mundial, el novus ordo seclorum que reza el billete actual de un dólar. A nivel simbólico, la “reconstrucción del Templo” representa la construcción de un Gobierno Mundial.

La simbología masónica puede encontrarse en la moneda de la Reserva Federal (el billete del dólar).

masoneria-piramide-dolar

masoneria-piramide-dolar2

Este diseño que aparece en el billete de 1 dólar no es otra cosa que el anverso y reverso del “Gran Sello de los EEUU”:

Annuit Cœptis” (“Aprueba lo que hemos iniciado”) y “Novus Ordo Seclorum” (“Nuevo Orden de los Siglos”), tienen su origen en textos del poeta romano Virgilio: “Annuit Cœptis” aparece en la Eneida, libro IX, línea 625, donde dice, “Iuppiter omnipotens, audacibus adnue cœptis”, que se traduce como “Júpiter Todopoderoso, favorece mis atrevidas acciones”.

El Ojo que Todo lo Ve de la Masonería se atribuye tanto al Gran Arquitecto del Universo como al Ojo de Horus o Udyat del ocultismo egipcio. La pirámide incluye 13 escalones para llegar a él. Representa el Orden, ubicándose en la cima de la pirámide del orden masónico. Ubicado dentro de un triángulo es el “Delta Luminoso” (por su semejanza con la letra griega delta Δ) y representa al “Gran Arquitecto del Universo”. En las logias masónicas, este símbolo suele ubicarse en la parte superior y central del ala oriente de la sala. Su ubicación en el oriente, refuerza su carácter solar y como portador de la Luz.

El hecho el Ojo de Horus sea el máximo símbolo de la deidad de la Masonería ha llevado a muchos a sostener la tesis de la continuidad histórica de la Kabbalah hebrea (el verdadero pensamiento filosófico-espiritual detrás de la Masonería y su antecesora, la Orden Rosacruz) con el ocultismo del Antiguo Egipcio, de donde, de acuerdo al Éxodo bíblico, escapó el pueblo de Israel y donde no solo era una comunidad esclava, sino también sus élites se habían unido con las élites egipcias, al punto de ser, según algunos historiadores, el propio Moisés un noble de la corte del faraón monoteísta Akhenaton del siglo XIV a.C. Manetón, cronista y sacerdote egipcio helenizado del siglo III a. C., nombra a Moisés en su obra sobre la historia de Egipto (Aigyptiaca), la cual se conserva en citas de autores judíos y cristianos. Manetón sostiene allí que Moisés no era judío, sino un sacerdote egipcio de nombre Osarsif. 

El hecho no es menor si se considera que la casta sacerdotal en el Antiguo Egipto era la verdadera depositaria del poder real, al ser la propietaria de las 2/3 partes de las tierras de cultivo.


Horus era una de las principales deidades solares para los Egipcios. Por eso recibía los epítetos de Harmajis, “Horus en el horizonte”, sol naciente. Horjentijet, “Sol de la mañana”. Haractes, “Horus en el horizonte”, fusionado con Ra como Ra-Haractes, sol del mediodía. Harpra, “Horus, el Sol”. También Horus estaba asociado con Hor up shet, Júpiter y Hor p ka,

Era de hecho adorado por los antiguos griegos quienes lo incorporaron como Apolo Febo. De hecho Apolo pasa a ser adorado en la época helenística como Helios, dios del sol y la Luz. Entre los animales consagrados a Apolo estaban los grifos (mezcla de águila y león), también profusos en la simbología masónica.

Para algunos historiadores, Apolo procede de la divinidad hurrita e hitita Aplu, del acadio Aplu Enlil, que significa ‘el hijo de Enlil’, un título que se aplicaba al dios Nergal, a su vez relacionado con Shamash, el dios babilónico del sol.

El historiador Martín Bernal (Black Athena: the Afroasiatic roots of classical civilization) presenta la hipótesis de que Apolo deriva de Horus, dios del cielo egipcio, a través de adaptaciones fonéticas intermedios en Fenicia. Heródoto decía que Apolo y Horus eran el mismo dios.

Para el filósofo neoplatónico Plotino, el nombre Apolo significa la negación de la pluralidad: “no muchos”, y sostenía que para los pitagóricos significaba el Uno. Plutarco afirmaba que los pitagóricos asociaban nombres divinos a los números, y que la mónada era identificada con Apolo. Detalle no menor ya que esta adoración de la deidad como Unidad absoluta del todo es otra de las enseñanzas provenientes de la Kabbalah, bajo el concepto de En-Sof, el “sin-límites” o la “luz infinita”.

masoneria-cupula004
Apolo Helios en la cúpula de la Gran Logia Unida de Inglaterra, junto al Ojo de Horus y la estrella de 5 puntas de Lucifer/Baphomet


Apolo Helios en la cúpula de la sede del HSBC de Shangai, rodeado de los 12 signos zodiacales

Apolo Helios aparece en la cúpula de la Gran Logia Unida de Inglaterra y en el domo del HSBC de Shangai, revelando nuevamente un culto solar, en el que se reverencia la “Luz”:

La imagen de Apolo Helios también aparece combinado con la diosa romana Libertas en la Estatua de la Libertad:

La famosa Estatua de la Libertad, no es otra cosa que otra deidad del culto masónico. Promocionada en infinitas películas de Hollywood, la “Estatua de la Libertad que lleva Luz al mundo” (tal su nombre completo), es la diosa Libertas, una variante romana de la babilónica Ishtar (diosa de la guerra), también relacionada con Venus, el Lucero, Héspero, el “Portador de la Luz” o Lucifer.

De acuerdo a Wikipedia, en su artículo sobre el luciferismo y la masonería:
“La masonería, sociedad secreta fundada en 1717, incluye la tradición luciferina en los altos grados del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, también en el Rito Egipcio de Memphis y Mizraim. Según algunos maestros masones, la masonería enseña que Lucifer, al cual alegorizan como intelecto (también llamado Samael y Baphomet), fecundó a Eva dando lugar a los cainitas, de los cuales descendió una larga estirpe que llega hasta Hiram Abif, protagonista de su leyenda de muerte y renacimiento más arraigada. Los cainitas, forjadores del hierro y de la piedra bruta, vendrían a representar a los intelectuales que transforman la humanidad y que dotan de libertad absoluta al hombre“. 

Sin embargo, la tradición cristiana sostiene: “Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como Ángel de Luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras”. (2 Corintios 11:14-15)

El constructor de la Estatua de la Libertad, Frederic Auguste Bartholdi fue un francés masón miembro de la Logia Alsace-Lorraine de París. Y gran parte del dinero para la realización de la obra fue aportado por el Gran Oriente de Francia.

En la base de la Estatua de la Libertad figura la siguiente placa de la Masonería:

Aparece también su imagen en el Gran Sello de Francia (con la expresión masónica que se convirtió en leit motiv de la Revolución Francesa, “Libertad, Igualdad, Fraternidad”. En 1793, durante la revolución, la Catedral de Notre Dame de París fue convertida en el “Templo de la Razón” y durante un tiempo, la Diosa Libertad reemplazó a la Virgen María en varios de sus altares.

El Rockefeller Center es famoso por la estatua de Prometeo quien lleva en su mano derecha la antorcha de fuego luminoso que le robó a Zeus. La historia de Prometeo ha inspirado a muchos autores a lo largo de la historia para referirse a la osadía de los hombres de hacer o poseer las cosas divinas:

En la imagen puede verse a Prometeo rodeado de los 12 signos zodiacales con la frase atrás que dice: “Prometeo, maestro en todas las artes, trajo el fuego que ha supuesto para los mortales un medio para fines poderosos”. Sería bueno saber cuáles son esos “fines poderosos” que persigue Rockefeller.

La misma antorcha de Prometeo se encuentra en la Estatua de la Libertad que “lleva la Luz al mundo”:


Imagen clásica de Prometeo

La ocultista Alice Bailey, una de las fundadoras intelectuales de la New Age o Nueva Era y fundadora también de Lucis Trust (organización que originalmente en 1920 se llamó “Lucifer Publishing Company” y sus sedes coinciden con las del poder financiero: Londres, Nueva York y Ginebra), expone en su libro “La Exteriorización de la Jerarquía” su doctrina esotérica justificadora y celebratoria de las 2 bombas atómicas arrojadas por el imperio anglonorteamericano sobre Japón:

«En este momento abordaré el más grande acontecimiento espiritual que ha tenido lugar desde que apareció el cuarto reino de la naturaleza (o sea el reino humano). Y con este evento me refiero a la liberación de la energía atómica, tal como ha sido relatada en los diarios de esta semana (6 de agosto de 1945) y la cual se encuentra relacionada con el bombardeo hacia Japón.

Hace algunos años atrás les dije que la Nueva Era sería anunciada por los científicos del mundo y que la inauguración del Reino de Dios comenzaría en la Tierra mediante una exitosa investigación científica.

Esto se cumplió con este primer paso en la liberación de la energía del átomo, justificando así mi profecía de lo importante que es este año (de 1945) para nuestro Señor.

Esta destrucción y la consiguiente liberación de sus aprisionadas almas es un evento necesario, lo que justifica el empleo de la bomba atómica sobre la población japonesa».
(Sección tres – Las fuerzas detrás del progreso evolutivo de la raza, p. 491 y 495-496)

« Esa bomba atómica (aunque fue usada sólo dos veces destructivamente) terminó la resistencia de los poderes del mal porque su potencia es predominantemente etérica.

Su utilización es doble en estos tiempos:

A. Primero como precursor de esa liberación de energía que cambiará el modo de vida humano e inaugurará la Nueva Era en la que no tendremos más civilizaciones (y sus culturas emergentes), sino una cultura mundial y una civilización emergente, demostrando así la verdadera síntesis que subyace a la humanidad.

La bomba atómica surgió del Ashram del primer rayo, trabajando en conjunto con un grupo del quinto rayo, y desde un punto de vista de largo alcance, su intención fue y es puramente benéfica.

B. Y segundo como instrumento en manos de las Naciones Unidas para hacer mantener la paz entre los países y así dar tiempo para que la enseñanza sobre la paz y el crecimiento de la buena voluntad entre en vigor».
(Sección cuatro – Etapas en la exteriorización de la jerarquía, p. 548)

De esta forma propone la muerte de cientos de miles de personas por los ataques atómicos de los EEUU como parte de la inauguración de una Nueva Era, con un Gobierno Mundial de las Naciones Unidas y una cultura mundial única, ya que no tendremos más civilizaciones ni culturas nacionales, sino un Nuevo Orden Mundial.

Lucis Trust tiene de hecho participación dentro de las Naciones Unidas. Dice en su sitio oficial: “Lucis Trust tiene estatus consultivo ante el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC) y Buena Voluntad Mundial está reconocida por el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas como una Organización No Gubernamental (ONG). Desde su fundación Lucis Trust y Buena Voluntad Mundial han dado su apoyo a través de la meditación, materiales educativos y seminarios, destacando la importancia de los objetivos y actividades de la ONU, ya que representan la voz de los pueblos y las naciones del mundo”.

En algunas de sus publicaciones actuales, dentro del marco de la ONU, Lucis Trust se queja del “Brexit como ejemplo de una agenda nacionalista que podría detener el progreso hacia los objetivos globales.

Sobre el nombre originario de la organización, el sitio oficial explica: “En mayo de 1922 Alice y Foster Bailey fundaron una empresa editorial, inicialmente llamada Lucifer Publishing Company, en el estado de Nueva Jersey, Estados Unidos, para publicar el libro Iniciación Humana y Solar. El antiguo mito de Lucifer se refiere al ángel que trajo luz al mundo, y se asume que se puso ese nombre a la empresa editorial en honor a una revista que había sido editada unos años atrás por la fundadora de la Teosofía, H.P. Blavatsky. Pronto le resultó claro a los Bailey que algunos grupos cristianos tradicional y equivocadamente identificaban a Lucifer con Satanás, y por esta razón, en 1924 cambiaron el nombre de la compañía  por el de Lucis Publishing Company”.  

Y explican el por qué de su adoración a Lucifer: “Alice y Foster Bailey fueron estudiantes y enseñantes serios de Teosofía, una tradición espiritual que considera a Lucifer como uno de los Angeles solares, esos Seres avanzados de los que dice la Teosofía que descendieron (de ahí “la caida”), desde Venus a nuestro planeta hace eones para traer el principio de la mente al que entonces era el hombre-animal. En la perspectiva teosófica, el descenso de esos Angeles solares no fue una caída en el pecado o en la deshonra sino más bien un acto de gran sacrificio, como sugiere el nombre de “Lucifer”, que significa portador de luz.

Explica el mito de Prometeo (el mismo que es homenajeado en el Rockefeller Center): “El secreto de los “ángeles caídos” es en esencia el misterio que subyace al mismo Plan de la evolución ya que la voluntad de los ángeles solares de “caer”, de sacrificarse a sí mismos con el objetivo de traer la luz del principio mental a lo que en aquel entonces fuera el hombre animal. Este acto de sacrificio en los albores de la historia humana es un hilo que se encuentra entretejido en todas las grandes escrituras y mitologías del mundo, incluyendo el mito de Prometeo que robó el fuego (la mente) para los hombres”.

Saturno, es otra de las deidades masónicas traídas de la Antigüedad. Saturno era adorado por los cartagineses como Baal, a quien sacrificaban niños recién nacidos.

Siguiendo con la simbología masónico-cabalística, el anverso del Gran Sello de los EEUU incluye al Águila Imperial que tiene 13 flechas en su garra izquierda, 13 frutos de olivo y 13 hojas en su garra derecha y 13 estrellas por sobre su cabeza conformando una estrella de 6 puntas.  13 rayas verticales. “E Pluribus Unum” también es una frase de 13 letras.

También simbología masónica forma parte del Sello de la IAO (Information Awareness Office) de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa, agencia militar los EEUU que viene participando en Bilderberg, conocida como DARPA:

El Comité Directivo de Bilderberg está compuesto por 33 miembros, número masónico por excelencia (los 33 grados masónicos del Rito Escocés, el número en que dividen distintas circunscripciones, etc).

Las Naciones Unidas y el Gobierno Mundial

El rol de los Rockefeller en la consecución de un Gobierno Mundial ha sido muy importante. Ellos financiaron al Council on Foreign Relations y luego fundaron sus principales emanaciones globales: el Club Bilderberg y la Comisión Trilateral. Promovieron la gestación de las Naciones Unidas y hasta donaron las tierras en Nueva York donde se emplaza el edificio de dicha institución.

La sede de las Naciones Unidas fue construida tras la Segunda Guerra Mundial, entre 1948 y 1952, ocupando un terreno al lado del East River, de unas 7 hectáreas. Nelson Rockefeller intermedió en esta compra, luego de que se rechazara una oferta para ubicarse en la finca de la familia Rockefeller, Kykuit, por estar alejada de Manhattan. El precio, de $8.5 millones de dólares (hoy unos $76 millones de la misma moneda) fue financiado por su padre, John D. Rockefeller junior, quien los donó. La familia Rockefeller poseía los apartamentos Tudor City  que bordeaban la propiedad, que era un antiguo matadero. Wallace Harrison, asesor de arquitectura personal de la familia Rockefeller, y cuñado de una hija Rockefeller, fue el Director de Planificación de la sede de las Naciones Unidas. Su firma, Harrison y Abramovtiz, supervisó la ejecución del diseño.

El eugenista Julian Huxley, hermano del escritor de la novela distópica “Un Mundo Feliz” (Aldous Huxley), caballero británico en 1958, y fundador del World Wildlife Fund (junto al príncipe Bernardo, fundador de Bilderberg), fue el primer director de la UNESCO en 1946, la organización de las Naciones Unidas para la Educación, la ciencia y la cultura. En 1957, Huxley inventó el término «transhumanismo» por el que consideraba que los seres humanos debían mejorarse a través de la ciencia, la tecnología y la eugenesia. Al día de hoy, el transhumanismo es el proyecto antropológico de la élite para el Gobierno Mundial. Cuando al ser humano se le ha quitado su identidad religiosa, su identidad histórica, su identidad cultural y hasta su identidad sexual, al negar su basamento biológico, ya poco y nada queda de él, más que sus autopercepciones y una psiquis individualista fácilmente manipulada por el sistema. Así deshumanizado, expuesto a legislaciones antinatalistas como el aborto y la promoción incesante de relaciones humanas no reproductivas (LGBT), el ser humano ya no será más que una carne a ser manipulada e integrada por la máquina, cuando directamente descartada.

La Reserva Federal

El banco central (privado) encargado de la emisión de los dólares, hoy divisa internacional, casi una moneda mundial, conocido como la Reserva Federal, fue creada en 1913, en base a un proyecto de 1910 del senador masón, Nelson Aldrich, fuertemente vinculado a la familia Rockefeller (abuelo de Nelson Rockefeller, por vía materna), y amigo tanto de los banqueros Paul Warburg y J. P. Morgan.

La dinastía Rockefeller también es parte de la Masonería

Es usual distinguir en los cementerios las tumbas de personas que han sido miembros de la Masonería por el simbolismo (la escuadra y el compás, formas egipcias, etc.) La tumba del fundador de la dinastía Rockefeller, John Davison Rockefeller (1839-1937) consiste en un obelisco, otro típico símbolo esotérico masónico (tomado de la religión egipcia):

rockefellergrave

También se sabe que las tierras del templo masónico en Forest Hills, Ohio, fueron donadas por John D. Rockefeller Jr. en 1924 (quien también donó 2 millones de dólares en 1924 para la construcción del Museo Rockefeller en Jerusalem, participando del Movimiento Sionista 44 años antes de que se instaure el Estado de Israel).

johnd-rockefeller
John D. Rockefeller

Los Rockefeller y la Orden Illuminati de Adam Weishaupt

Los Rockefeller tienen de hecho su propia logia, la Gran Logia Rockefeller, en el rascacielos Tishman de Nuevo York, a la que solo se permite el acceso a masones de altísimo grado. De acuerdo al ex masón, Gabriel López de Rojas, la Gran Logia Rockefeller es heredera, junto con Skull and Bones, de la Orden Illuminati, fundada por Adam Weishaupt el 1 de mayo de 1776.

Adam Weishaupt aparece mencionado en una curiosa cita de 1920 de quien fuera primer ministro británico, Winston Churchill, haciendo alusión al enfrentamiento dentro de las élites judías entre sionistas y socialistas (‘Zionism versus Bolshevism’ in the Illustrated Sunday Herald, February 1920, citado por The Guardian del 28 de noviembre de 2002, “The Churchill you didn’t know”): “Este movimiento entre los judíos no es nuevo. Desde los días de Spartacus-Weishaupt hasta los de Karl Marx, y hasta Trotsky (Rusia), Bela Kun (Hungría), Rosa Luxembourg (Alemania) y Emma Goldman (Estados Unidos) … esta conspiración mundial para el derrocamiento de La civilización y para la reconstitución de la sociedad sobre la base del desarrollo detenido, de la malevolencia envidiosa y de la igualdad imposible, ha ido creciendo constantemente. Ha sido la fuente principal de todo movimiento subversivo durante el siglo XIX; y ahora, por fin, esta banda de personalidades extraordinarias del inframundo de las grandes ciudades de Europa y América se han apoderado del pueblo ruso por el pelo de sus cabezas y se han convertido prácticamente en los maestros indiscutibles de ese enorme imperio”.

La logia luciferina de los Rockfeller incluso ostentaba en lo alto del rascacielos el número bíblico del Apocalipsis, 666, hasta que fue retirado en 1992:

Skull and Bones Society

La orden Skull and Bones, fundada por William H. Russell en 1832, sería la continuacion de la Orden Illuminati. Desde sus comienzos, la orden estuvo constituida por los WASP (White Anglo Saxon Protestant). Han sido miembros unas 2500 personas de la élite norteamerica. En 1856 se crea la Russell Trust Association como fundación para encubrir las actividades de la orden secreta. Algunos autores sostienen que fue financiada con dinero del tráfico de opio de la East India Company, de la que era directivo el fundador de la Universidad de Yale. Su núcleo no son más de 20 o 30 famiias de ascendencia puritana, entre ellas los Whitney, Adams, Stimson, Taft, Bundy, Allen, Pheps, a los que se agregaron los Harriman, Rockefeller, Payne y Davidson. Más tardíamente permitieron el acceso de dinastías judías ligadas al poder financiero, como los Warburg, Schiff, Guggenheim y Meyer, los que pudieron haber servido de enlace con los Rothschild de la City de Londres.

La calavera pertenecería al histórico líder Apache, Gerónimo.

 

Ambos candidatos a la presidencia norteamericana en 2004, John Kerry y George Bush, son miembros de Skull and Bones.

George W. Bush junto a miembros de la Masonería

La pertenencia de los Rockefeller a la Masonería no es algo que pueda extrañar ya que el mismo EEUU surge a partir de una rebelión de burgueses masones y gran parte de sus principales figuras políticas y presidentes fueron parte de esta institución internacional.

masonicpresidentseeuu georgewashingt-masonry
George Washington

En el caso de Benjamin Franklin, en 1730 fue iniciado en la Masonería. Se convirtió en Gran Maestro en 1734. El mismo año, editó y publicó el primer libro masónico en EEUU, una reimpresión de las Constituciones de los masones libres de James Anderson. Fue secretario de la logia de St. John en Filadelfia desde 1735 hasta 1738. Franklin siguió siendo francmasón por el resto de su vida.

 

Presidente norteamericano Harry Truman, retratado con sus atuendos masones por la artista oficial de la Casa Blanca bajo su administriación, Greta Kempton. Truman fue el responsable del holocausto nuclear de Hiroshima y Nagasaki. Ambas ciudades reunían la particularidad de tener la mayor cantidad de población católica de Japón. En Nagasaki el epicentro de la bomba fue a pocos cientos de metros de la Catedral de Nagasaki.

 




(la primera es una imagen ilustrativa tomada de una prueba nuclear hecha por EEUU, las demás son de la explosión de Nagasaki, antes y después, gran parte de las imágenes de muertos fueron prohibidas por los EEUU y nunca se difundieron)

En Hiroshima y Nagasaki murieron unas 250.000 personas, la mayoría casi en el instante, quemadas vivas. ¿No hay un Juicio de Ñuremberg para este Holocausto?

Cabe aclarar que ambas bombas fueron arrojadas en agosto de 1945 cuando la Guerra ya había terminado y solo faltaba la rendición formal de Japón.

El 9 de febrero de 1909, Harry Truman fue incluido en la Masonería mediante el Rito Escocés Antiguo y Aceptado en la logia de Belton, Misuri. En 1911 ayudó a establecer la Logia de Grandview, y sirvió como su primer Maestro Venerable. En 1940, Harry Truman fue elegido como el 97.º Gran Maestre de los Masones de Misuri. En 1945, fue nombrado 33.º Soberano y Gran Inspector General y un miembro honorario del consejo supremo en Washington D.C.. En 1959, fue galardonado con el premio de los 50 años, el único presidente de los Estados Unidos en llegar a ese aniversario.

Puede verse una lista de presidentes norteamericanos masones, acá.

La sede principal del Parlamento Europeo, en Estrasburgo, Francia, el edificio Louis Weiss, tiene en su arquitectura al Ojo Que Todo lo Ve:

Lingote de oro de 2g., conmemorativo de la Orden de los Illiminati de Baviera, incluyendo imagen de Baphomet:

En la tapa del libro del ocultista Eliphas Levi, publicado por “Ediciones Masónicas Argentina”, puede verse a Baphomet, el objeto de culto secreto de la Orden Templaria, según la acusación oficial del Vaticano.

Leemos en diariomasonico.com:

Lévi dibujó a Baphomet con cabeza de cabra, rasgos andróginos y símbolos iniciáticos, sentado sobre un cubo.

Entre los cuernos de la entidad dibujó un pentragrama y una antorcha. En su cuerpo añadió unos pechos femeninos y un falo con forma de vara de Hermes, un brazo masculino y otro femenino y una mano hacia arriba y otra mano hacia abajo, señalando una luna creciente y otra menguante. Cada brazo tenía una palabra en latín: solve y coagula.

Repasemos los símbolos citados desde la simbología. La piedra bruta simboliza al masón en estado bruto, el Aprendiz. El cubo de seis caras (cuadrados) simboliza al masón en estado elevado, el Compañero. El cuadrado, que se relaciona con el cubo, es el símbolo del mundo y de la naturaleza. En él encontramos el nombre de dios en hebreo, YHVH, los cuatro elementos, las cuatro estaciones. Tenemos, pues, a un Baphomet sentado sobre el mundo, el dios de la Creación.

La antorcha simboliza la Luz divina y es llevada por aquél que porta la Luz a la humanidad. Baphomet es, por tanto, según la simbología, el dios que porta la Luz. ¿No concuerda esta explicación con la condición de dios de la iniciación de Baphomet?

El pentagrama o estrella de cinco puntas ha sido utilizado desde los albores de la humanidad.

Los pitagóricos lo denominaban Pentalfa y algunos iniciados lo vinculan a Sirio. El primer dios que, tal vez, conoció la humanidad. Kenneth Grant, jefe de la OTO inglesa y último discípulo de Aleister Crowley, apuntaba que “para los egipcios Sirio fue expresado por el jeroglífico de los dientes y la serpiente, siendo ella la madre primordial que parió a los siete planetas conocidos como los determinadores del tiempo”.

También puede verse la simbología masónica en la Revolución Francesa, que comparte sus principios de Libertad-Igualdad-Fraternidad con la Masonería y significó el ascenso definitivo de la clase burguesa al poder (en primer lugar los grandes bancos), desplazando a la nobleza francesa católica e iniciando una era de dominación capitalista e ideas liberales. Es muy notorio cómo luego, en cada país gobernado por líderes masones, se instrumentó el libre comercio favoreciendo los intereses de Gran Bretaña y se desarmaron las estructuras de poder tradicional de la Iglesia Católica. Decir esto no implica defender la anterior estructura político-cultural de dominación establecida desde el Vaticano, claro está. Lo que se puede observar sí es cómo un grupo de poder sustituyó en la historia a otro.

Fuente: “Jesuitismo y Masonería”, del político y masón Matías Usero (1932) / Hadouken

Por eso, el papa Clemente XII, en la encíclica “In eminenti”, condenó fuertemente a la masonería. Más tarde, León XIII, en su encíclica “Humanum genus”, de 20 de abril de 1884, la calificó de “organización secreta, enemigo astuto y calculador, negadora de los principios fundamentales de la doctrina de la Iglesia”.

En el canon 2335 del Código de Derecho Canónico de 1917 se establecía que “los que dan su nombre a la secta masónica, o a otras asociaciones del mismo género, que maquinan contra la Iglesia o contra las potestades civiles legítimas, incurren ipso facto en excomunión simplemente reservada a la Sede Apostólica”.

El Código de Derecho Canónico promulgado por el Papa Juan Pablo II el 25 de enero de 1983, en su canon 1374, señala: Quien se inscribe en una asociación que maquina contra la Iglesia debe ser castigado con una pena justa; quien promueve o dirige esa asociación ha de ser castigado con entredicho”. El entonces cardenal Ratzinger se encargó de explicar que nada había cambiado en la consideración de la Masonería por parte de la Iglesia.

Este histórico enfrentamiento de siglos, está perfectamente explicado por el sacerdote argentino, Alfredo Sáenz:

De acuerdo a diversos analistas, como el investigador Daniel Estulin, “el Vaticano actualmente está también bajo control de la Masonería, de hecho Benedicto XVI, dejó de ser papa por miedo de ser asesinado por los masones. El cristianismo y la Masonería son absolutamente incompatibles, para los masones el triángulo con el ojo de Lucifer reemplaza a la Cruz”. A su criterio “La Masoneria rechazó todo lo que da sentido a la vida nacional de la sociedad. Se alejó de las tradiciones religiosas e intentó reemplazarlas con abstracciones cosmopolitas, esto lo vemos a nivel planetario”. “En el siglo XVIII los principales valores de la civilización occidental cristalizaron en un núcleo de ideales masónicos y derechos especiales para gobernar sobre la mayoría borrega, surgidos del cabalismo, convertirse en los pastores del ganado humano, el objetivo del plan salomónico de 3000 años como un proyecto global”, explica Estulin.

Sobre el enfrentamiento con el cristianismo: “En su esencia las logias masónicas sirvieron para encubrir las actividades aún más secretas de sectas de superioridad racial [cabalistas] profundamente conspirativas cuya activación a mediados del siglo XVIII estuvieron asociados a los banqueros Rothschild (…) El lado ritual tenían un núcleo sobre creación de condiciones de vida excepcionalmente buenas en detrimento de los extraños. Detrás de las fórmulas cabalísticas no había un movimiento para comprender el espíritu sino un movimiento dirigido a deleitarse de placeres terrenales y buscar beneficios para sí mismo a cualquier costo a expensas de otras personas. Las virtudes cristianas se descartaron de la manera más demostrativa”.

Con respecto a los valores de la Masonería, Estulin sostiene: “Por ejemplo, en 1936 en una de las logias del Gran Oriente de Francia se hizo un informe que preguntaba si era justo responder con el bien a la maldad y la respuesta sostiene es injusto, el mal debe ser respondido con el mal y para el masón el mal es todo lo contrario a sus intereses, entonces de ahí la lucha contra toda la humanidad. Es el principio de ojo por ojo diente por diente, multiplicado por el egoísmo de un ateísmo militante”.

Sobre sus grados más altos, el investigador explica: “Los grados más altos de iniciación cumplen funciones esencialmente políticas. Estas partes de la Masonería determinan la política de los Estados y del desarrollo mundial”.

Sobre la costumbre de sostener que los principales personajes de la historia habrían sido masónicos, Estulin explica: “Los masones atribuyen a sus filas personas que no tienen ninguna relación con la Masonería, para aumentar el prestigio de su organización, como Pedro el Grande o el mismo zar Nicolás II”.


Ceremonias luciferinas de la élite

En la inauguración del Túnel de San Gotardo, en Suiza, un túnel ferroviario bajo los Alpes que atraviesa el Macizo de San Gotardo en los Alpes Lepontinos y que tiene una longitud de 57,09 km y un total de 151,84 km de túneles y galerías, siendo el más largo y profundo del mundo ocurrió un hecho increíble a partir del cual se empezaron a suceder extraños acontecimientos. Para los que tienen fe católica (cristiana) y saben interpretar algunos símbolos, la inauguración de este túnel, ante altísimas autoridades europeas e internacionales, fue extremadamente extraño y parecía estar «festejando» el advenimiento de una «nueva era» post-cristiana.

El hecho que estuvieran allí las más altas autoridades europeas, gubernamentales y empresariales, pero ninguna autoridad eclesiástica de renombre, y se realizase una imitación de (o directamente una) «misa pagana» o «luciferina», con invocaciones al macho-cabrío (Baphomet), al Ojo de Horus, su madre progenitora Isis [no casualmente el Estado Islámico, que se adjudica las destrucciones de iglesias en Siria, Egipto e Indonesia, es denominado ISIS], Tres Escarabajos [la Trinidad luciferina], Ánimas, Gritos desgarradores, etc… es parte de la lucha abierta contra el imperio del catolicismo en el mundo occidental y una misa luciferina más propia del Nuevo Orden Mundial al que las élites nos quieren conducir, en la que los trabajadores quedan reducidos a meros esclavos cuya única libertad es la sexual.

El paso de San Gotardo es un paso de montaña situado a 2109 metros en Suiza, entre Andermatt (Uri) y Airolo (Tesino) en los Alpes Lepontinos. El paso no es nuevo, ya era conocido desde el Siglo XIII. pero implicaba vadear el río Reuss que crecía instantáneamente por los deshielos y se cobraba la vida de los transeúntes. La leyenda dice que un pastor suizo le pidió al Demonio que construyera un puente. Este se apareció y pidió ser el primero en cruzar. El montañés le regaló una cabra, y fue ésta la primera en cruzar. El Demonio se enfadó por esta afrenta, y desprendió una roca para lanzarla contra el puente y destruirlo, pero una anciana dibujó una cruz en la roca, de forma que el Diablo no pudo sostenerla. Esta roca fue movida del paso para hacer espacio al nuevo túnel de San Gotardo, en los hechos, una forma simbólica de darle espacio al Demonio nuevamente.

Aquí puede verse la representación pictórica de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, realizada en 1789 por Jean-Jacques-François Le Barbier, inscribiendo los derechos en las Tablas de la Ley de Moisés, con la Pirámide y el Ojo-que-todo-lo-ve por encima de todo y una serpiente que se muerde la cola, entre otros:

rev-francesa-declaracion-derechos-masoneria

A través de la Revolución Francesa, la Masonería logró expropiar, para fines de 1789, gran parte de las tierras que disponía la Iglesia Católica así como muchos de sus privilegios y poder, secularizando los registros civiles de nacimientos, casamientos y defunciones (algo similar harían en América Latina gobernantes masones como, por ejemplo, Bernardino Rivadavia, Mitre, Sarmiento, Avellaneda y Roca en Argentina). En 1790 se disolvieron todas las órdenes religiosas. Las catedrales fueron convertidas en “templos de la razón”. Cientos de sacerdotes y monjas fueron asesinados, treinta mil tuvieron que exiliarse y se prohibió y destruyó todo tipo de iconografía católica: estatuas, cruces, pinturas, cruces, etc. en lo que se llamó el proceso de descristianización de Francia. Para 1793 se dispuso un nuevo calendario con un día de descanso cada 10 días, por lo que los días no laborales pasaron a ser de 52 a 37 en el años. Las fuerzas armadas francesas avanzaron sobre Roma y capturaron al Papa Pío VI en 1796, quien terminó falleciendo en prisión en Valence, Francia, en 1799.

En 1793, Maximilien Robespierre instauró como religión de Estado el culto deísta masónico, conocido en Francia como el Culto al Ser Supremo.

Las víctimas del período conocido como el “Reino del Terror” (a partir de 1793) se cuentan entre 20.000 y 40.000 personas, de las cuales el 8% pertenecía a la aristocracia, el 6% al clero, el 14% a la “clase media” y el 70% trabajadores y campesinos acusados de “traición”, “deserción” y “rebelión”.

Se le atribuye al jacobino Pierre Joseph Cambon la frase: “la gran Revolución, golpeó a todo el mundo menos a los financieros”.

Los cambios introducidos por la Revolución Francesa fueron ampliamente beneficiosos para Gran Bretaña, como puede leerse en “Insubordinación y Desarrollo” de Marcelo Gullo:

Revolucionarios como Danton y Marat eran miembros de las logias masónicas:

Cuadro de Charles-Louis MÜLLER “La fête de la Raison dans Notre-Dame de Paris le 10 novembre 1793”. La “Diosa Razón” en Notre Dame, retratada como runa prostituta pisando un crucifijo cristiano:

La Revolución Francesa, lejos de tener un apoyo popular masivo, solo fue fuerte en “30 de 83 departamentos” como bien describe el teórico anarquista Pedro Kropotkin en su trabajo “La Gran Revolución”:

Ejemplo de esto fueron los levantamientos campesinos, como el de La Vendée, el que fue aplastado por el terror jacobino. Distintas citas históricas dan muestras de un verdadero genocidio contra la población civil. Dijo Michael Naumann, ex redactor del periódico Die Zeit: “El término francés “populicidio” se utilizó a veces antes de que se inventara el término “genocidio”. Fue inventado por Gracchus Babeuf en 1795 y describía el exterminio de 117.000 campesinos de Vandea. Este fértil sector al oeste de Francia en efecto, permaneció prácticamente deshabitado durante 25 años”, refrendando las explicaciones de historiadores como Reynald Secher y Peter McPhee.

En esta guerra contra el cristianismo que libró la revolución, el pueblo de La Vendée usó como estandarte imágenes de corte religioso, como el de la cruz sobre el corazón:

Una proclama de Francastel puesta en Angers, el 24 de diciembre de 1793, que declaraba: “La Vandea acabará despoblada, pero la República será vengada y estará tranquila… Hermanos, que el Terror no deje de estar a la orden del día y todo irá bien. Salud y fraternidad”. Una carta de Carrier, del 12 de diciembre de 1793, dirigida al general Haxo que le solicitaba víveres para la Vandea republicana: “Resulta sorprendente que la Vandea se atreva a solicitar subsidios, después de haber destrozado la patria con la guerra más sangrienta y cruel. Entra en mis proyectos, y son también las órdenes de la Convención Nacional,​ quitar todas las subsistencias, los cultivos, los pastos, todo en una palabra en esta maldita región, quemar todos los edificios, y exterminar a todos los habitantes… Oponte con todas tus fuerzas a que la Vandea tome o conserve un solo grano… En una palabra, no dejes nada en este país de proscripción”.

Se instauró así, a través del terror generalizado, un nuevo orden mundial, esta vez regido por el poder de los grandes bancos, en alianza con la nobleza inglesa y holandesa. 


Sionismo y Masonería

La Familia Rothschild es también uno de los principales miembros de la Masonería, así lo reconocen ellos mismos:

rothschildmasonry

Puede leerse en la página oficial de The Rothschild Archives:

“Los miembros de la familia Rothschild han estado involucrados con los francmasones, una organización fraternal cuyos miembros están preocupados por los valores morales y espirituales, el auto-mejoramiento, y ayudar a sus comunidades con esfuerzos caritativos”.

“Los Rothschild comenzaron a adquirir grandes propiedades en Buckinghamshire en la década de 1840. En 1836, la viuda de Nathan Mayer Rothschild, Hannah (1783-1850), compró algunos acres de tierra en Mentmore en Buckinghamshire para que sus hijos pudieran hacer ejercicio saludable fuera de la ciudad. En 1850 Mayer compró la mansión de Mentmore por £ 12,400 y encargó a Joseph Paxton y su yerno George Stokes para construirle una casa. En 1900, diferentes ramas y generaciones de la familia poseían miles de acres, por lo que el Valle de Aylesbury casi se convirtió en un enclave Rothschild, la propiedad más famosa de Waddesdon Manor, construida por el Barón Ferdinand de Rothschild (1839-1898)”.

Logia Ferdinand de Rothschild, No. 2420

“Esta logia masónica se estableció en Aylesbury en 1892. Fue consagrada en el “hotel de las cinco flechas”, Waddesdon el 30 de mayo de 1892. La fundación de la casa de campo trajo la masonería al distrito de Waddesdon. Su nombre, derivado del Baron Ferdinand, quien iba a ser el primer maestro, pero estaba en Francia en el momento de la consagración, y no pudo estar presente por motivos de enfermedad, pero posteriormente se instaló como segundo maestro en junio de 1893. La cuota de iniciación fue de siete guineas y la de unirse tres guineas”.

“El 11 de junio de 1892 ‘The Freemason’ informó que “la provincia de Buckinghamshire ha progresado constantemente desde su separación de Berkshire, y ahora está delante de su socio atrasado (…) un gran número de hermanos viajaron por ferrocarril de Londres a Aylesbury, donde se encontraron carruajes para llevarlos a Waddesdon, lo que resultó ser un viaje muy agradable de más de cinco millas, el clima es encantador. La logia fue abierta puntualmente a tiempo por el Hno. Rev. J. Studholme Brownrigg DPGM, y habiendo cantado un himno, se dirigió a los hermanos sobre el motivo de la reunión (…) los hermanos se retiraron a una espaciosa carpa que había sido erigida en el césped, y que estaba decorada con buen gusto con banderas, flores, etc.”.

Logia Concordia, No 2492

“La Logia Concordia fue consagrada en 1893, y se reunió en el Hotel Red Lion, Lee Common, Wendover, Buckinghamshire. La insignia de la Logia Concordia cuenta con el símbolo Rothschild de las cinco flechas. El nombre Concordia puede haber sido inspirado por el lema de la familia Rothschild, Concordia, Integritas, Industria, aunque concordia, que significa armonía, ha sido un nombre común para otras logias masónicas sin conexión con los Rothschilds”.

“Tanto la logia de Ferdinand de Rothschild y Concordia están todavía activas”.

KABBALAH Y MASONERÍA

Los preceptos esotéricos de la Masonería están a su vez basados en las doctrinas de la Kabbalah, estrechamente relacionada con el jasidismo. Tanto esta como la Masonería plantean el ideal luciferino de la divinización individual del ser humano. La Masonería nutre su antropología gnóstica en los conceptos de la Kabbalah.

El sionismo internacional, en su cúspide kabbalista, tiene igualmente su propia organización elitista dentro de la Masonería: la B’nai B’rith, con sede central en Washington y fundadora de la Anti Defamation League, con la que dicen perseguir el antisemitismo cuando en realidad persiguen a todo aquel que cuestione al sionismo y a las políticas del Estado de Israel.

 

Henry Kissinger, monje negro de las élites globales, además de alfil del Imperio Británico (en 1995 fue investido Caballero, “Knight Commander of the Most Honorable Order of St. Michael and St. George” por la Reina Isabel II) también ha sido mencionado por estudiosos como Daniel Estulin a la poderosa logia B’nai B’rith.

La Masonería y sus rituales se basan en la Kabbalah de origen hebreo-babilónica. El masón Albert Pike escribió: “Todas las asociaciones masónicas le deben a la Kabbalah sus secretos y sus símbolos” (Pike-Morals y Dogma, p. 744). También coincide con varios objetivos del movimiento cabalístico y sionista, como la reconstrucción del Tercer Templo de Salomón. La “espiritualidad” masónica, coincide en pleno con la “espiritualidad” cabalística. En ambos se propone la divinización del individuo y se ve a Lucifer como un ser digno de adoración, aunque en los primeros grados de enseñanza no se lo suela aceptar abiertamente.

Esta coincidencia conceptual y de objetivos lleva a muchos a pensar que la Masonería no es otra cosa que una fachada, utilizada por el poder financiero sionista-cabalista, a lo largo de los siglos para la destrucción, primero de la Cristiandad, durante los siglos XVI a XVIII y luego del Cristianismo, durante los siglos XIX, XX y XXI, conduciendo al mundo progresivamente hacia un Nuevo Orden Mundial, un Gobierno Planetario con una cultura globalizada y una nueva “espiritualidad”, de corte individualista, cabalista y luciferina.

José Ignacio Carmona Sánchez, intelectual masón toledano de origen hebreo explica la relación entre la Kabbalah y la Masonería al sitio web israelí Aurora: “Creo que hay una infiltración a la masonería a través de los métodos alegóricos empleados por los propios padres de la iglesia que se desprenden del esoterismo judío (Cabbalah). Entre aquellos Padres de la Iglesia que se destacan por sus vínculos con rabinos y eruditos judíos cabe destacar a Orígenes, Justino Mártir, Clemente de Alejandría, Eusebio, y sobre todo Jerónimo. A través de ellos la tradición hebrea fue penetrando lentamente en el Occidente cristiano siendo Beda el venerable quien a raíz de su libro De Templo Salomonis Liber, fundamentado en el Templo de Salomón y sus alegorías, influye en las corporaciones de constructores masones que tienen origen en los monasterios. Hay una íntima relación entre la Masonería, Arquitectura sagrada y la Kabbaláh (obtener, del verbo Lekabel en hebreo). Porque el mismo proceso masónico de progresión espiritual que se establece alegóricamente cuando hablamos en masonería de construir y trabajar la piedra poniendo en relación al hombre y al Templo, tiene su base en la mística judía”.

Y continúa explicando: “Detrás del inicio de la masonería están los sefarditas huidos de la península. En 1655 un rabino sefardí Menache Bein Israel eleva una petición para que se permita el asentamiento de judíos en Inglaterra y una pequeña congregación de sefarditas es reconocida de manera oficial por Carlos Estuardo en 1664. Los dos primeros judíos que reciben título nobiliario fueron sefarditas, Salomón de Medina y Moisés Montefiore. Montefiore era un masón activo y en su nombre se funda la logia Montefiore en 1864. También hay antecedentes de que llegaron sefarditas masones, y se investiga la llegada de 15 familias a New Port desde Holanda en 1658 trayendo consigo los tres primeros grados de la masonería, mucho antes de la Constitución oficial de la primera Gran Logia de Inglaterra”.


Joya bañada en oro y esmaltada al fuego a dos caras, con las letras hebreas YHWH. Representa el distintivo del “Muy Sabio Atarsatha” de los Altos Grados de varios ritos masónicos.



La lucha de poder, conceptual y de inteligencia
entre la Masonería, la Internacional Financiera y la Iglesia

Por Andrei Devyatov

Andrei Petrovich Devyatov es un destacado coronel de la inteligencia soviética y analista internacional. Estudió en el Instituto Militar de Lenguas Extranjeras, donde se graduó con honores. Siendo todavía estudiante, participó en hostilidades en el conflicto árabe-israelí, después de lo cual fue aceptado en el Departamento Central de Inteligencia (GRU). Andrei Devyatov ha estado en China tres veces bajo cobertura diplomática. Llevó a cabo actividades de reconocimiento en los campos de cohetes espaciales y nucleares. Se retiró con el rango de coronel del GRU del Ministerio de Defensa de la URSS.

Los orígenes de la Inteligencia en la era moderna

La inteligencia moderna nacio como servicio especial en el seno de la Iglesia de Roma en la Santa Sede en 1566 bajo el nombre de Unio Sancto – “Alianza Sagrada”. Nació como una estructura supranacional de una escala paneuropea para el apoyo militar de los “Guerreros de Jesús”, la Orden de los Jesuitas (establecida en 1540), en la guerra de la Iglesia Católica con un amplio movimiento social para la transformación religiosa bajo el nombre de Reforma. Era una “guerra de sentidos” a gran escala: los pilares ideológicos del feudalismo con la protesta disidente de la naciente burguesía. La “guerra de los sentidos” de la rígida jerarquía eclesiástica contra la red anti-iglesia de libre pensamiento de los protestantes, que fue acompañada por operaciones encubiertas, misteriosos asesinatos políticos y golpes de estado.

Al mismo tiempo, a fines del siglo XVI, en relación con el movimiento de rutas comerciales desde el Mediterráneo hasta el Océano Atlántico (con el descubrimiento del Nuevo Mundo en Europa y el fluir del “Oro de los Incas”), otro servicio especial supranacional apareció en Londres bajo la tapa de la corona británica, la “Inteligencia Militar – 6”. El MI-6 brindó apoyo militar a los intereses de Venecianos, Templarios y banqueros judíos que se reunieron en las islas y que posteriormente formaron la oligarquía financiera mundial, la llamada Internacional Financiera (Finintern).

Bajo la bandera ideológica de la Reforma, tuvieron lugar las revoluciones burguesas holandesas y británicas, que abrieron la era de la sociedad industrial del trabajo y el capital, la liberación de los dogmas de la conciencia religiosa, el apogeo de la ciencia, la tecnología y la producción en masa de bienes.

La Reforma marcó el inicio de la formación de la estructura supraestatal que se oponía al Vaticano: la Masonería, sociedad internacional secreta de constructores libres del Edén terrenal (el reino de la felicidad eterna, los derechos humanos, el amor universal y la armonía – Astrea, la antigua diosa de la justicia).

Bajo el lema “¡Libertad, igualdad y fraternidad!” se impuso el orden mundial masónico, entrando en la vida diaria de los estados nacionales a través de la captura de mentes y corazones, al inculcar los principios de liberación de todos los espíritus de la Iglesia, la fe en la mente humana, la omnipotencia de la ciencia, el humanismo, la educación, etc. La Revolución, aplastó el Imperio. Impuso a los países y pueblos el sistema republicano de gobierno con la división del poder en legislativo, ejecutivo y judicial. Actuó como la madre espiritual de las ideas de cosmopolitismo, socialismo y comunismo, liberalismo y globalismo. Y de facto se convirtió en el padre fundador de los Estados Unidos, condujo a la idea de los Estados Unidos de Europa (ahora la Unión Europea), la Unión de Repúblicas Soviéticas del Mundo (idea que terminó fracasando). Finalmente, a la idea de un poder supranacional, universal, “tolerante” y unido del Gobierno Mundial detrás de escena.

Durante los últimos 400 años, la Iglesia católica, la congregación de sus numerosas órdenes espirituales, su inteligencia, informadores y misioneros de todo el mundo libraron una irreconciliable “guerra de sentidos y nervios” con un conglomerado de órdenes masónicas y sus redes secretas de ocurrencia.

En su parte manifiesta, la gestión de personas influyentes y agentes de la influencia de los masones en Europa se concentró en la orden “Priorato de Sión”; en los EE. UU. en la orden “Skull and Bones”; en el centro de la dirección de todo el mundo de la Masonería está la orden de los “B’nai B’rit” (Hijos de la Alianza), espiritualmente nutridos por los cabalistas de las comunidades de Jabad (de Jojma, Bina, Daat: sabiduría, inteligencia, conocimiento). La herramienta para gestionar el proyecto de apoderarse del futuro del Orden Masónico Mundial es el dinero mundial.

A fines del siglo XIX, la guerra secreta del Vaticano y la Masonería se intensificó. De hecho, fue una guerra de la antigua aristocracia europea de los propietarios de la tierra bajo el ala de la Madre Iglesia contra el nuevo capital financiero, comercial e industrial bajo la cobertura de las logias masónicas. Esta guerra se intensificó en la medida en que el Vaticano creó el servicio de contrainteligencia Sodalitium Pianum (Sociedad del Papa Pío X) para combatir el modernismo en 1909. Por supuesto, ya no era el servicio todopoderoso de los siglos XIII-XV, que incluía la búsqueda, el juicio y las represalias: la Santa Inquisición, que combatía las herejías con una cruz y una espada. Desde mediados del siglo XX, el Opus Dei (“La Obra de Dios”) se convirtió en el cerebro, la billetera, el escudo y la espada de su padre en la guerra contra la Masonería. La herramienta de gestión en el proyecto papal de capturar el futuro es la motivación moral para su éxito, donde el bien no es un fin en sí mismo, sino el resultado de servir a la verdad.

La Internacional Comunista jugó un papel especial en la “guerra de los sentidos y los nervios” de la era industrial con su intento de crear la Unión de Repúblicas Soviéticas de Europa y Asia, así como la inteligencia del partido supranacional al servicio de la Comintern. Y si la República Socialista Soviética Alemana de Ernst Telman, proclamada el 11 de diciembre de 1923, cayó rápidamente, la República Soviética China, encabezada por el Presidente de la República Mao Zedong, proclamada el 7 de noviembre de 1931, el día del 14 aniversario de la Revolución de Octubre en Rusia, no cayó. Y aquí es notable el papel de la inteligencia del partido, que como un departamento especial del Comité Central del PCCh se estableció en 1928. Telman no tenía su propia inteligencia de partido. Esto permitió a los comunistas chinos establecer en 1949 la República Popular China.

La Internacional Comunista y la Internacional Financiera son dos caras de la misma moneda, ya que desde los tiempos bíblicos, los Guardianes de la Alianza, tienen Dos Santuarios: la Ley de Moisés (con la voluntad de la Luz) y la de Mammon (con el control del oro del mundo). El tercero aquí es el borde sutil de la moneda, personificado por los detentadores de la “sabiduría babilónica”: los cabalistas.

En cuanto a los servicios especiales estatales de inteligencia militar y política y contrainteligencia, en los siglos XIX y XX se cultivaron cuidadosamente en estados nacionales bajo la influencia secreta de un nivel supranacional. Con una prohibición estricta de “mirar hacia arriba”, es decir, realizar un reconocimiento del supersistema: gestión supranacional de proyectos globales.

Hacia el final de la era del industrialismo, las empresas y los bancos desarrollaron organismos especiales no estatales que protegían los secretos comerciales de la inteligencia industrial, tecnológica y financiera de los competidores.

 


 

Poder Económico

La Masonería junto a la realeza británica controla recursos energéticos estratégicos como el petróleo.

A través de la mayoría accionaria de British Petroleum y Royal Dutch Shell, en alianza junto a la realeza de Holanda que, según especialistas, es la principal accionista de esta última.

shell

bp

A través de los Rockefeller, la Masonería controla Chevron y Exxon Mobil.

También muchos le asignan a la Corona Británica un rol importante en el control de la compañía BAE Systems, la segunda fabricante de armamento a nivel mundial.

Bilderberg023DuquedeEdimburgoReinaIsabel

Bilderberg024DuqueKent-mason
dukeofkent1
Duque de Kent

Bilderberg022ReinaIsabelIIdeInglaterra


Reina Isabel II de Inglaterra visitando las reservas de oro del Reino Unido.

granbretanaescudodearmas

Llama la atención la similitud entre su escudo de armas del Reino Unido de Gran Bretaña y el escudo de armas de la casa Rotshchild.


Jacob Rothschild y el Príncipe Carlos.

Lynn Forester de Rothschild, Príncipe Carlos y Christine Largard (FMI).

Evelyn de Rothschild y el Príncipe Carlos.

Trono de la Tower of London, oficialmente el Palacio Real de la Reina de Gran Bretaña.

El servicio de inteligencia exterior británico, el MI6, suele estar detrás de gran cantidad de fundaciones alrededor del mundo, siempre enmascarado en causas nobles como la defensa de los derechos humanos, la ecología, los derechos de las minorías sexuales, los derechos de las mujeres, etc. Actúa en conjunto con el Foreign Office y las embajadas británicas en cada país, mediante las cuales financia a periodistas y fundaciones.

mi6-secretservice

mi6-building

La Casa de Orange-Nassau que rige la Corona de Holanda comparte (además del parentesco sanguíneo) con la Casa de Windsor titular de la Corona de Gran Bretaña la propiedad de enormes corporaciones, entre ellas la gigante petrolera Shell, la gigante alimenticia Unilever y la aerolínea KLM (hoy fusionada con Air France, siendo así la mayor compañía aérea del mundo).

shell

El elitista diario argentino “La Nación”, explica en una nota del 2 de febrero de 2013: “la casa de Orange-Nassau es una verdadera empresa multinacional que tiene una multitud de inversiones en todos los sectores de la economía (…) La familia real, que incluye a la soberana y sus hijos, poseería también una importante cantidad de acciones en la petrolera anglo-holandesa Royal Dutch Shell (…) Lo más importante provendría de dinero invertido en acciones en Holanda, Nueva York, Londres y Ginebra”.

La Reina Beatriz de Holanda (hoy princesa, tras su abdicación) ha concurrido a prácticamente todas las reuniones Bilderberg en las últimas décadas.

El padre de Beatriz, el príncipe Bernardo de Lippe-Biesterfeld, fue uno de los fundadores en 1954 del Grupo Bilderberg, junto a David Rockefeller, precisamente en el Hotel Bilderberg de Holanda. También participó de la fundación del World Wild Fund for Nature (WWF).


INFLUENCIA DE LA MASONERÍA EN AMÉRICA LATINA

En América Latina la Masonería goza de enorme influencia, no solo en su pasado colaborando con la independencia de España (y favoreciendo a Gran Bretaña y Francia), sino también en la actualidad.

En la foto: Luis Almagro, Secretario General de la OEA, presidiendo encuentro de la Confederación Masónica Interamericana, abril de 2017.

El juez brasileño a cargo del Lava Jato, Sergio Moro.


Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.


Vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao

Ministro de Ciencia y Tecnología de Brasil, Marcos Pontes.

Presidente de Brasil, Michel Temer.

Tabaré Vázquez, presidente de Uruguay.

Michelle Bachelet, ex primera mandataria de Chile.


En la foto puede verse a los políticos argentinos: Lopez Murphy, Silvana Giudice, Javier Castrilli y Jorge Telerman disertando en el Gran Templo Masónico del Palacio Cangallo.


Sergio Bergman con el símbolo del compás y la escuadra


Margarita Stolbizer disertando en la Logia


Patricia Bullrich y Norma Morandini en la misma sede de la Masonería

La “Rama Femenina” de la Masonería:


Charla sobre aborto en la Gran Logia con la Dra. en filosofía, Diana Maffia, Directora del Observatorio de Género en la Justicia del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires.


Dora Barrancos. Socióloga, investigadora del Conicet, feminista, fue titular de cátedra de Historia Social Latinoamericana, en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires.​ Coordinó la maestría en Estudios Sociales y Culturales, en la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de La Pampa.


Mabel Bianco de FEIM, la ONG que impulsa volver a redactar la Constitución Nacional en “Lenguaje Inclusivo”. Mientras diserta la observa Diana Maffia, con atuendos masónicos.


María José Lubertino. Ex presidenta del INADI. Constituyente, ex diputada y ex Legisladora CABA.


Detalle del Gran Templo de la Masonería Argentina


El Poder Real