Cap. VII: Fundaciones internacionales: Soros, Rockefeller, Ford. El rol de Kissinger

CAPÍTULO 7: Fundaciones internacionales: Soros, Rockefeller, Ford, el control de la natalidad para asegurar recursos a las potencias centrales. La pata “izquierda” del poder financiero

El poder real se ejerce no solo a través de la derecha militarista sino también a través del llamado “soft power” o “poder suave”, y dentro de éste el poder cultural. Para este tipo de dominación ha resultado muy útil gran parte de la llamada “izquierda” liberal. Este “poder suave” se ha venido instrumentando mediante el apoyo activo, sistemático y sostenido durante por los menos las últimas cuatro décadas de fundaciones internacionales como Open Society Foundations (de George Soros), Ford Foundation,  Gates Foundation, Kellogg Foundation, Hewlett Foundation, Rockefeller Foundation, junto a los gobiernos de Gran Bretaña, Holanda, EEUU y Noruega, que financian a miles de organizaciones sociales y otras fundaciones, publicaciones, autores y hasta pequeñas ONG’s de supuesta izquierda. A las políticas de destrucción de empleos, hambre y exclusión del neoliberalismo (económicamente de derecha) se le suma la sutil acción cultural “por izquierda” (hegemónica en los medios de comunicación y ámbitos académicos), que desarma los lazos sociales que conforman toda comunidad, atacándola en una de sus bases de sustentación existencial: su reproducción.

Veamos algunas de las principales fundaciones globales que promueven esta agenda de dominación cultural:

soros-open-society-foundation-color ford-foundation

rockefeller-foundation-1

william_flora_hewlett_foundation

 

A través de estas instituciones, reclamos auténticos, necesarios y nobles, como pueden ser las luchas contra violaciones a los DDHH, la protección del medio ambiente, libertades civiles, derechos de las mujeres, derechos de minorías étnicas y sexuales discriminadas, etc. son desvirtuados y redirigidos, redireccionados, hacia fines cuyos objetivos últimos quedan ocultos detrás de esta maraña de entidades civiles financiadas por estas fundaciones.

Curiosa revolución pretenden muchas de estas organizaciones, haciéndola de la mano, alentadas y promovidas durante las últimas cuatro décadas por la cúspide del poder capitalista que dicen enfrentar.

De esta forma, por ejemplo, George Soros, a través de la Open Society Foundations, promueve en todo el mundo la legalización irrestricta del aborto, un reclamo de Henry Kissinger junto a otras medidas para frenar el crecimiento poblacional (con su consiguiente consumo de recursos en el Tercer Mundo, recursos estratégicos para las potencias centrales), incentiva la libre comercialización de drogas (financiando revistas, música, proyectos legislativos, etc.) en lo que podría ser tanto un enorme negocio futuro, no el autocultivo, sino la producción industrial de marihuana y otras drogas a gran escala (Soros fue accionista de Monsanto de 2009 a 2012, lo que disparó teorías que especulaban incluso con una posible marihuana transgénica) y otra forma más de profundizar la despolitización de los jóvenes y/o redireccionar la rebeldía hacia contradicciones políticas secundarias que no afectan al poder real. La juventud fue identificada como un potencial peligro para las élites luego de la creciente participación política evidenciada a partir de la década de 1960. Se sabe por distintos estudios, que el tetrahidrocannabinol (THC) además de provocar pérdida de memoria“disminuye la motivación, reduce los niveles de dopamina en nuestro cerebro, un neurotransmisor que juega un papel clave en el aprendizaje, el movimiento, la motivación, las emociones y la recompensa. Los bajos niveles de dopamina están asociados con cambios de humor,  fatiga y depresión”.

Bajo la excusa de defender los derechos de las mujeres (una finalidad más que justa y necesaria en medio de una sociedad desigual como en la que vivimos), estas fundaciones internacionales promueven planes de disminución de la natalidad mediante prácticas abortivas y culturales. El abortismo es vendido por estas multinacionales como un “derecho a decidir sobre mi cuerpo”, como una libertad individual más, lo que constituye una falacia, ya que más allá de las concepciones filosóficas o espirituales que cada uno tenga, desde cualquier estudio biológico puede corroborarse que el feto que se elimina con un aborto es una entidad viviente dependiente pero autónoma del cuerpo de la madre del cual se nutre. El objetivo detrás de la promoción del abortismo, por parte de estas ONGs internacionales, no es otro que el de controlar la tasa de natalidad, requisito necesario, como ha expresado Henry Kissinger para asegurar en las próximas décadas el acceso para las grandes potencias  de los recursos estratégicos mundiales que no deben ser consumidos por el exceso de población.

Estos objetivos fueron planteados con mucha claridad en el Informe Rockefeller de 1972 y especialmente el Informe Kissinger de 1974, que transcribimos parcialmente aquí abajo.

Memorando de Estudio de Seguridad Nacional 200:
“Implicancias del Crecimiento de la Población Mundial para la Seguridad de EE.UU. e intereses de ultramar”
(National Security Study Memorandum 200: Implications of Worldwide Population Growth for U.S. Security and Overseas Interests), NSSM200.

Fue adoptado como política oficial de EE.UU. por el presidente Gerald Ford en noviembre de 1975. Fue originalmente clasificado, pero más tarde se desclasificó y fue obtenido por investigadores en 1989:

“Donde sea que una disminución de las presiones poblacionales por medio de menores tasas de natalidad puede incrementar las perspectivas de estabilidad, la política poblacional se convierte en relevante para el suministro de recursos y para los intereses económicos de los EE.UU.”.
-Informe Kissinger, 1974, NSSM. 200

“El rápido crecimiento poblacional afecta negativamente todos los aspectos del progreso social y económico de los países en desarrollo (…) esto lleva a preguntar cuánto más fácil serían los desembolsos para combatir la natalidad, que los destinados a incrementar la producción por medio de inversiones directas en irrigación, o proyectos para generar energía construir fábricas”.
-Informe Kissinger, 1974, NSSM. 200, Cap IV

“Se cree que serán necesarios algo más que servicios de planificación familiar para motivar a las parejas a querer familias pequeñas. Este factor lleva a la necesidad de programas a gran escala de información, educación y persuasión dirigida a disminuir la fertilidad”.
-Informe Kissinger, 1974, NSSM. 200

“La economía EE.UU. requerirá abundante y crecientes minerales extranjeros, especialmente de países menos desarrollados. Este hecho da mayor interés a EE.UU. en la estabilidad política, económica y social de los países proveedores. Dondequiera que una disminución de las presiones poblacionales, a través de la reducción de la tasa de natalidad, puede aumentar las posibilidades de dicha estabilidad, la política demográfica se hace relevante para los suministros de recursos y para los intereses económicos de los Estados Unidos. . . . La ubicación de reservas conocidas de minerales de grado superior favorece la creciente dependencia de todas las regiones industrializadas en las importaciones procedentes de los países menos desarrollados”.
-Informe Kissinger, 1974, NSSM. 200, Cap III

“Algunos hechos sobre el aborto deben ser tenidos en cuenta:
ningún país ha reducido su crecimiento poblacional sin recurrir al aborto.”

-Informe Kissinger, 1974, NSSM. 200, Parte II, Sección IV

“Ya sea a través de la acción del gobierno, los conflictos laborales, sabotaje, o disturbios civiles, el flujo continuo de materiales necesarios se verá en peligro. Aunque la presión poblacional no es el único factor involucrado, este tipo de frustraciones son mucho menos probables en condiciones de crecimiento demográfico lento o nulo”.
-Informe Kissinger, 1974, NSSM. 200, Cap III

“Las poblaciones con una alta proporción de crecimiento. Los jóvenes, que se encuentran en proporciones mucho más altas en muchos países menos desarrollados, es probable que sea más volátil, inestable y propenso a los extremos, la alienación y la violencia que una población de mayor edad. “Estos jóvenes pueden ser persuadidos más fácilmente para atacar a instituciones legales del gobierno, o bienes inmuebles del ‘establishment’, ‘imperialistas, corporaciones multinacionales, u otras frecuentes influencias extranjeras culpadas por sus problemas”.
-Informe Kissinger, 1974, NSSM. 200, Cap V

REPORTE DE LA COMISIÓN ROCKEFELLER (1972):

“Desde el punto de vista ambiental y de los recursos, no hay ventajas de un mayor crecimiento de la población más allá del nivel al que ya nos ha comprometido nuestro rápido crecimiento. De hecho, estaríamos mucho mejor en los próximos 30 a 50 años si hubiera una pronta reducción de nuestra tasa de crecimiento de la población. Esto es especialmente cierto con respecto a problemas de agua, tierras agrícolas y recreación al aire libre.
(…)
Con un crecimiento continuo, nos comprometemos a un conjunto particular de problemas: un agotamiento más rápido de los recursos nacionales e internacionales, mayores presiones sobre el medio ambiente, una mayor dependencia del rápido desarrollo tecnológico para resolver estos problemas y una sociedad más artificial y reglamentada. Mientras el crecimiento de la población continúe, estos problemas crecerán y lentamente, pero irreversiblemente, forzarán cambios en nuestra forma de vida. Y hay más riesgos: un número cada vez mayor nos presiona para adoptar nuevas tecnologías antes de que sepamos lo que estamos haciendo. Cuanto más de nosotros hay, mayor es la tentación de introducir soluciones antes de conocer sus efectos secundarios. Con el crecimiento demográfico más lento que conduce a una población estabilizada, ganamos tiempo para diseñar soluciones, recursos para implementarlos y mayor libertad de elección para decidir cómo queremos vivir en el futuro.
(…)
El futuro americano no puede aislarse de lo que está sucediendo en el resto del mundo. En la actualidad hay serios problemas en la distribución de recursos, ingresos y riqueza entre los países. El crecimiento de la población mundial va a empeorar estos problemas antes de mejorar. Estados Unidos necesita emprender esfuerzos mucho mayores para entender estos problemas y desarrollar políticas internacionales para tratarlos.
(…)
En nuestra investigación, examinamos la demanda de 19 minerales no combustibles: cromo, hierro, níquel, potasio, cobalto, vanadio, magnesio, fósforo, nitrógeno manganeso, molibdeno, tungsteno, aluminio, cobre, plomo, zinc, estaño, titanio y azufre.
(…)
El consumo de recursos aumentará más lentamente si la población crece más lentamente. Nuestras estimaciones indican que la cantidad de minerales consumidos en el año 2000 sería un promedio de nueve por ciento menor bajo la proyección de 2 hijos por pareja que bajo la proyección de población de 3 hijos. La diferencia en el consumo anual sería de 17 por ciento en el año 2020, y crecería rápidamente a partir de entonces.
(…)
El aumento de nuestras necesidades energéticas será inmenso bajo cualquier proyección, aunque no tan grande bajo la proyección de población de 2 niños como en la proyección de 3 hijos. La diferencia relativa en las demandas de energía bajo las diferentes proyecciones de población es aproximadamente la misma que para los minerales, y se vuelve muy grande después de que la población con la menor tasa de crecimiento se estabilice.
(…)
El resultado es que dentro de 50 años la población resultante del
 promedio de 3 hijos podría verse obligado a pagar los precios de los alimentos agrícolas unos 40 a 50 por ciento más de lo que sería de otra manera. Las necesidades de la población con la menor tasa de crecimiento podrían satisfacerse prácticamente sin aumento de precios.
La mayor población podría evitar el aumento de los precios al pasar del consumo de ganado animal a hortalizas y carnes sintéticas. Tal vez pasaría a un sistema cerrado de agricultura-alimentos industriales”.
-Reporte de la Comisión Rockefeller, 1972, Capítulo 5
http://www.population-security.org/rockefeller/005_resources_and_the_environment.htm

“La Comisión considera que las diversas prohibiciones contra el aborto en los Estados Unidos constituyen obstáculos para el ejercicio de la libertad individual: la libertad de las mujeres para tomar decisiones morales difíciles basadas en sus valores personales, la libertad de las mujeres para controlar su propia fecundidad y, finalmente, la libertad de las cargas de la maternidad no deseada. Los estatutos restrictivos también violan la justicia social, pues cuando el aborto está prohibido, las mujeres recurren a abortos ilegales para prevenir los nacimientos no deseados. Los abortos médicamente seguros siempre han estado disponibles para los ricos, para aquellos que podrían pagar los altos costos de los médicos y los viajes al extranjero; pero la mujer pobre se ha visto obligada a arriesgar su vida y su salud con remedios populares y practicantes deshonestos.
(…)
Al revisar la cuestión del aborto, una preocupación central ha sido la evaluación del impacto demográfico del aborto. Apreciamos la importancia histórica de hacer recomendaciones sobre el aborto en un contexto demográfico.
(…)
La mayoría de la Comisión cree que las mujeres deben ser libres para determinar su propia fecundidad, que la cuestión del aborto debe dejarse en la conciencia de la persona afectada, en consulta con su médico, y que los estados deben ser alentados a promulgar estatutos afirmativos creando un marco claro y positivo para la práctica del aborto a petición.
(…)
La Comisión recomienda: Que los gobiernos federal, estatal y local pongan fondos disponibles para apoyar los servicios de aborto en estados con leyes liberalizadas. Que el aborto se incluya específicamente en beneficios integrales del seguro de salud, tanto públicos como privados”.
-Reporte de la Comisión Rockefeller, 1972, Capítulo 11
http://www.population-security.org/rockefeller/011_human_reproduction.htm

En el informe “Proyectos a largo plazo”, el periodista Gabriel Martín explica en detalle las implicancias del Memorandum 200 y relata también algunos ejemplos de su aplicación en América Latina:

“El caso de México sirve como caso testigo de la inversión estadounidense en las últimas décadas sobre planificación familiar en los LDCs: de forma directa o indirecta (por organismos oficiales o fundaciones) Estados Unidos financió por lo menos 64 planes de anticoncepción en México en los últimos once años, y más de la mitad de ellos eran auspiciados directamente por las fundaciones Ford, Rockefeller, MacArthur y Hewlett. Estados Unidos exige por ley, como condición para las ayudas al desarrollo, que los países receptores de ayuda internacional, tomen medidas para reducir el crecimiento demográfico (“Embarazo adolescente: El dramático incremento”, El Norte, Monterrey, México, 15/3/98.)”.

“En Perú también se han denunciado las campañas de esterilización en las que se emplean presiones, promesas de dinero o alimentos y engaños (“Perú, 250,000 mujeres esterilizadas con engaños”, El País, Madrid, 20/12/98.)”.

“En la IV Conferencia Sobre la Mujer, realizada en Pekín en 1995, Hilaria Supa Huamán, de la Federación de la Mujer Campesina de Anta, tuvo una curiosa charlaron el entonces presidente peruano, el hoy prófugo Alberto Fujimori: “Me habló de un programa sanitario de planificación familiar”. Luego, en las localidades de Mollepata, Limatambo y Ancahuasi, las mujeres fueron convocadas a un control sanitario y vacunación: en la sala eran encerradas en grupos de 10 a 20 mujeres y eran inmediatamente anestesiadas”.

“Luego del escape de Fujimori a Japón, el Ministerio de Salud dio a conocer en julio de 2002, un informe de 137 páginas, denunciando que por medio de presiones, extorsión y amenazas y sin brindar información, entre 1995-2000 fueron esterilizadas 331.600 mujeres y a 25.590 se les realizaron vasectomías. Fujimori recibía reportes mensuales por los ministros de Salud Eduardo Motta, Mariano C. Bauer y Alejandro Aguinaga (“Esterilización forzada en Perú”, Le Monde Diplomatique, Buenos Aires, mayo 2004.)”.

“La “planificación forzada” se aplicó primordialmente entre las comunidades indígenas y zonas pobres. El propio Mariano Bauer justificó: “Un 90% de las mujeres en edad fértil están totalmente satisfechas con los métodos aplicados” (La República, Lima, 25/06/02.)”.

“El ex rector de la Universidad de Arequipa señaló que en las negociaciones por la deuda externa, “el FMI y el Banco Mundial exigieron privatizaciones, apertura al capital extranjero y un plan de control de crecimiento demográfico, especialmente sobre pobres considerados potencialmente peligrosos” (“Esterilización forzada en Perú”, Le Monde Diplomatique, Buenos Aires, mayo 2004.), el cual fue financiada por la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID), del que curiosamente participaron las FF.AA. y la Policía Nacional bajo la tutela de la OMS”.


 

Algunos ejemplos concretos de financiación de las principales fundaciones internacionales de apoyo a políticas abortistas y control indirecto de la natalidad:

 

-ILGA (International Lesbian, Gay, Bisexual, Trans and Intersex Asociation)
http://ilga.org/downloads/ILGA_Annual_Report_2016.pdf
financiada por: Open Society (Soros), Ford Foundation, Gobierno de Suecia, Gobierno de Finlandia.

-Hivos International
https://www.hivos.org/reports-and-audits
https://www.hivos.org/sites/default/files/hi_annual_report_2016_final.pdf
Financiado por: Gobierno de Holanda, Inter-American Development Bank, Hewlett Foundation, Ford Foundation, The Global Fund

Relaciones con Open Society (Soros):
https://latin-america.hivos.org/donor/open-society-institute-osi

Su director desde 2013 es Edward Huizin, quien viene de ser director regional de la oficina para el sur y este de África de la UNFPA (United Nations Population Fund, agencia especializada de las Naciones Unidas que patrocina programas de política demográfica desde 1967)

 

-Women on Web y Women Help son parte de:

Women’s Global Network for Reproductive Rights
http://wgnrr.org/resources-and-materials/annual-report/
Financiada por: IPAS, SAAF (safe abortion action fund), Oxfam Novib.
Veamos quiénes financian a estas instituciones:


-IPPF (International Planned Parenthood Foundation)
http://www.ippf.org/resource/financial-statement-2014
http://www.ippf.org/sites/default/files/2017-06/FinancialReport_2016.pdf
Financiación de: Gates Foundation, Hewlett Foundation, Packard Foundation, Ford Foundation
Gobiernos de: Inglaterra, Holanda, Noruega


La globalista y criminal de guerra (responsable de la destrucción de Libia y Siria), Hillary Clinton, apoyando a la multinacional del abortismo.

-SAAF (Safe Abortion Action Fund):
http://www.saafund.org/donor-partners/
Financiado por: Gobierno de Inglaterra (UKAid), Gobierno de Holanda,Gobierno de Dinamarca, Gobierno de Noruega (Norad).
http://www.saafund.org/latin-america


Financia en Argentina a: “Católicas por el Derecho a Decidir”, CEDES
http://www.saafund.org/the-secretariat/
Directivos: todos de la International Planned Parenthood Federation (IPPF) in London, UK.

 


-Inroads (International Networl for the Reduction of Abortion Discrimination and Stigma):

Se crea en 2013 en la Rockefeller Foundation en Italia.
http://endabortionstigma.org/~/media/Inroads/Files/inroads-bg-report-LR%2008_15%20pdf.ashx?la=en
Apoyada por la Packard Foundation:
http://endabortionstigma.org/en/About-inroads/Who-Makes-inroads.aspx
Comparte directivos con:
IPPF http://www.ippf.org/
Population Council http://www.popcouncil.org/


-Population Council:
http://www.popcouncil.org/uploads/pdfs/AR2015.pdf

http://www.popcouncil.org/uploads/pdfs/2015_Financials.pdf

Fue fundado en 1952 por John David Rockefeller III (miembro de la dinastía Rockefeller, dueña de EXXON-Mobil y Chase Manhattan Bank).

Actualmente recibe finaciación de:
Gobiernos: EEUU, Inglaterra, Holanda, Dinamarca, Irlanda, Suecia
Instituciones: Banco Mundial, Bayer, Ford Foundation, Gates Foundation, Hewlett Foundation, IPPF, Kellogg Foundation,USAID (CIA).
Benefactores: David Rockefeller (JP Morgan Chase, fundador Grupo Bilderberg, Comisión Trilateral, Council of the Americas).
Junta Directiva: Victor Halberstadt (miembro de Bilderberg)
Presidenta: Julia Bunting, premiada por Gran Bretaña con la medalla Officer of the Order of the British Empire (OBE) by Her Majesty Queen Elizabeth II por su labor en las políticas reproductivas de los países en desarrollo. Colaboró en proyectos con el Banco Mundial y el FMI y eventos ejecutados por el gobierno de Gran Bretaña, Bill & Melinda Gates Foundation, UNFPA, USAID.
http://www.popcouncil.org/research/expert/julia-bunting

Recientemente, esta organización se vio involucrada en un escándalo por la venta de órganos de los fetos extraídos por las prácticas abortivas realizadas en sus clínicas:

 

Robert Carr Fund
http://robertcarrfund.org/donors/donors/
financiada por: Gobierno de Inglaterra (UKAid), Gobierno de Noruega (Norad), Gobierno de EEUU (PEPFAR), Bill and Melinda Gates Foundation.




-Women on Waves:

ONG conocida por practicar abortos en barcos en zonas extraterritoriales. No informa de quién reciben información. Sin embargo, el documental sobre este grupo (“Vessel”) fue financiado por Hivos e Ipas. http://vesselthefilm.com/
Ante un reclamo judicial se mencionó financiación de Global Fund for Women (United States), Mondrian Foundation (Netherlands), y Mama Cash Foundation (Netherlands).
http://www.wipo.int/amc/en/domains/decisions/html/2000/d2000-1608.html

-Global Fund for Women / Prospera – International Network of Women’s Funds:
http://www.prospera-resources.org/Content/ECM001/CINWF.aspx
Financiado por: Open Society (Soros), Oak Foundation, The Rita Fund.

-Vital Voices
(representante en Argentina es la dirigente del PRO, Laura Alonso)
https://issuu.com/vitalvoices/docs/final_2015_annual_report-high_res
Financiado por: Bank of America, Gates Foundation, Citi Foundation, ExxonMobil Foundation (Rockefeller), Departamento de Estado de EEUU, Gobierno de Inglaterra.

-The Rita Fund / International Human Rights Funders:
https://www.ihrfg.org/about-us/supporters
Financiado por: Ford Foundation, NoVo Foundation, Oak Foundation, Open Society Foundations, Hivos.

-IPAS (International Pregnancy  Advisory Services):
http://www.ipas.org/en/Who-We-Are/The-Ipas-Story.aspx
La historia de IPAS y la USAID (CIA), tomado del sitio oficial:
“A partir de 1971, la Oficina de Población de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) financió el trabajo de Battelle Laboratories para crear el instrumental no eléctrico de aspiración por vacío para la evacuación endouterina. Pero en 1973, el Congreso aprobó la Enmienda Helms a la Ley de EE. UU. de Ayuda Financiera al Extranjero, que prohibió el uso de fondos de de EE. UU. para apoyar servicios de aborto en el extranjero. En respuesta a esta enmienda, un grupo de investigadores y otras personas afiliadas a la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill se unieron para finalizar la creación de la tecnología de aspiración manual endouterina (AMEU) que había iniciado Battelle. Así nació International Pregnancy Advisory Services (Servicios Internacionales de Asesoría sobre el Embarazo), conocida como Ipas. Además de la fabricación y distribución del instrumental de AMEU, el enfoque inicial de Ipas fue establecer clínicas de aborto en países en desarrollo. Entre 1974 y 1980, Ipas apoyó la apertura de 13 clínicas en 11 países. A lo largo de la década de los ochenta y principios de los noventa, Ipas amplió su rol en el campo de salud internacional, ayudando a incrementar el entendimiento de que el aborto inseguro es una importante causa de las muertes y lesiones maternas y, por ende, un problema de salud pública. Ipas acuñó el término “atención postaborto”, que fue acogido rápidamente por la comunidad de salud reproductiva, incluso por USAID”.

-The Global Fund:
https://www.theglobalfund.org/en/government/
-Finaciando por: Gobiernos de EEUU, Inglaterra, Noruega, Suecia, Gates Foundation, Chevron, BHP Billiton.

 

La estrategia para imponer esta agenda en distintos países ha sido muy similar: difundir un número exageradamente alto de “abortos practicados” y afirmar que el aborto es “la primera causa de muertes de las mujeres”. Veamos cómo ambas afirmaciones son engañosas:

-Si tomamos el caso de la Argentina, las distintas campañas abortistas afirman que se realizan “500.000 abortos clandestinos por año”. Basta chequear el número total de nacimientos por año para darse cuenta de que la cifra es imposible: por año nacen en la Argentina alrededor de 700.000 bebés. ¿Alguien puede creer que se abortan tantos embarazos como la casi totalidad que llegan a nacer vivos?

-Si tomamos la frecuente afirmación de la “primera causa de muerte de mujeres” (sumado a la sorprendente cifra de los 500.000 supuestos abortos), uno podría imaginarse que hay miles de mujeres que mueren por esta causa al año en la Argentina. Sin embargo, es fácil chequear estadísticas y descubrir que, por ejemplo, en 2015 murieron 55 mujeres a causa de abortos (Fuente: Ministerio de Salud de la República Argentina, 2015). Si contextualizamos esta cifra, encontramos que por año mueren 31.323 mujeres por tumores cancerígenos, 14.843 por neumonía, 14.092 por problemas cardíacos, 6713 por enfermedades infecciosas, 4668 por hipertensión arterial. Muchas de estas muertes también serían evitables por cambios culturales, sin embargo, no son tomados por estos mismos grupos pro-abortistas como causas de para una lucha por una mejor salud pública. Claro que una sola muerte debería poder evitarse, pero la solución claramente no es legalizando más muerte.

Fuente: http://www.deis.msal.gov.ar/index.php/estadisticas-vitales/

Ante esta situación el ex presidente de Ecuador, Rafael Correa (a quien nadie podría acusar de ser de derecha), amenazó con renunciar si los proyectos abortistas se aprobaban bajo su mandato:

También ha tenido una postura contraria el ex presidente venezolano Hugo Chávez, quien en 2008 declaró: “En otras partes aplican el aborto, yo en eso, califiquenme de conservador pero no estoy de acuerdo con el aborto para detener un parto”. Por su parte, Cristina Fernández de Kirchner históricamente ha sostenido una postura en contra del abortismo. Nadie podría tildar a estos mandatarios de “ultraderechistas conservadores”.

 


 

La promoción activa y sistemática de orientaciones sexuales no reproductivas 

En el mismo “paquete” del abortismo, estas organizaciones financiadas por la cúspide del poder capitalista mundial promocionan la agenda de relaciones interpersonales no reproductivas. Claro que es importante el respeto por la diversidad y la no discriminación de las minorías, en este caso por tener orientaciones sexuales diferentes a la mayoritaria heterosexual. Pero una cosa es el respeto y otra muy distinta es la activa promoción de teorías como la Queer, que pretenden un cambio cultural que en la práctica implica la destrucción de la identidad sexual de las personas, diluyéndolas en un construccionismo falaz y arbitrario, un reduccionismo culturalista que niega la dialéctica entre cultura y biología, para absolutizar uno de estos polos, donde cada uno “elige” qué “es”, según cómo va sintiendo y deseando de acuerdo a su “autopercepción” en cada momento, enajenando a la persona de su naturaleza biológica y su realidad circundante, alienación coherente con el relativismo posmodernista que niega la existencia de toda realidad objetiva. Bajo estas premisas se promocionan casos como los de la “infancia trans”, erigiendo a modo de ejemplo lo que se ha  hecho con la hija de Angelina Jolie y Brad Pitt quien a sus 11 años está siendo medicada con hormonas para volverse “varón”, impidiéndole a la niña el desarrollo natural de su pubertad a través de la intervención farmacológica, tratamiento hormonal que es difícil que no tenga a su vez otras consecuencias adversas colaterales para su salud física y mental.

De esta forma, el globalismo financiero impulsa un cambio cultural y civilizatorio en el que se destruye toda subjetividad que se oponga sus intereses, fomentando en cambio un posmodernismo individualista y nihilista que le quita a la persona las distintas facetas que hacen a su identidad: como en círculos concéntricos son eliminados todos los anclajes con su realidad: su propia corporalidad biológica, su potencialidad para conformar una familia con capacidad reproductiva, su pertenencia a una comunidad nacional (los Estados Nación que pueden ponerle límites legales a la expansión y explotación del capital global basándose en su soberanía), su sentido de trascendencia religiosa (el sistema necesita individuos centrados en sí mismos) y hasta la concepción histórica del tiempo (hay que “vivir el ahora” como enseña la New Age cada día más extendida y promovida). Por este motivo, la cultura que propone el neoliberalismo financiero y sus expresiones de derecha (explícitas) e izquierda (embozadas) ataca por igual: Estado, sindicatos, Iglesia, partidos políticos y familias ya que necesita que el individuo quede indemne e indefenso frente al Mercado,  sin mediaciones que limiten esa absolutamente desigual relación. El resultado entonces son individuos centrados en sí mismos, egoístas, sin compasión, esclavos de sus impulsos y consumidores acríticos de productos e ideas difundidas por los medios hegemónicos culturales y de comunicación. Sociedades disgregadas, incapaces de identificar a su enemigo, confundidas en falsas batallas y divididas hasta el cansancio por contradicciones ficticias, débiles e indefensas frente al avance avasallante del capital financiero global y sus doctrinas insectificantes que transforman a los pueblos en simples masas aborregadas y contentas con su situación de dominación, individuos teledirigidos que celebran con orgullo su sometimiento al más rancio capitalismo.

Diversos Jefes de Estado, adoptando una postura de defensa de sus comunidades, han denunciado los intereses detrás de esta agenda, entre ellos, dos presidentes históricamente enfrentados al Imperio Anglonorteamericano, como Rafael Correa de Ecuador y Vladimir Putin de Rusia:

 

Una de las principales exponentes de la Teoría Queer, en boga dentro de la agenda de destrucción del género, es Judith Butler, “casualmente” reconoce ser financiada por la Fundación Rockefeller:

“Comprender el género como una categoría histórica es aceptar que el género, entendido como una forma cultural de configurar el cuerpo, está abierto a su continua reforma, y que la «anatomía» y el «sexo» no existen sin un marco cultural (como el movimiento intersex ha demostrado claramente). La atribución misma de la feminidad a los cuerpos femeninos como si fuera una propiedad natural o necesaria tiene lugar dentro de un marco normativo
en el cual la asignación de la feminidad a lo femenil es un mecanismo para la producción misma del género. Términos tales como «masculino» y «femenino» son notoriamente intercambiables; cada término tiene su historia social; sus significados varían de forma radical dependiendo de limites geopolíticos y de restricciones culturales sobre quién imagina a quién, y con qué propósito. Que los términos sean recurrentes es bastante interesante, pero la recurrencia no indica una igualdad, sino más bien la manera por la cual la articulación social del término depende de su repetición, lo cual constituye una dimensión de la estructura performativa del género. Los términos para designar el género nunca se establecen de una vez por todas, sino que están siempre en el proceso de estar siendo rehechos“.
-Judith Butler, Deshacer el género, página 25

 

Por su parte la autora Shulamith Firestone, propone la directamente la destrucción de la familia reproductiva:
“Después de muchas generaciones de vida no-familiar, nuestras estructuras psicosexuales podrán alterarse tan radicalmente que la pareja monógama se volvería obsoleta. Sólo podemos adivinar lo que podría reemplazarla: ¿quizás matrimonios por grupos, grupos maritales transexuales los cuales también involucran niños mayores? No lo sabemos”.

Firestone avanza hasta dar un marco teórico para lo que ya intenta ser un “siguiente paso” de esta agenda, la monstruosa legalización de la pedofilia:
“Las relaciones entre personas de edades muy dispares se conviertan en algo común (…) si el niño puede elegir relacionarse sexualmente con los adultos, incluso si él debe escoger su propia madre genética, no habría razones a priori para que ella rechace los avances sexuales, debido a que el tabú del incesto habría perdido su función. (…) Las relaciones con niños incluirían tanto sexo genital como el niño sea capaz de recibir -probablemente considerablemente más de lo que ahora creemos-, porque el sexo genital ya no sería el foco central de la relación, pues la falta de orgasmo no presentaría un problema grave. El tabú de las relaciones adulto/niño y homosexuales desaparecerían”.
-Firestone, Shulamith. The dialectic of sex. The case feminist revolution. New York, Bantam Book, 1971, pp. 229, 233 y 240.

Históricamente los imperios han aplicado a las sociedades el “divide et impera” de Julio César. En la Modernidad y la Posmodernidad, esto se ha logrado a través de la generación de enfrentamientos innecesarios en el seno de las sociedades dominadas, confundiendo al enemigo, redireccionando las distintas rebeldías de las subjetividades oprimidas hacia entelequias inasibles y batallas fratricidas.

Otra exponente de este movimiento,  Monique Wittig, utiliza la clásica teoría marxista del enfrentamiento dialéctico clasista para sostener una reversionada “lucha de clases” entre mujeres y hombres:

La heterosexualidad para Wittig, lejos de ser una orientación sexual que le permite a las especies reproducirse y continuar existiendo, es un “régimen político que se basa en la sumisión y apropiación de las mujeres” (!?), un tipo de “esclavitud”:

El enfoque político y filosófico que he adoptado para la primera mitad de esta colección de ensayos lo he denominado «lesbianismo materialista». Con él describo la heterosexualidad no como una institución sino como un régimen político que se basa en la sumisión y la apropiación de las mujeres. En situaciones desesperadas, como ocurría a siervos y esclavos, las mujeres pueden «elegir» convertirse en fugitivas e intentar escapar de su clase o grupo (como hacen las lesbianas) y/o renegociar diariamente, término a término, el contrato social .
-Monique Wittig, El pensamiento heterosexual, p. 15

¿Pueden hombres y mujeres establecer relaciones de complementariedad y amor? Parece que no:

La continua presencia de los sexos y la de los esclavos y los amos provienen de la misma creencia. Como no existen esclavos sin amos, no existen mujeres sin hombres.
-Monique Wittig, El pensamiento heterosexual, p. 17

Según Wittig no existe la categoría “sexo”, podríamos decir que la entera ciencia biológica es un mero epifenómeno de la opresión del conjunto de los hombres hacia las mujeres:

No hay ningún sexo. Sólo hay un sexo que es oprimido y otro que oprime. Es la opresión la que crea el sexo, y no al revés.

-Monique Wittig, El pensamiento heterosexual, p. 22

Promueve una lucha entre hombres y mujeres:

La lucha de clases entre hombres y mujeres —que debería ser emprendida por todas las mujeres— es lo que resuelve las contradicciones entre los sexos, los destituye cuando los hace comprensibles.
-Monique Wittig, El pensamiento heterosexual, p. 23

Procede a la demonización de la misma idea de “sexo” como categoría de la identidad de una persona:

La categoría de sexo es una categoría que determina la esclavitud de las mujeres, y actúa de forma muy precisa por medio de una operación de reducción, como en el caso de los esclavos negros, tomando una parte por el todo, una parte (el color, el sexo) por la cual tiene que pasar todo un grupo humano como a través de un filtro. Hay que señalar que, en lo referente al estado civil, tanto el color como el sexo deben ser «declarados». Sin embargo, gracias a la abolición de la esclavitud, la «declaración» del «color» se considera
ahora una discriminación. Pero esto no ocurre en el caso de la «declaración» del «sexo», algo que ni siquiera las mujeres han pensado en abolir. Yo me digo: ¿a qué esperamos?
-Monique Wittig, El pensamiento heterosexual, p. 28

Considera al embarazo como una “producción forzada”:

Al admitir que hay una división «natural» entre mujeres y hombres, naturalizamos la historia, asumimos que «hombres» y «mujeres» siempre han existido y siempre existirán. No sólo naturalizamos la historia sino que también, en consecuencia, naturalizamos los fenómenos sociales que manifiestan nuestra opresión, haciendo imposible cualquier cambio. Por ejemplo, no se considera el embarazo como una producción forzada, sino como un proceso «natural», «biológico», olvidando que en nuestras sociedades la natalidad es planificada (demografía), olvidando que nosotras mismas somos programadas para producir niños, aunque es la única actividad social, «con la excepción de la guerra», que implica tanto peligro de muerte.
-Monique Wittig, El pensamiento heterosexual, p. 33

 

Veamos  algunas imágenes ilustrativas del apoyo activo, sistemático y sostenido de los bancos y corporaciones transnacionales de la cúspide del sistema capitalista a la agenda propuesta por la Teoría Queer. El respeto por la diversidad es imprescindible. La promoción activa de relaciones interpersonales no reproductivas obedece a otra agenda:

 

       

  

También es notorio el impulso de instituciones del poder mundial, como el Banco Mundial:




Fuentes:
http://www.worldbank.org/en/events/2016/11/16/investing-in-research-for-lgbti-inclusion

http://www.bancomundial.org/es/topic/socialdevelopment/brief/sexual-orientation-and-gender-identity

https://blogs.worldbank.org/voices/miga/es/el-grupo-banco-mundial-avanza-paso-paso-en-la-creacion-de-un-entorno-amigable-para-la-comunidad

https://www.worldbank.org/en/topic/socialdevelopment/publication/investing-in-a-research-revolution-for-lgbti-inclusion

http://blogs.worldbank.org/voices/node/1368

 

La misma agenda se impulsa desde los think tanks más elitistas del mundo como el Council on Foreign Relations (CFR), el que de hecho actualiza en una de sus publicaciones el Memorandum 200 de Kissinger de 1974.

Fuente: https://www.cfr.org/expert-brief/family-planning-and-us-foreign-policy

Casi con los mismos argumentos o el Council of the Americas / Americas Society (la institución fundada por David Rockefeller para coordinar el desarrollo capitalista en América Latina), a través de su órgano difusor, Americas Quarterly, con informes en los que incluso evalúan el grado de implementación de las “políticas de género”, aborto y agenda LGBT:

 

 


La Fundación Ford y la CIA: un caso documentado de colaboración filantrópica con la policía secreta.
por James Petras – Traductor: Germán Leyens

La CIA utiliza fundaciones filantrópicas como el conducto más efectivo para canalizar grandes sumas de dinero a proyectos de la Agencia sin alertar a los destinatarios sobre su origen. Desde principios de los años 50 al presente, la intrusión de la CIA en el campo de las fundaciones fue y es inmensa. Una investigación del congreso de EE.UU. en 1976, reveló que cerca de un 50% de las 700 subvenciones otorgadas en el campo de las actividades internacionales por las principales fundaciones fue financiado por la CIA (Saunders, pp. 134-135). La CIA considera a fundaciones como Ford “la mejor y más plausible forma de cobertura para financiamientos (Saunders 135).1 La colaboración de fundaciones respetables y prestigiosas, según un antiguo agente de la CIA, permitió que la Agencia financiara una “variedad aparentemente ilimitada de programas de acción clandestina que afectan a grupos juveniles, sindicatos, universidades, editoriales y otras instituciones privadas.” (p. 135). Estas últimas incluyeron a grupos de “derechos humanos” desde comienzos de los años 50 al presente. Una de las “fundaciones privadas” más importantes que han colaborado con la CIA durante un período prolongado en proyectos significativos en la Guerra Fría cultural es la Fundación Ford.

(…) -> ver nota completa acá.

La historia y la experiencia contemporánea nos dicen algo diferente. En circunstancias en las que un financiamiento de actividades culturales por Washington se hace sospechoso, la FF llena una función muy importante en la proyección de las políticas culturales de EE.UU. como una organización aparentemente “privada,” filantrópica y no política. Los lazos entre los principales funcionarios de la FF y del gobierno de EE.UU. son explícitos y continuos. Una revisión de los proyectos recientemente financiados por la FF revela que nunca ha financiado un proyecto de importancia que contravenga la política de EE.UU.

Presenciamos una importante ofensiva político-militar de EE.UU. Washington ha presentado la alternativa como “terrorismo o democracia,” igual como durante la Guerra Fría cuando se trataba de “Comunismo o democracia.” En ambos casos, el imperio reclutó y financió “organizaciones, intelectuales y periodistas de fachada, para atacar a sus adversarios antiimperialistas y neutralizar a sus críticos democráticos. La Fundación Ford está bien ubicada para volver a jugar su papel para contribuir una cobertura para la Nueva Guerra Fría Cultural.

Fuente: https://www.rebelion.org/hemeroteca/petras/ciaford.htm

La World Wildlife Fund (Fundación Vida Silvestre)

La WWF es una de las ONG “ecologistas” más importantes del mundo. Tiene la particularidad de haber sido fundada en 1961 por la crema de la élite mundial:
-El Príncipe Bernardo de Holanda (uno de los fundadores de Bilderberg)
-El Príncipe Felipe de Edimburgo (esposo de la Reina Isabel II de Inglaterra)
-Godfrey Anderson Rockefeller (miembro de la famosa familia de banqueros)
-Julian Huxley, hermano del escritor, destacado eugenista y transhumanista, primer director de la UNESCO.

Entre sus socios se encuentran el Banco Mundial, la USAID y la Comisión Europea.

La Fundación se encarga de “proteger los recursos naturales del mundo”. La pregunta, con esos fundadores y patrocinadores, sería: ¿para quién?


 

 

El Poder Real