Putin ordena al Ministerio de Defensa poner armas de disuasión nucleares en modo de servicio de combate

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha ordenado este domingo poner en el régimen de alerta especial a las Fuerzas de Disuasión Estratégicas rusas.

Durante una reunión con el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, y el jefe del Estado Mayor, Valeri Guerásimov, el mandatario dijo: “Estimados colegas, pueden ver que no solo los países occidentales están tomando acciones hostiles contra el país en el ámbito económico, como sanciones ilegítimas, sino también los altos funcionarios de los principales países de la OTAN permiten declaraciones agresivas contra nuestro país, por lo cual ordeno al ministro de Defensa y al jefe de Estado Mayor a poner las armas de disuasión del Ejército ruso en modo especial de servicio de combate”.

Según el Ministerio de Defensa de Rusia, las Fuerzas Estratégicas de Disuasión se componen de armas nucleares y no nucleares, destinadas a “disuadir la agresión contra la Federación Rusa y sus aliados, así como para derrotar al agresor en una guerra usando varios tipos de armas, incluidas las nucleares”. Se dividen entre las Fuerzas Estratégicas Ofensivas y las Fuerzas Estratégicas Defensivas, que consisten en sistemas de control espacial, defensa antimisiles y defensa aérea.

El 24 de febrero, el presidente ruso, Vladímir Putin, anunció el lanzamiento de la operación después de que Donetsk y Lugansk solicitaron ayuda para frenar las agresiones ucranianas. Los ataques ucranianos se intensificaron después de Estados Unidos y otros países de la OTAN entregaran toneladas de armas a ese país.

Todo ocurre en medio de la pugna entre Washington y Moscú por el avance de la OTAN hacia las fronteras de Rusia. Moscú exige la renuncia a la ampliación de la OTAN al este, en concreto a la incorporación de Ucrania y Georgia, naciones que limitan con Rusia y en los que en una hipotética adhesión, Estados Unidos podría emplazar sus misiles de ataque. Rusia demanda al bloque bélico que retire sus tropas y material de guerra de Bulgaria y Rumanía, lo que implica el retorno a la arquitectura militar que existía en Europa en 1997, cuando fue firmado el Acta Fundacional Rusia-OTAN. Estados Unidos tiene en la actualidad misiles desplegados en la localidad polaca de Redzikowo, a unos 180 kilómetros del enclave ruso de Kaliningrado, y en el poblado rumano de Deveselu, a unos 600 kilómetros de la península de Crimea.