Los oscuros negocios de Bill Gates con el proxeneta internacional Jeffrey Epstein

Bill Gates viene siendo presentado por el sistema mediático como un filántropo humanista, dispuesto a destinar cientos de millones de dólares para favorecer a la humanidad. Sin embargo, los grandes medios ocultan muchos aspectos del personaje que es actualmente el principal financista de la Organización Mundial de la Salud. Una de las historias de Gates que es silenciada es la estrecha relación que mantuvo durante años con el magnate proxeneta Jeffrey Epstein, condenado por tráfico de menores, a las que explotaba sexualmente en su isla privada, “suicidado” en su celda cuando empezaron a conocerse detalles de su cercanía a varios personajes de la élite de poder mundial, como el príncipe Andrés de Gran Bretaña, el ex presidente norteamericano Bill Clinton, millonarios como Jeff Bezos, Elon Musk y el propio Gates.

Bridgitt Arnold, vocera de Bill Gates explicó que “personas de alto perfil” (!) introdujeron al fundador de Microsoft en el círculo de Epstein. Los encuentros entre Gates y Epstein se dieron luego de que este último fuera condenado y detenido por prostitución de menores por primera vez en el año 2008.

Miembros de la Bill and Melinda Gates Foundation, como Melanie Walker y Boris Nikolic, fueron también parte del círculo íntimo del magnate de los “servicios sexuales”. Walker conoció a Epstein en el año 1992, seis meses luego de graduarse en la Universidad de Texas, mientras Epstein era asesor del dueño de Victoria’s Secret. Una vez graduada, Walker comenzó a trabajar para Epstein llegando a ser a partir de 1998 una de sus “asesoras”. Walker luego conoció a Steven Sinofsky, “senior executive” de Microsoft y presidente de la división Windows dentro de la compañía. Para 2006, Melanie Walker se unió a la Bill and Melinda Gates Foundation como “senior program officer” y junto a Nikolic actuaron de nexo entre Gates y Epstein.

En la imagen: : James E. Staley, senior executive de la banca JP Morgan; el ex secretario del Tesoro de los EEUU, Lawrence Summers; el proxeneta Jeffrey Epstein; el fundador de Microsoft, Bill Gates; y Boris Nikolic, asesor científico de la Bill and Melinda Gates Foundation.

Uno de los primeros encuentros entre ambos fue el 31 de enero del 2011, en una de las mansiones de Epstein en Upper East Side. Del encuentro participó la modelo Eva Andersson-Dubin, ex Miss Suecia, junto a su hija de 15 años. De acuerdo a The New York Times, la reunión comenzó a las 20hs y se prolongó hasta altas horas de la noche. “Bill es genial”, sintetizó en un email Epstein luego de esa reunión, de acuerdo a The Times. De acuerdo a dicha publicación, Gates por su parte habría comentado “Una mujer sueca muy atractiva y su hija pasaron por allí y terminé quedándome allí bastante tarde”. Pocos días más tarde, Gates se volvió a encontrar con Epstein luego de una charla TED y para el 3 de mayo de ese mismo año el fundador de Microsoft visitó al proxeneta en su mansión de New York. El interés de Gates en Epstein, ¿solo por negocios?, era por lo visto bastante notorio.

Los intereses de ambos coincidieron con el proyecto de inversiones financieras auspiciado por el banco JP Morgan Chase, de la elitista dinastía Rockefeller, del que Epstein era un importante cliente, en el negocio de la salud, conocido como Global Health Investment Fund. De acuerdo a la vocera Arnold, Epstein “Propuso a Bill Gates y luego a los funcionarios de la fundación ideas que liberarían cientos de miles de millones para el trabajo relacionado con la salud a nivel global”.


El mítico banquero, David Rockefeller, en la lista de contactos de Epstein

Las oportunidades de negocios fascinaban a ambos y durante 2011 y 2012 equipos de la Gates Foundation siguieron reuniéndose con Epstein asiduamente (https://www.nytimes.com/2019/10/12/business/jeffrey-epstein-bill-gates.html). En dichas reuniones, Epstein aprovechaba sus contactos con personajes de las élites mundiales, afirmando, de acuerdo al New York Times que “tenía acceso a billones de dólares del dinero de sus clientes que podría poner en el fondo de caridad propuesto”, ¿una forma de blanquear el dinero ilegal de la prostitución de menores?. Para 2013 Gates incluso viajó en el avión privado de Epstein, el tristemente conocido “Lolita Express”, desde el aeropuerto Teterboro en New Jersey a Palm Beach, Florida, a pesar de que el magnate informático tiene su propia aeronave, ¿tanta era la confianza?.


Datos del vuelo.

En 2014, Gates donó 2 millones de dólares a la Massachusetts Institute of Technology’s Media Lab. La donación fue descripta en mails internos como “dirigida por Epstein”, algo que actualmente la fundación del empresario niega.

A partir de 2017 y viendo la creciente exposición de Epstein en los medios de comunicación, asociado a la prostitución de menores, Gates habría decidido alejarse del mismo, hasta su extraña muerte, nunca aclarada, en 2019.

Tras la muerte en prisión y la difusión pública de sus contactos, Gates se desmarcó completamente, declarando escuetamente sobre su asociación: “cometí un error de juicio pensando que aquellas conversaciones irían hacia la salud global… pero ese dinero nunca apareció y yo sí lo beneficié a él con la asociación”, expresó en un panel de discusión del The New York Times Dealbook.

La lista de contactos del proxeneta Jeffrey Epstein, que publicamos íntegra en 2019, da muestras del acceso que tenía a círculos del poder:

Revelan la lista negra del pedófilo Epstein: involucra a Kissinger, Soros, Trump, Clinton y Rothschild, entre otros. Lista completa

Si te gustó este artículo apoyá a KontraInfo con tu suscripción. No recibimos ni recibiremos jamás dinero de ONG's ni partidos políticos. Por hacer un periodismo contrahegemónico venimos siendo sistemáticamente censurados y desmonetizados. Ayudanos con tu suscripción, ingresando a este enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.