Así fue la manipulación planificada (fraude) del gobierno y los medios

El gobierno nacional aplicó un plan largamente elaborado: primero decidió no mostrar los resultados, manipulando la carga de datos y luego envió el recuento a la vía judicial, en la que condicionará todo el juez amigo personal de Macri, Culotta.

El plan fue estratégicamente pensado, por eso ni Vidal ni Macri dijeron en sus discursos “estamos ganando” o “ganamos” (sabían que habían perdido), y solo emitieron un discurso triunfalista para transmitir mediáticamente la imagen de una derrota de Cristina que nunca fue tal. Por eso se eligió deliberadamente mostrar durante las primeras 3 horas solo los votos del interior de la provincia (de pueblos y ciudades estrechamente ligados a la actividad agropecuaria e históricamente antiperonistas en muchos casos) y solo recién después de los discursos de Vidal y Macri empezaron a habilitar con cuentagotas los votos del conurbano bonaerense.

El modo de cargar los datos a su vez se coordinó con la emisión por televisión en horario prime time del discurso de Vidal (22:15) y Mauricio Macri (22:45), que coincidió llamativamente con la mayor diferencia de Cristina con Bullrich de entre 5 y 6 puntos. Un verdadero show mediático que pretendía mostrar un rotundo triunfo que nunca había sido. Sin embargo se cuidaron muy bien de no dar cifras ni de anunciar el supuesto “triunfo”. Ya sabían que se estaba manipulando la información. 

Perpetrada la manipulación para asegurarse la tapa de los diarios (que pudieron hablar así de “paridad”, “empate técnico” y “ajustado final” en lugar de “triunfo de Cristina”), procedieron a cargar los datos de la tercera sección electoral, pero al ver que rápidamente la tendencia se había invertido y Unidad Ciudadana se aprestaba a sobrepasar a Bullrich se decidió primero ralentizar la carga y finalmente suspender el escrutinio en un insólito 95%. Lo peor es que esto el gobierno lo explicó luego como “ese porcentaje se debe a telegramas mal armados o ilegibles”, sin embargo no fue una afirmación a posteriori del recuento, sino que fue una orden dada por el gobierno, que incluso fue blanqueada por el secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del interior, Adrián Pérez, en vivo por televisión quien afirmó “a los 95% se corta y el resto sigue en la Justicia” (o sea que aunque no hubiera habido ningún telegrama mal confeccionado la decisión de frenar el conteo ya estaba tomada desde el ministerio de Rogelio Frigerio -difícil que tome una decisión así sin la anuencia de Mauricio Macri- motivo por el cual este ministro será interpelado en el Congreso de la Nación).


Desde el Correo Argentino, un sector de los trabajadores hizo circular un comunicado diciendo: “No tenemos nada que ver con este bochorno. Hoy a la madrugada se paró el conteo POR ORDEN del Ministerio del Interior, la carga de datos corresponde a una empresa privada. Busquen ahí a los responsables de este fraude”. Hay que recordar que la empresa Indra, con escándalos por fraude en España, está dirigida por Ricardo Viaggio, un histórico empleado de SOCMA (Sociedades Maccri). Dicha denuncia circuló con un claro video en el que se ve a los trabajadores sin poder usar las máquinas (otros testigos afirman que la maniobra empleada fue hacer caer el sistema para luego ordenar cargar datos de otras provincias):

Ya pasadas las 4 de la mañana habían sacado a los trabajadores de sus puestos de carga de datos y solo quedaban “directivos” realizando el recuento, con la mayoría de las máquinas apagadas. Cuando un periodista intentó averiguar, fue echado por la Gendarmería:

También debe considerarse el testimonio del periodista Federico Lemos, quien trabajó durante la jornada como data entry en el recuento de datos. En diálogo con Radio Cooperativa relató cómo se vivió desde adentro la manipulación: “Cuando empezaron a llegar los telegramas de La Matanza, Quilmes, Florencio Varela y Berazategui, empezaron las intermitencias y no llegaron más telegramas (…) Nos dijeron que al llegar al 95% se cortaría el trabajo (…) a las tres de la madrugada les dijeron a unas 80 personas que se fueran y eso se repitió también a las cuatro de la mañana (…) empezaron a caer telegramas de La Matanza donde era abrumadora la diferencia de cfk (…) ahí se empezó a caer la llegada de telegramas y después dejó de andar”.

Vidal mintió

Es falso lo afirmado por Vidal como excusa: “siempre en las PASO en la provincia el escrutinio demora así”. Para el lunes 10 de agosto de 2015 (a la mañana siguiente de la elección) el escrutinio provisorio en la Prov. de Buenos Aires era del 97,84%. En esta ocasión se frenó el recuento para ocultar el resultado, como muestra el anterior video.

1500 mesas  y 300.000 votos fueron dejados de lado de un plumazo. El escrutinio no solo se detuvo en el 95% (algo inédito) sino que además evitando dentro de las localidades el 10% que menos convenía a Cambiemos:

Llamativamente fue alto el porcentaje en las secciones en las que ganó Cambiemos:
CUARTA: 98,91%
QUINTA: 96,39%
SEXTA: 98,17%
SEPTIMA: 97,54%
(Todas con carga por arriba del 95,68%)

En las que ganó Cristina:

Ensenada. Mesas escrutadas: 136 (90,07%)
UNIDAD CIUDADANA 15.090 41,57%
CAMBIEMOS BUENOS AIRES 9.596 26,44%

Malvinas Argentinas. Mesas escrutadas: 671 (90,80%)
UNIDAD CIUDADANA 76.806 41,95%
CAMBIEMOS BUENOS AIRES 47.145 25,75%

Florencio Varela. Mesas escrutadas: 807 (92,33%)
UNIDAD CIUDADANA 105.100 49,03%
CAMBIEMOS BUENOS AIRES 48.542 22,64%

Moreno. Mesas escrutadas: 892 (94,09%)
UNIDAD CIUDADANA 102.663 42,62%
CAMBIEMOS BUENOS AIRES 54.423 22,59%

Merlo. Mesas escrutadas: 1.087 (95,43%)
UNIDAD CIUDADANA 134.422 46,59%
CAMBIEMOS BUENOS AIRES 62.806 21,77%

La Matanza:Mesas escrutadas: 2.678 (94,43%)
UNIDAD CIUDADANA 339.139 46,73%
CAMBIEMOS BUENOS AIRES 177.770 24,49%

J.C.Paz Mesas escrutadas: 566 (93,86%)
UNIDAD CIUDADANA 70.662 47,44%
CAMBIEMOS BUENOS AIRES 32.938 22,11%

Berazategui. Mesas escrutadas: 661 (90,92%)
UNIDAD CIUDADANA 75.632 41,34%
CAMBIEMOS BUENOS AIRES 48.215 26,35%

Ezeiza. Mesas escrutadas: 325 (92,33%)
UNIDAD CIUDADANA 35.726 40,74%
CAMBIEMOS BUENOS AIRES 22.595 25,76%

La jornada ya había comenzado con irregularidades, que incluyeron ausencia total de boletas en 35 localidades (entre ellas Moreno, San Martín, San Isidro, Mar del Plata, Morón, Lujan, Tigre, Hurlingham, Morón, San Vicente), también se conoció el cambio de boletas de distrito electoral (enviaron a Mar del Plata las que correspondían a Roque Pérez y viceversa). Así fue denunciado:

En medio del escándalo Vidal salió a proponer el “voto electrónico”, lo que sería convalidar un fraude más sencillo en las próximas elecciones, casi imposible de auditar por fiscales partidarios.

Cabe recordar que semanas previas a la elección se denunció reiteradamente el extraño cambio en mesas de votación, lo que obligó a que muchos ciudadanos no pudieran participar de las mismas por la lejanía (¿se pudo usar para esto herramientas de Big Data, como se sabe se ha utilizado en las elecciones norteamericanas, cruzando información de personas en padrones con información de internet y redes sociales sobre la inclinación política?).

El escrutinio definitivo quedará finalmente en manos del juez Juan Manuel Culotta, amigo personal de Macri y también egresado del Cardenal Newman a quien insistentemente el gobierno busco y logró instalar en el juzgado electoral federal 1 de La Plata meses atrás. Se teme cierta arbitrariedad con respecto a los votos impugnados. ¿Se trata todo esto de un ensayo para un fraude largamente planificado para octubre?.

A todo esto, Cristina Kirchner denunció cerca de las 4 am el bochorno histórico del gobierno de Macri al manipular los datos y luego publicó un comunicado en las redes sociales:

Si te gustó este artículo apoyá a KontraInfo con tu suscripción. No recibimos ni recibiremos jamás dinero de ONG's ni partidos políticos. Por hacer un periodismo contrahegemónico venimos siendo sistemáticamente censurados y desmonetizados. Ayudanos con tu suscripción, ingresando a este enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.