“La crisis de Brasil y la geopolítica mundial”, por Leonardo Boff

DilmaRousseff-LeonardoBoff

La crisis de Brasil y la geopolítica mundial
por Leonardo Boff
20 de abril de 2016

Sería un error pensar la crisis de Brasil solo a partir de Brasil: está inserta en el equilibrio de fuerzas mundiales dentro del ámbito de la así llamada nueva guerra fría que implica sobre todo a los EE.UU. y a China. El espionaje de Estados Unidos, que tal como reveló Snowden, llegó a Petrobras, a las reservas del yacimiento “Pré-sal” y no se salvó ni la presidente Dilma. Esto es parte de la estrategia del Pentágono para cubrir todos los espacios bajo el lema “un solo mundo y un solo imperio”. Aquí hay algunos puntos que nos hacen reflexionar.

En el contexto global, hay un ascenso visible de la derecha en el mundo entero, en los propios Estados Unidos y en Europa. En América Latina se está cerrando un ciclo de gobiernos progresistas que elevaron el nivel social de los más pobres y robustecieron la democracia. Ahora están siendo asolados por una ola derechista que ya ha triunfado en Argentina y está presionando a todos los países de América del Sur. Hablan, como entre nosotros, de la democracia, pero en realidad quieren volverla insignificante para dar lugar al mercado y a la internacionalización de la economía.

Brasil es el golpe principal y el impeachment de la presidenta Dilma es sólo un capítulo de una estrategia global, especialmente de las grandes corporaciones y del sistema financiero articulado con los gobiernos centrales. Los grandes empresarios nacionales quieren volver al nivel de ganancia que tenían bajo las políticas neoliberales, antes de Lula. La oposición a Dilma y el apoyo a su renuncia tiene un sesgo patronal. Fiesp, Skaf, Firjan, las Federaciones de Comercio de Sao Paulo, la Asociación Brasileña de la Industria Electrónica y Electrodomésticos (Abinee), entidades empresariales de Paraná, Espíritu Santo, Pará y muchas redes empresariales están en campaña abierta para lograr la renuncia y para el final del tipo de democracia social implementada por Lula y Dilma.

La estrategia ensayada en contra de la “primavera árabe” que es aplicada en Oriente Medio y ahora en Brasil y América Latina en general, consiste en desestabilizar gobiernos progresistas y alinearlos con las estrategias globales como socios agregados. Es sintomático que en marzo de 2014 el analista Emy Shayo del JP Morgan coordinó una mesa redonda con publicitarios brasileños ligados a la macroeconomía neoliberal con el tema: “¿Cómo desestabilizar al gobierno de Dilma?“. Arminio Fraga, probable ministro de Finanzas en un eventual gobierno post-Dilma viene del JP Morgan (cf. blog de Juarez Guimarães, “¿Por qué los patrones quieren el golpe?”).

Noam Chomsky, Moniz Bandeira, y otros advirtieron que los EE.UU. no van a tolerar a una potencia como Brasil en el Atlántico Sur, que tiene un proyecto de autonomía, vinculado a los BRICS. Causa gran preocupación a la política exterior de Estados Unidos la creciente presencia de China, su principal contendiente, en los diversos países latinoamericanos, especialmente en Brasil. Enfrentar un anti-poder como los BRICS implica atacar y debilitar a Brasil, uno de sus miembros con una riqueza ecológica única.

Tal vez nuestro mejor analista de la política internacional, Luiz Alberto Moniz Bandeira, autor de los libros “La segunda Guerra Fría – geopolítica y dimensión estratégica de los EEUU” (Civilização Brasileira, 2013) y “Desorden internacional” de este año (la misma editorial) nos ayuda a comprender los hechos. Cuenta detalles de cómo actuan los Estados Unidos: “No sólo es la CIA… especialmente las ONGs financiadas por el dinero oficial y semi-oficial como USAID, la National Endwoment for Democracy, actúan comprando periodistas y formando activistas”. El “Nuevo Mapa del Pentágono para la Guerra y la Paz” establece las formas de desestabilización económica y social a través de los medios de comunicación, periódicos, redes sociales, empresarios y activistas infiltrados. Moniz Bandeira, incluso afirma que “no tengo ninguna duda de que en Brasil los periódicos están subvencionados… los periodistas están en la lista de pago de los órganos antes citados y muchos policías y comisarios reciben dinero de la CIA directamente en sus cuentas “(cf. Jornal GGN de Luis Nassif de 09/03/2016). Incluso podemos imaginar cuáles serían estos diarios y los nombres de algunos periodistas, totalmente alineados ideología desestabilizadora de sus jefes.

Especialmente el “Pré-sal”, el segundo mayor yacimiento de gas y petróleo en el mundo, está en la mira de los intereses globales. Adalberto Cardoso, sociólogo de la UERJ, en una entrevista con Folha de Sao Paulo (26/04/2015) fue explícito: “Sería ingenuo imaginar que no hay intereses internacionales y geopolíticos de norteamericanos, rusos, árabes, venezolanos. Sólo habría cambio en Petrobras si hubiera una nueva elección y el PSDB volviera a ganar. En este caso, se acabaría con el monopolio de la explotación, las reglas cambiarían. El empeachment le interesa a las fuerzas que quieren cambios en Petrobras: las grandes compañías petroleras, los actores internacionales que pretenden ganar con la salida de Petrobras de la exploración del petróleo. Algunos de estos agentes quieren voltear a Dilma”.

No estamos ante un pensamiento conspiracionista, porque ya sabemos cómo actuaron los estadounidenses en el golpe militar de 1964, infiltrados en los movimientos sociales y políticos. No es sin razón que la IV Flota de los EEUU en el Atlántico Sur está cerca de nuestras aguas.

Hay que tomar conciencia de nuestra importancia en el escenario mundial, resistir y tratar de fortalecer nuestra democracia, que represente menos intereses comerciales y más las demandas tan olvidadas de nuestro pueblo y en la construcción de nuestro propio camino en el futuro.

*Leonardo Boff es articulista de JB Online y escritor.
Fuente: https://leonardoboff.wordpress.com/2016/04/20/a-crise-brasileira-e-a-geopolitica-mundial/
Traducción: Kontrainfo.com

This article has 2 Comments

  1. Exelente analisis para abrir los ojos porque los medios de.comunicacion dicen los que les conviene me alegro que haya gente como leonardo boff felicidades iy adelante

  2. Comprensible el articulo pero muestra solo una parte del mapa y no da el punto importante, lo que sucede en latinoamerica y posible en algunas otras regiones del globo, no es un despertar hacia la dignidad ni el desarrollo, todo lo contrario es una arma estrategica de cierto lugar, donde las naciones que muestran señales de intervencion no son mas que soldados del poder y los grandes trust que juegan su politica de exterminio opositor. Dilma no es mas que un peon movido por un interes especifico y posible este peon si tiene valor estrategico puede revertir algunas cosas, pero no pasa de alli. Si quieren respuestas al caso solo tienen que abrir en internet:

    http://es.euronews.com/2015/06/11/club-bilderberg-el-supuesto-gobierno-oculto-del-mundo/

    http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-06-03/bilderberg-2014-estos-son-los-planes-de-los-poderosos-para-el-mundo_140260/

    Podemos dentro de limitaciones tomar partido en este caso, pero ya los dados estan tirados y Dilma tiene que ser dentro del contexto internacional, posible victima de las cisrcunstancias o ser la heroe que vuelve y esto segun lo planeado. El mundo sigue igual que en las cruzadas, igual que en los tiempos de Platon, el caso es que mientras existan los Luises y las Marias antonietas, de repente se consigue otra Toma de la Bastilla. Viva Gandhi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*