Los BRICS lanzarán su propia moneda para desplazar al dólar de las transacciones internacionales

El grupo de países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), está trabajando en la creación de una nueva forma de moneda que permita desplazar al dólar estadounidense de las transacciones internacionales. Así fue anunciado por el vicepresidente de la Cámara Baja de Rusia, Alexandr Babakov, durante un foro empresarial ruso-indio que se celebra en Nueva Delhi, India, quien también adelantó que el anuncio oficial sobre esa nueva moneda se hará durante la cumbre del BRICS planteada para el venidero agosto, en Sudáfrica.

Babakov sostuvo que el grupo de países creará como divisa internacional una moneda digital “u otra forma completamente nueva de moneda”, respaldada en oro, metales raros, tierras, extensiones de terreno y otras materias primas. Esto, porque el dólar y el euro “no están respaldados por nada”, en su opinión. «Los economistas están discutiendo la lista de materias primas que tienen demanda en el mercado, y con razón. Y no es solo el oro. Hay recursos», resaltó.

Según medios rusos, el economista Yuri Tverdokhleb afirmó que la causa de los problemas financieros en Occidente era la emisión de divisas sin garantía, que EEUU inyectaba en la economía mundial.

Cabe destacar que, junto a la intención del BRICS, los países que conforman la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) también consideran abandonar el dólar estadounidense, el euro y el yen, en este caso, reemplazando a estas divisas por monedas locales. Durante una reunión oficial de los ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales de las naciones del ASEAN, se discutió la necesidad de “reducir la dependencia del dólar estadounidense, el euro, el yen y la libra esterlina” para transacciones financieras.

El ASEAN es una organización intergubernamental que reúne a Brunei Darussalam, Camboya, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, ya había comunicado en enero que en la cumbre del BRICS, que se celebrará en agosto en Sudáfrica, se discutiría la idea de crear una moneda común. “Los países que se respetan a sí mismos entienden bien lo que está en juego, ven la intratabilidad de los dueños del actual sistema monetario y financiero internacional y quieren crear mecanismos para garantizar el desarrollo sostenible, libre del dictado exterior”, sostuvo.

La tendencia a la desdolarización de países como China y Rusia ha dominado los titulares el año pasado. Los bancos centrales compraron una cantidad récord de oro en 2022 , liderados por naciones emergentes como Turquía y China.

Recientemente, China ha intensificado el uso del yuan como mecanismo de liquidación comercial. Los flujos comerciales denominados en yuanes entre Rusia y China aumentaron el año pasado. Y la semana pasada, el presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que apoya el uso del yuan chino para acuerdos comerciales entre Rusia, Asia, África y América Latina. Esa declaración se produjo después de que el líder chino visitara Moscú.

Otro movimiento histórico de China fue la finalización del primer comercio de GNL liquidado en yuanes , que se realizó entre la compañía petrolera nacional china y TotalEnergies de Francia a través de la Bolsa de Petróleo y Gas Natural de Shanghái.

China también llegó a un acuerdo con Brasil para comerciar con las monedas de su propio país, informó AFP esta semana, citando al gobierno brasileño. China ha sido el mayor socio comercial de Brasil desde 2009.

En otras áreas de cooperación, Arabia Saudita aprobó la decisión de unirse a la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS) liderada por China como socio de diálogo. La SCO es una alianza política, de seguridad y comercial creada en 2001 para contrarrestar la influencia occidental. Sus miembros incluyen a China, Rusia, India, Pakistán y cuatro países de Asia central.

“Arabia Saudita parece estar volviéndose hacia Beijing y alejándose de Occidente”, dijo el economista jefe adjunto de mercados emergentes de Capital Economics, Jason Tuvey. “Eso ha alimentado las conversaciones sobre que Arabia Saudita acepta renminbi por sus ventas de petróleo a China, el llamado ‘petroyuan'”.

Por su parte, el ex economista jefe de Goldman Sachs, Jim O’Neill, quien acuñó el nombre del grupo, ahora pide a los BRICS que se expandan para crear un sistema global multidivisa más justo al incluir a países emergentes como México, Turquía, Egipto, Indonesia, Bangladesh, Vietnam, Pakistán y las Filipinas. “El dólar estadounidense juega un papel demasiado dominante en las finanzas globales”, escribió en un artículo publicado en la revista Global Policy. “Cada vez que la Junta de la Reserva Federal se ha embarcado en períodos de endurecimiento monetario, o por el contrario, relajación, las consecuencias sobre el valor del dólar y los efectos colaterales han sido dramáticos”, expresó.