Trump: “Fue un terrible ataque, una bomba de algún tipo”. Israel tenía en la mira el puerto de Beirut. Primer Ministro del Líbano: “Los responsables deben pagar”