Macri suspende el proyecto científico-tecnológico satelital Arsat III

Arsat-3-Suspendido-Macri1

Macri suspendió la construcción del satélite argentino Arsat III “hasta que el Arsat II no sea rentable”. Habría que considerar que Arsat es un proyecto de desarrollo tecnológico nacional que además vende sus servicios, del mismo modo en que un hospital público tiene la finalidad social de cuidar la salud de la población y además podrá vender algún servicio, pero nadie le exigiría “ser rentable” y “autofinanciarse”.

Para tomar un ejemplo proveniente del país que tanto admira Mauricio Macri, la NASA hoy no existiría si EEUU le hubiera reclamado “autofinanciamiento”.  

En realidad el requisito de “rentabilidad” que ahora esgrimen es una excusa para su suspensión y vaciamiento. Ya durante la campaña electoral, el actual ocupante del Poder Ejecutivo había sentenciado sobre ARSAT: “es un despilfarro, empresas tecnológicas que no hacen nada”. Lo que molesta es que el desarrollo autónomo de la tecnología argentina atenta contra los intereses de las corporaciones multinacionales que compiten contra Arsat y que son defendidas por el actual gobierno neoliberal. 

Entrevista a Matías Bianchi, ex presidente de Arsat:
http://radiocut.fm/audiocut/el-gobierno-freno-la-construccion-del-arsat-lll/#f=radio&l=related


Por “falta de fondos”, el Gobierno frenó la construcción de un nuevo satélite ArSat / por David Cayón – cronista.com

Rodrigo De Loredo, el nuevo presidente de la compañía satelital, afirmó que no seguirán con el plan satelital hasta que puedan vender el Arsat II y autofinanciarse

El problema que se presenta es que De Loredo tomó la decisión de que hasta que no ingresen fondos de la venta del Arsat II no se comenzará a construir el ArSat III. “Nos reunimos con los proveedores, que son todas empresas internacionales, y les pedimos tiempos porque la única manera de financiarnos en vendiendo el II” sostuvo, confirmando que la construcción del tercer satélite quedó frenada.

Hace unos días, la empresa participó del “Satellite Show 2016” en Washington. “En el encuentro nos reunimos con casi todos los operadores del mercado. Si los encuentros prosperan podríamos acelerar los procesos y seguir construyendo satélites”, admitió. Mientras tanto, y entendiendo que la puesta en el espacio de los satélites no sólo posicionaba al país como uno de los pocos fabricantes de este tipo de aparatos, también reconoció que se corría el riesgo de perder el espacio asignado. Ahora, la expectativa de la nueva gestión es concentrarse en el anillo de fibra óptica.

Aunque Aguad y De Loredo lo nieguen, hay voces en el sector privado local que le ven poco futuro a la empresa. “Esto significa que no van a seguir, por lo menos si se mantienen en esta postura porque va a ser difícil el autofinanciamiento”, explicaron desde una multinacional del sector con fluidos contactos con la empresa estatal.

Mientras los proveedores esperan que se analicen las facturas presentadas, desde Arsat explicaron que la red de fibra óptica en la actualidad es de entre 32.000 y 35.000 kilómetros, de los cuales sólo 13.000 están en condiciones de prestar servicios como operador mayorista. “Si no hay un privado, damos el servicio, sino no”, lo dijo a través de su propio twitter en donde publicó que “Arsat no viene a competir con ningún actor privado, viene a colaborar. Nuestra misión es conectar, integrar, unir”. Finalizó asegurando que el “cometido” de la compañía “es brindar internet de calidad y menor precio. No importa si es el Estado quien se lo da, una pyme o una gran empresa”.

Fuente: http://www.cronista.com/negocios/Por-falta-de-fondos-el-Gobierno-freno-la-construccion-de-un-nuevo-satelite-ArSat-20160328-0020.html

 

Loading Facebook Comments ...

This article has 2 Comments

  1. Ah bueno si tengo que moderarme según me piden en este sitio, entonces diré que MM no me asombra, no esperaba otra cosa de un neoliberal comprometido con el capital y poder extranjero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*