Powered by Jasper Roberts Consulting - Widget

Macri lo hizo: 25.000 obreros de la construcción en la calle

MacriTrabajo1

El gobierno macrista ha paralizado gran parte de las principales obras públicas del Estado Nacional. Las excepciones al parate son: la central nuclear que fue licitada al empresario Nicolás Caputo, íntimo amigo de Mauricio Macri y el soterramiento del tren Sarmiento, obra adjudicada a una sociedad de empresas entre las que participa Iecsa de Angelo Calcaterra, primo hermano del ocupante del sillón de Rivadavia.

Miles de trabajadores despedidos aún no ameritan un paro nacional para la conducción de la CGT, por ahora sus sindicalistas se dedican a ser comentaristas de la realidad. En el caso concreto de Gerardo Martínez, máximo dirigente de la UOCRA, no es mucho lo que puede esperarse de él si se considera que fue un ex agente de inteligencia del Batallón 601 durante la última dictadura militar, según se corroboró en el año 2012 en una causa judicial a cargo del juez Lijo.

El inamovible Secretario General de la UOCRA desde hace 25 años, hoy comenta los miles de despidos como si fuera un periodista o un columnista más:

Martínez: “Alrededor de 25.000 trabajadores dejaron de cobrar sus salarios”

El secretario general de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA), Gerardo Martínez, afirmó hoy que “alrededor de 25.000 trabajadores de la actividad dejaron de cobrar sus salarios, sin contar a unos 15.000 estacionales”.

Martínez dio estas cifras al ser consultado por radio Con Vos de cuantos puestos laborales se perdieron, cifras menores a las anunciadas por la Cámara Argentina de la Construcción, que las estimó en 30.000.

Al respecto señaló que “todo gobierno nuevo tiene una margen de maniobra para observar la situación en general de la construcción de obras públicas”.

“Lo que me llamó la atención -dijo- es que mientras tanto la decisión de paralizar los pagos, sin atender la necesidad de comprender con actitud pragmática, realista, que en esos emprendimientos hay gente, hay trabajadores que necesitan seguir viviendo, porque su trabajo es el único recurso que tienen”.

En ese sentido explicó que “creo que hay falta de gestión, de criterio de solidaridad o de compromiso con lo que deber ser el Estado con las políticas públicas de mantener la cultura del trabajo”.

El gremialista expresó que “allí tengo una dicotomía, entre que hay un margen de maniobra que tiene un gobierno nuevo o puede ser que haya funcionarios que no se dan cuenta que conducir el Estado es algo importante y que las obras tienen cientos de miles de trabajadores”.

“Esta situación debe resolverse rápido -agregó- porque la gente no puede quedarse sin trabajo y nosotros vamos a luchar al lado de la gente”

Tras señalar que “estamos pasando por una instancia circunstancial”, aclaró que no “buscamos el conflicto, no queremos el conflicto”.

Sobre cuánto piensan reclamar en paritarias, Martínez señaló que “la mayoría de los gremios promedia un 30 por ciento y no creo que nadie hable menos de ese porcentaje”.

Finalmente, se mostró partidario de una “renovación en el peronismo, pero con debate, sin sectarismos ni peronómetro”.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*