¿Macri cambia de testaferro? Entra Darío Lizzano a reemplazar a Nicolás Caputo. La famiglia Macri y sus múltiples pantallas

Este viernes se conoció la noticia de que Nicolás Caputo, el “hermano de la vida” del presidente Mauricio Macri vendió la parte mayoritaria de su constructora “Caputo SAICF”, dedicada al desarrollo inmobiliario, al grupo TGLT, del que todos los medios afirmaron pertenece a Federico Weil. Sin embargo, detrás de TGLT aparece nuevamente una figura que llegó a los medios hace pocos días ligado a un caso de corrupción de los Macri: el empresario Darío Lizzano, el mismo que le compró los parques eólicos a Socma en un negociado ya denunciado penalmente.

Darío Lizzano es vicepresidente del directorio de TGLT y llamativamente empezó a invertir fuerte en Argentina después de la asunción de Macri. Lo hizo a través del fondo PointState, en los papeles titularidad de Zach Schreiber y se habla de inversiones por alrededor de 3.600 millones de dólares en los últimos tres años. PointState Argentina, bajo la conducción de Lizzano, ingresó a TGLT en 2015 y tiene capacidad accionaria para manejar la empresa de la que Weil es el presidente del directorio.

Muy llamativamente, desde que asumió Macri, PointState empezó a comprar paquetes accionarios de numerosas empresas, entre las que figuran: Pampa Energía de Mindlin (oh casualidad, justo la empresa de la que se sospecha simuló comprar IECSA de Angelo Calcaterra); en YPF; en TGS; en TGLT; en el Banco Macro (al grupo Macro pertenece Genneia, la empresa que compró parte de los parques eólicos); Banco Superveille y Plaza Logística, que planea la construcción de parques industriales en el Conurbano y aceitadas relaciones con María Eugenia Vidal. Cabe entonces preguntarse: ¿Es PointState un fondo pantalla para canalizar el dinero de los Macri? Ya ha quedado demostrada la habilidad de los Macri para canalizar su dinero negro a través de sociedades y fondos fantasma como se vio en los Panama Papers en donde salieron a la luz más de 50 casos y con el blanqueo reciente de más de $1090 millones de dinero negro por parte de Nicolás Caputo y Gianfranco Macri.

La sospechosa relación del fondo de inversión de Lizzano con Macri salta también a la luz cuando en su última visita a Nueva York, el ex presidente de Boca lo recibió en el hotel The Mark del Upper East Side en el que se alojó, junto al ministro de Finanzas, Luis Caputo. ¿Qué tipo de acuerdos de negocios personales hicieron?

Frente a los escándalos de corrupción (“conflicto de intereses” en la jerga eufemística de Cambiemos y el periodismo oficialista) Macri tomó la decisión de ocultar a sus empresas, por lo que corrió de la escena a Angelo Calcaterra primero y ahora a Nicolás Caputo, a quien Mauricio Macri considera como un “hermano de la vida” (entiéndase testaferro). Igualmente, Caputo sigue siendo dueño de empresas de energía, gas y servicios, ampliamente favorecidas por las medidas de Cambiemos desde el Estado. Entre ellas se destacan Edesur, Edelap y Mirgor. Recordemos que la acción de la empresa Caputo SA tenía un valor de $2,73 en 2015 y ahora vale $20,70, un 658% más en solo dos años.

Forman parte del portfolio de TGLT: Forum Puerto Madero, Forum Puerto Norte (Rosario (Argentina)) y Forum Alcorta; Astor Palermo, Astor Núñez y Astor San Telmo; Venice (en Tigre (Buenos Aires)); Metra Puerto Norte y Brisario (ambos en Rosario (Argentina)), y Forum Puerto del Buceo (en Montevideo).

Por su parte, el socio de Darío Lizzano, Federico Weil se hizo conocido a fines de 2001 cuando estructuró, junto con otros socios, la adquisición de 85.000 hectáreas de tierra agrícola de Pecom Agro, hoy Adeco Agro, con capitales de Soros Fund Management, o sea del magnate globalista George Soros, quien entre 1989 y 1999 fue formalmente socio en la Argentina de Eduardo Elsztain y Marcelo Mindlin… todo queda entre amigos.

 

Comments

comments

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*