Los motivos de la fría recepción del Papa Francisco a Macri

PapaFrancisco-Macri-Frialdad

A pesar del intento de grandes medios por disimularlo, mostrando fotos de lejos o citando frases de Macri en sus titulares, el descontento evidenciado en la cara y los gestos del Papa Francisco fue muy claro y así lo percibieron los ofuscados lectores y comentaristas de esos mismos medios. Algo carecterístico de Bergoglio en sus encuentros es el buen humor, un elemento que esta vez también pareció estar ausente. Los 22 minutos de la reunión recuerdan a los 17 minutos protocolares que le dedicó en su momento a la Reina de Inglaterra, muy lejos de los encuentros de más de una hora con otros mandatarios, incluida la ex presidenta argentina a quien le dedicó casi dos horas en la última oportunidad en el Vaticano.

¿Por qué esa frialdad en el trato?

El distanciamiento viene desde hace tiempo. Ya en las épocas en que uno era arzobispo y el otro Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Bergoglio era muy duro en sus homilías contra la trata de personas y el trabajo esclavo y denunciaba la complicidad de los funcionarios:
“en esta ciudad la esclavitud está a la orden del día (…)
en esta ciudad se explota a trabajadores en talleres clandestinos (…) en esta ciudad hay chicos en situación de calle, desde hace años (…) esta ciudad fracasó en librarnos de esa esclavitud estructural que es la situación de calle (…) se rapta a las mujeres y a las chicas y se las somete al uso y abuso de su cuerpo”.
Puede verse aquí:

De más está decir que la esposa de Mauricio Macri, Juliana Awada, está comprometida en casos de explotación laboral en talleres clandestinos que producen la ropa de sus empresas Cheeky y Awada. La Fundación La Alameda, que junto a Gustavo Vera sigue trabajando de manera muy cercana con Bergoglio, ha denunciado a estas empresas en innumerables ocasiones:

Por si todo esto fuera poco, el tratante de blancas y uno de los principales proxenetas de Argentina y México, Raúl Martins, es amigo de Mauricio Macri y hasta financió su campaña como Jefe de Gobierno, algo que ha denunciado su misma hija, Lorena Martins. No hay que investigar demasiado para tomar nota de cómo los prostíbulos florecen sin ningún control en la Ciudad de Buenos Aires. La Alameda llegó a contabilizar unos 1257.
Fuente: http://www.perfil.com/sociedad/Gustavo-Vera-Hay-mas-de-1200-prostibulos-en-la-Ciudad-20141204-0032.html

Según la misma Fundación cercana a Bergoglio, un sostén importante para el funcionamiento de las redes de trata y narcotráfico en la Argentina, fue el ex jefe de contrainteligencia de la SIDE, Antonio Stiuso, sospechado de ser un doble agente de los servicios norteamericanos y quien luego de ser echado a fines de 2014 se refugió en Miami.

Su poder garantizaba la trata de personas y el narcotráfico y mantuvo cooptada la SIDE durante más de 30 años. Sus redes de influencias y capacidad de extorsión eran tales que Gustavo Beliz, Ministro de Justicia de Néstor Kirchner no pudo lograr su remoción y terminó exiliado para siempre de la política. Se sabe que Bergoglio era espiado por Stiuso en sus años en Buenos Aires y el ex espía tiene denuncias múltiples de Gustavo Vera por “enriquecimiento ilícito, lavado de dinero, tráfico de influencias y cohecho”. Actualmente el macrismo gobernante tiene buenas relaciones con Stiuso y ha puesto en funciones a personas que responden a sus intereses. Macri eligió a la diputada del PRO Silvia Majdalani, “La Turca”, para la Agencia Federal de Inteligencia, amiga de Francisco “Paco” Larcher, ex número dos de la SIDE en tiempos de Stiuso y alguien que respondería a sus intereses ya que siempre defendió en el Congreso sus posturas.

Mientras Francisco viene pregonando, nutriéndose de las ideas de su amigo el intelectual Methol Ferré, la unidad latinoamericana (la “Patria Grande”), una postura que pone freno a los intentos de EEUU por terminar de someter económicamente a América Latina a través de acuerdos de libre comercio como el ALCA o actualmente el TTP (Acuerdo Transpacífico), Mauricio Macri y su Canciller Susana Malcorra, buscan por el contrario el alineamiento con la geopolítica norteamericana, restándole poder a instituciones latinoamericanistas como la UNASUR y la CELAC.


Comprensiblemente, tras la victoria de Macri, ante una pregunta periodística que buscaba conocer su opinión, Francisco dijo:
“Escuché alguna opinión, pero la verdad es que de esta geopolítica, en este momento, no sé qué decir. Porque hay problemas en varios países en esta línea, ¿no? Hay varios países latinoamericanos en esta situación de cambio de rumbo, esto es verdad. Pero no sé explicarlo”

Las posturas neoliberales del nuevo gobierno argentino, que priorizan las finanzas por sobre el mundo del trabajo, los despidos masivos, la rebaja de salarios, la quita de impuestos a las multinacionales mineras, la quita de restricciones a la especulación financiera habilitando una nueva “bicicleta” de endeudamiento masivo, valorización con altos intereses y fuga al exterior, las concesiones a los bancos y a la usura internacional, etc. son el opuesto perfecto a las ideas que propone Francisco en su encíclica Laudato Si’ y la exhortación apostólica Evangelii Gaudium (precisamente el presente que le entrega en el encuentro) y que expone en todos sus discursos. La primera frase pública del papa Francisco luego de la reunión fue un pedido de que“la simple proclamación de la libertad económica no prevalezca sobre la concreta libertad del hombre y sobre sus derechos”, al reunirse en el Vaticano en el mismo día con un grupo de 7000 industriales.

El alineamiento de Mauricio Macri con las derechas guerreristas norteamericana e israelí, representa también un triste golpe a la estrategia de paz de Francisco para el Medio Oriente, en la que jugó un rol importante para impedir en el año 2013 una invasión norteamericana a Siria a través de sus relaciones con Rusia.

Previo al actual encuentro, Macri desairó al Papa en dos ocasiones, cuando fue invitado al Vaticano a un encuentro con alcaldes de importantes ciudades del mundo y cuando intentó mediar para una transición presidencial ordenada en diciembre de 2015 y en la que Macri optó por una medida judicial que terminó abruptamente con el mandato de Cristina Kirchner.

Más cercana en el tiempo, fue notoria la intención de Francisco y de la Iglesia de interceder por la liberación de Milagro Sala, ya que desde un primer momento dieron a entender que en un Estado de derecho no se puede detener a una dirigente social por el hecho de protestar. En todo caso deberá primero investigarse, probarse debidamente un delito no excarcelable en un juicio justo con derecho a la debida defensa. Aducir que el Poder Judicial es independiente en Jujuy es un chiste, ya que fue el mismo gobernador Gerardo Morales el que realizó la denuncia contra Sala, mientras se encargó de agrandar la Corte Suprema de la Provincia con una ley votada por legisladores que luego pasaron a ser jueces de esa suprema institución judicial provincial. Lejos de ayudar a la liberación de Sala, Macri apoyó a Gerardo Morales.

Se sabe que Francisco ha venido buscando la paz social en la Argentina. En solo 60 días de gobierno, Macri parece buscar lo contrario: ha despedido a miles de personas acusándolas de “ñoquis” cuando en una inmensa mayoría eran trabajadores con contratos precarizados o incluso trabajadores de alta capacitación como en el caso de Fabricaciones Militares o ARSAT; viene generando provocaciones contra símbolos del anterior gobierno y hasta se han conocido los planes para buscar encarcelar a la anterior presidenta Cristina Kirchner (a través de un juez dócil a sus intereses como Claudio Bonadío, exponente de los jueces de la “servilleta de Corach”). Mientras Francisco intenta pacificar al país, Mauricio Macri con sus medidas pareciera buscar incendiarlo.

Siendo ésta la compleja y delicada situación, no asombra la frialdad y la cara de preocupación de Francisco, más bien habría asombrado que no la tuviera.

Loading Facebook Comments ...

This article has 3 Comments

  1. No soy papista.. pero reconozco que actuó políticamente correcto, humanamente.. con cuerda con su pregón por todos los pueblos visitados.. se lo agradezco profundamente. Este presidente ni es politico, ni es humano..Es un destructor, mentiroso serial.. no posee las cualidades ni los sentimientos.. ni la capacidad intelectual para conducir una Nación ni a su pueblo.. los que votaron al presidente y su banda..lo han hecho con un fuerte odio a sus compatriotas y la falta de amor a su país..muchos argentinos no ejercen su nacionalidad..me avergüenzan…sabían que no votaban a opositores politicos.. estos son opositor cipayos.. que trabajan por beneficios propios y de intereses extranjeros.. siempre les recuerdo que Hitler fue votado.. y nos condujo a una Shoa ( Holocousto).

    1. Éster q autoridad tenés p calificar del modo q lo haces a quienes votamos a Macri. Revelas tu soberbia, tu falta de respeto a la democracia y compararlo c Hitler, el fanático pierde toda objetividad, por favor reflexiona, no p q apoyes a Macri, si no p q seas más equilibrada, esto dicho c respecto.

  2. ¡¡¡¡LA VERDAD IMPRESIONANTE LA NOTA. ESUCHE CASI LO MISMO DE LA PERIODISTA ALICIA BARRIOS QUE SALIO POR TELÉFONO PARA CRÓNICA TV, DIJO ADEMAS QUE LOS TRES GOBERNADORES DE LA OPOSICIÓN LLEVADOS POR MACRI, NO ERAN DEL AGRADO DE FRANCISCO POR DIVERSAS RAZONES: DE BERTONE, TIERRA DEL FUEGO, POR SER SOBRINA DE UN CARDENAL QUE VOTÓ CONTRA FRANCISCO, DE UTURBEY POR NO HACER NADA EN CONTRA DEL NARCOTRÁFICO EN LA FRONTERA DE SALTA CON BOLIVIA, EL OTRO NO RECUERDO BIEN POR QUÉ. LA CUESTÍON ES QUE FRANCISCO NO LO QUIERE A MACRI. POR ALGO SERÁ EHHH!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*