La Policía de Santiago del Estero detuvo a una niña de 10 años porque iba caminando sin barbijo