Juana Azurduy: La mujer al frente de la lucha por la Independencia

JuanaAzurduy1

Según la historia oficial (liberal), en la etapa de las luchas por la independencia la mujer ocupó un rol muy pasivo y secundario: con suerte llegaban a ser costureras de banderas que esperaban en el hogar el retorno de sus maridos.

Sin embargo también hubo mujeres con un rol muy activo como Juana Azurduy que lideraron las luchas por la liberación. De asombroso coraje y gran sacrificio, Azurduy llegó a ser coronela del ejército libertador, logrando con sus hazañas que  el mismo general Manuel Belgrano le hiciera entrega de su sable en 1816 en reconocimiento.

Juana Azurduy nació en Chuquisaca en 1780, en aquel entonces parte del Virreynato del Río de la Plata, actualmente sur de Bolivia. Hablaba tanto el español como el quechua originario de sus tierras. A los 17 años fue expulsada por su rebeldía del convento al que había sido enviada para ser monja. Participó de la Revolución de Chuquisaca del 25 de mayo de 1809 y luego se suma a los movimientos revolucionarios de mayo de 1810. En 1812 combatió bajo las órdenes del general Manuel Belgrano. A partir de 1813 se destacó en la organización de guerrillas contra el dominio español. Se unió más tarde a las huestes de Martín Miguel de Güemes. En 1825 el libertador Simón Bolivar la visita y comenta que Bolivia debería llamarse Azurduy y Padilla en homenaje al valor de Juana y su también combatiente esposo. Murió en la indigencia un 25 de mayo de 1862.

Como se puede apreciar, la mujer estuvo muy lejos de la imagen pasiva que se quiso transmitir: también hubo mujeres que supieron ser grandes heroínas, combatiendo y promoviendo las ideas libertarias de su época.

Reconocimientos

Olvidada por mucho tiempo supo ser inmortalizada por la bella canción de Ariel Ramirez y Felix Luna, interpretada por la gran Mercedes Sosa.

En un justo reconocimiento a su historia, el 14 de julio de 2009 la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner la ascendió post-mortem al grado militar de general. Se dispuso también el reemplazo de la estatua de Cristobal Colón que se encontraba detrás de la casa de gobierno (triste símbolo de de la dominación española en estas tierras) por una estatua de Juana Azurduy, donada a la Argentina por el Estado de Bolivia por decisión del mandatario Evo Morales. Este reemplazo se concretó el 14 de julio de 2015, constituyéndose la de Juana Azurduy en la estatua en bronce más alta del país con sus nueve metros más los siete de su pedestal.

JuanaAzurduy2

Loading Facebook Comments ...

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*