Fake-news a la boliviana – la derecha quiere enfrentar a Evo con García Linera

Por Sullkata M. Quilla *

En base a un mismo libreto, adaptado a las particularidades nacionales, la derecha latinoamericana opera con los mismos métodos e instrumentos. No tienen para mostrar otra cosa que mentiras para ocultar su proyecto de explotación de los pueblos y saqueos a sus riquezas.

Desde los primeros días del nuevo año la derecha intenta enfrentar al Presidente Evo Morales con el vicemandatario Álvaro García Linera, por medio de falsos mensajes: la derecha solo tiene mentira, no tiene programa, y quieren enfrentarnos, señaló el jefe de Estado. Durante sus doce años en el gobierno, Morales fue víctima reiterada de difamación, xenofobia, injurias y campañas de descrédito lanzadas por personeros de la derecha y potenciadas por la prensa hegemónica y redes sociales.

Evo evocó nuevamente un discurso dirigido en la Asamblea Constituyente (2006-2007) donde planteó, para frenar las ofensas contra García, que “un toro blanco y un toro negro son una yunta para trabajar por Bolivia” y reivindicó que la política es “la mejor ciencia para servir al pueblo, la política no es mentira, es transparencia, es la verdad y va a seguir imponiéndose”.

Habrán algunos mensajes de ofensas, de humillación, no es al Evo Morales sino a nuestros movimientos sociales, principalmente al sector indígena originario, no me molesta, yo decía en algún momento que sabía que los de la derecha y pro-capitalistas van a buscar perjudicar, sin embargo, por la conciencia del pueblo boliviano, nuestro proceso de cambio, nuestra revolución es imparable”, dijo.

Álvaro García Linera es “insustituible” en la “revolución democrática cultural” del Movimiento Al Socialismo (MAS), aseguró en Oruro el presidente Morales, durante un acto que recordó la gesta libertaria orureña de 1781. “Vi en las últimas semanas otra vez: que Álvaro está escapando; que su esposa se está escapando; quiero decirle hermano Álvaro, nuestro Vicepresidente en nuestra revolución democrática cultural es insustituible. (…) Nos quieren enfrentar, la derecha con la mentira quiere enfrentarnos”, recalcó.

Recordó que la derecha por medio de “chismosería” intentó provocar peleas entre el canciller Fernando Huanacuni y el ex-ministro Juan Ramón Quintana, como también entre Huanacuni y García. En agosto, en ocasión de nuevo aniversario patrio, y octubre, en el cumpleaños de García, Morales sostuvo que su Vicepresidente es insustituible en el proceso de cambio que lidera desde 2006.

En diciembre del año pasado, García desechó la posibilidad de volver a ser candidato a la Vicepresidencia en las elecciones generales de 2019. Sin embargo, la dirigencia del oficialista MAS insiste en presentar a la repostulación a la dupla Morales-García. “Con la conciencia del pueblo boliviano, nuestro proceso de cambio o nuestra revolución democrática cultural es imparable”, aseguró.

Un mes atrás, Morales, rechazó las mentiras de sectores controlados por la oposición sobre una supuesta convulsión social en Bolivia, y aclaró que son pequeños grupos que conspiran contra el gobierno usando como pretexto las movilizaciones contra la aprobación del nuevo Código Penal, que según ellos vulnera derechos constitucionales.

“Escuché en algún medio de comunicación que hay convulsión en el país ¿Qué convulsión en el país? Son pequeños grupos que conspiraran siempre divididos, siempre hemos vivido una conspiración permanente, con tantas mentiras”, lamentó el mandatario.

La campaña de descrédito y de difamación contra el presidente, orquestada por la oposición, influyó para que el No ganara el referendo el 21 de febrero de 2016, para aprobar o no una reforma parcial de la Constitución de ese país que contemplaba una cuarta postulación de Evo Morales a la Presidencia. La propuesta fue hecha por los movimientos sociales. “Los opositores solo incitan a mentir mediante las redes sociales. Todo por Bolivia, por la dignidad, la igualdad hay que soportar eso, hay que aguantar eso. Por Bolivia vamos a seguir soportando”, resaltó el mandatario en una entrevista en radio Kausachun Coca.

En 2007, una mujer, vinculada sentimentalmente al presidente boliviano Evo Morales, hizo aparecer un presunto hijo de ambos, el nexo le permitía gozar de favores de poder. Posteriormente se descubrió que ni el hijo ni la corrupción existieron.

El exjefe de los servicios de inteligencia bolivianos a principios de la década de los 90, Carlos Valverde, devenido en periodista fervorosamente opositor del Gobierno progresista, salió a la luz pública para denunciar, días antes del plebiscito, que el gobernante había tenido un hijo fruto de una relación con la señora Gabriela Zapata y que ella traficaba influencias, en virtud de aquello, y que hasta servía contratos de una empresa china con el Estado.

Las investigaciones demostraron que Zapata mintió sobre el supuesto hijo que tuvo con Evo. Ella reconoció que Samuel Doria Medina, y su abogado, Eduardo León, la utilizaron para fomentar la mentira sobre el jefe de Estado y reveló que le prepararon un libreto que debía repetir durante su comparecencia en la Asamblea Legislativa.

Hoy la derecha vuelve al ataque con mentiras en esta época de posverdad, tratando de minar la revolución boliviana y la figura de sus líderes.

* Sullkata M. Quilla – Antropóloga y economista boliviana, investigadora asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE – www. estrategia.la)

Fuente: www.nodal.am – 15 febrero, 2018

Comments

comments

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*