Estructura montada para la evasión

Por Tomás Lukin *

En algunos lugares, que sean argentinos, se debate el problema de los paraísos fiscales. En Argentina muchos medios hablan de libertad de disponer de sus dineros de parte de los ricos. Un tema para reflexionar.

Los flujos financieros que se canalizan a las guaridas fiscales suman 7,8 billones de dólares

Los flujos financieros ilícitos les costaron a los países en desarrollo 7,8 billones de dólares. La cifra con doce ceros, equivalente a sumar el PIB de todas las economías sudamericanas, representa el stock acumulado entre 2003 y 2014. El componente central en las maniobras canalizadas a través de la red global de servicios financieros offshore no es la corrupción gubernamental ni el narcotráfico. Habilitados por el marco legal vigente, los elementos más relevantes a la hora de explicar los flujos financieros ilícitos son los abusos comerciales y fiscales de las grandes empresas multinacionales. El diagnóstico y las estimaciones, las últimas disponibles, fueron presentadas ayer durante la primera jornada de la Conferencia para la Transparencia Financiera organizada en la capital de Finlandia, Helsinki, por distintas organizaciones no gubernamentales especializadas como Tax Justice Network, Latindadd, Fundación SES y Global Financial Integrity.

“Las filtraciones como los Panamá Papers pusieron la atención sobre las maniobras fuera de control que fluyen a través de un sistema financiero en las sombras. Los gobiernos de los países del norte están siendo presionados para poner un freno a los flujos financieros ilícitos pero a pesar de sus comunicados y declaraciones en contra no podemos obviar que tres de las cinco jurisdicciones del secreto más importantes del mundo están en Europa y Estados Unidos”, advierten los responsables de Financial Transparency Coalition que nuclea a las ONGs a cargo del evento en la pequeña capital de Finlandia donde comienza a sentirse el rigor de los inviernos nórdicos. Si a escala local las últimas megafiltraciones financieras revelaron las maniobras offshore de empresarios, políticos y celebridades de cada país; los organizadores de la conferencia enfatizaron que a nivel global la maga-filtración expuso cómo funciona uno de los eslabones fundamentales en la red global de guaridas fiscales: los intermediarios encargados de crear las plataformas para la evasión, la fuga y el lavado de dinero.

“La fuga y la evasión no son una práctica sencilla sino que requieren la complicidad de ejércitos de abogados y contadores. El trabajo de esos profesionales es garantizar el secreto a través del mundo offshore como mostraron las 4040 cuentas no declaradas abiertas por argentinos en el HSBC Private Bank de Ginerba. Los especialistas en diseñar maniobras fraudulentas no están solos sino que aprovechan al máximo la laxitud de las leyes y las regulaciones”, explicó a PáginaI12 el coordinador del programa Integración Regional y Desarrollo de la Fundación SES, Adrián Falco.

“Estos fraudes atentan contra la capacidad de inversión del Estado y limitan las posibilidades del desarrollo sustentable”, señaló el especialista argentino que participó del encuentro realizado en las inmediaciones de uno de los puertos que tiene Helsinki. Desde allí parten barcos que, por ejemplo, cubren el recorrido de dos horas y media entre Finlandia y Estonia. El viaje cuesta hasta 30 euros y por la noche es habitual cruzarse familias enteras que retornan cargadas con bolsas de alimentos y bebidas alcohólicas en un intento por aprovechar la abismal diferencia en los precios. Una cerveza en un bar económico finlandés puede costar 7 euros mientras que en Tallin, la capital estona, no supera los 2,5 euros. Con una estructura productiva concentrada, en la industria maderera, papelera y electrónica, la economía finlandesa no atraviesa su mejor momento y recién comienza a recuperarse de una prolongada recesión. “Si no se combate la evasión impositiva es imposible abordar los problemas del desarrollo. No se puede tener un Estado de Bienestar sin una presión tributaria del orden del 20-30 por ciento o más alto”, advirtió durante la apertura de la conferencia el ministro de Comercio y Desarrollo finés, Kai Mykkänen. Finlandia tiene uno de los niveles de presión fiscal más altos del mundo: 44 por ciento del producto.

“Somos rehenes del marco legal vigente que facilita los flujos financieros ilícitos”, explicó  Netti Buyani del CBGE de la India quien consideró que “el desarrollo de la red global de servicios offshore está asociada al proceso de financiarización del capital a escala mundial”. De acuerdo a las distintas estimaciones el mundo offshore ofrece resguardo a una cifra que oscila entre 7,6 y 32 billones de dólares. “Los ricos son relevantes pero lo más importante son las multinacionales y grandes compañías que utilizan los paraísos fiscales. En el ranking de las 500 empresas más grandes del mundo elaborado por la Revista Fortune es posible identificar 357 compañías que suman, por lo menos, 10.366 subsidiarias en paraísos fiscales”, advirtió la investigadora durante un encuentro con periodistas donde también se discutió sobre la presencia del presidente argentino Mauricio Macri en los Panamá Papers. “Los flujos financieros ilícitos son un problema para el desarrollo. Estados Unidos e Inglaterra son parte central de ese problema”, consideró la abogada de GFI, Heather Lowe, quien exigió la creación de registros de beneficiarios finales para conocer a los verdaderos dueños de las empresas anónimas alojadas en las guaridas fiscales.

* Tomás Lukin – periodista, columnista especializado en investigaciones.

Fuente: www.pagina12.com.ar – Desde Helsinki – 26-10-17

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*