Estela de Carlotto: “Francisco está muy preocupado por lo que está pasando en Argentina”

El Papa Francisco recibió a Estela de Carlotto, quien luego del encuentro declaró: “Francisco está muy preocupado por lo que está pasando en Argentina”. No podría ser menos, dada la crítica situación social, con innumerables despidos, cierre de industrias, el desguace de sectores estratégicos, endeudamiento masivo y persecución política a la oposición. Francisco está al tanto de lo que ocurre en la Argentina y mantiene un diálogo fluido tanto con la nueva Conferencia Espiscopal como con dirigentes sociales y políticos de estrecha confianza como Juan Grabois de la CTEP y Gustavo Vera de La Alameda. Desde hace ya un tiempo han sido claras sus señales para buscar una unidad del campo popular contra el neoliberalismo y su “cultura del descarte”. Así se lo ha hecho saber a distintos actores políticos que han estado reunidos con él últimamente, como Pablo Moyano, Mario Cafiero o Alberto Fernández. Este último habría sido recibido el pasado 26 de enero en secreto. Fernández venía manteniendo conversaciones con Cristina Kirchner (sobre quien Francisco habría hablado muy bien) y tras la vuelta de Roma ocurrió de hecho el encuentro entre la ex presidenta y su ex Jefe de Gabinete. Este jueves 8 de febrero finalmente se concretó el Encuentro por la Unidad de las distintas vertientes peronistas en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo. ¿La mano de Francisco detrás de la unidad del peronismo?

Estela de Carlotto solicitó a Francisco que la Iglesia agilice los trámites para obtener información porque son “engorrosos y largos”. Carlotto también requirió al pontífice obtener información sobre un registro de los bautismos a bebés nacidos en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), principal centro de detención ilegal, torturas y asesinatos que funcionó en Buenos Aires durante la última dictadura.

En mayo de 2017, la Iglesia católica anunció la apertura de sus archivos sobre el régimen de facto en Argentina, a los que tienen acceso sólo víctimas, familiares de detenidos y desaparecidos y autoridades eclesiásticas.

En el encuentro anterior, en noviembre de 2014, la dirigente defensora de los derechos humanos en Argentina asistió junto a su nieto Ignacio, que nació durante el cautiverio de su hija Laura y al que conoció tras casi 40 años de búsqueda.

Comments

comments

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*