El Estado de Israel sale a apoyar a Arroyo Salgado y su hipótesis contra CFK

Muestras sus fichas el verdadero jugador detrás de la operación Nisman. Sandra Arroyo Salgado fue recibida por el presidente de Israel Reuven Rivlin. La crónica de la Nación dice: “La muerte del fiscal de la causa AMIA impactó hace dos años en Israel, donde había gran aprecio por la concienzuda investigación que había llevado adelante para esclarecer el atentado. Consideró responsable del ataque a Irán, declarado enemigo del Estado judío”. De “concienzuda” su “investigación” no tuvo nada, ya que lo único que hizo Nisman fue desviar la causa (siguiendo directivas de la CIA a través de la Embajada de EEUU según reveló Wikileaks) para tratar de inculpar sin ninguna prueba a Irán, el país enemigo geopolítico de Israel.

Israel necesita la destrucción de Irán para poder ejercer su poderío sin oposición en Medio Oriente, por eso desde hace años viene presionando (junto al Partido Republicano) a EEUU para un ataque militar. Dada la alianza de Irán con Rusia y China, un ataque de ese tipo podría tener consecuencias impredecibles (por eso el sector de Barack Obama se inclinó por un acuerdo pacífico y comercial). Es en este cuadro internacional que se inserta la utilización de la causas AMIA y Embajada de Israel. Como Argentina, a través de Cristina Kirchner, se salió de estos planes belicistas y firmó el Memorándum con Irán en 2013 (en medio del acercamiento del partido demócrata norteamericano con Irán para favorecer los negocios comerciales en lugar de la guerra), el agente de la CIA, Antonio Stiuso comenzó a operar contra la ex-presidenta.

El plan final incluía la denuncia por supuesto encubrimiento que debía ser presentada poco antes de las elecciones de octubre de 2015. Como Cristina echó a Stiuso de la SIDE a fines de 2014 (y había rumores de que también sería desplazado el mismo Nisman), la “denuncia” fue presentada a las apuradas por Nisman, sin pruebas y sin siquiera la tipificación de un delito. A partir de ahí al Mossad y a la CIA Nisman ya les servía más muerto que vivo.

Tras su muerte, Israel y los sectores de inteligencia que responden al complejo industrial militar vienen usando su caso para sumarlo al paquete AMIA-Embajada como supuesta prueba de terrorismo internacional por parte de Irán. El 4 de marzo de 2015, en su discurso en el Congreso de los EEUU, el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu dio por hecho que el culpable de ambos atentados fue Irán y solicitó que se tome en cuenta esto para dejar de negociar con ese país y pasar al plano bélico. El objetivo final es poder presentar un casus belli en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que legitime el ataque militar al país persa. En abril de 2015, el ministro de Asuntos Estratégicos de Israel, Yuval Steinitz, afirmó que “el gobierno de Benjamin Netanyahu mantiene vigente la opción de tomar medidas militares contra el programa nuclear iraní”, mientras que el Pentágono viene informando desde 2012 que “ya tiene listo el plan para una operación militar contra Irán“. En 2015 un nuevo informe apuntaba hacia el mismo objetivo.

En esta ocasión, el presidente de Israel, Rivlin, indicó que “tiene información de lo acontecido” y que “ha seguido con consternación la muerte de Nisman” y advirtió que el servicio de inteligencia israelí, el Mossad, “compartió informes con la administración norteamericana” sobre lo ocurrido. “Me encontré con Barack Obama y Hillary Clinton. Más allá de nuestras diferencias en lo que hace a los acuerdos suscritos con Irán, les manifesté que Irán sigue realizando actos de terrorismo. Hay senadores tanto republicanos como demócratas que permanentemente preguntan por la denuncia de Nisman y su muerte“. Rivlin también manifestó: “Su muerte sin duda está vinculada a la investigación que realizaba respecto del atentado a la AMIA”.

Como si fuera una visita de Estado, a Arroyo Salgado (una jueza que siempre fue sospechada de una estrecha relación con el agente de la CIA, Antonio Stiuso, de hecho a su juzgado siempre se lo conoció como “el juzgado de la SIDE“) también la recibió el presidente de la Kneset (Parlamento de Israel), Yuli Edelstein. “Nos manifestaron cuánto valoraban el trabajo de Nisman, su significado y trascendencia. Ambos entendían que las razones de su muerte tienen que ver con su trabajo y destacaron la denuncia por el memorándum de entendimiento con Irán y los esfuerzos que realizaba para esclarecer el atentado a la AMIA”, expresó Salgado. Y añadió que “en Israel tienen preocupación e interés en que se esclarezcan las circunstancias de su muerte”. Arroyo Salgado y Stiuso siguen funcionando en tándem, una imponiendo la idea de que “fue un asesinato” y cargando las tintas sobre el rol del anterior gobierno (afirmó al diario Perfil “la presunta participación en el homicidio y su pretendido encubrimiento ulterior de funcionarios del gobierno anterior”), que según ella habría actuado “como un grupo de tareas“, mientras que Stiuso directamente denunció que fue un “homicidio” promovido por el gobierno de Cristina en confabulación con Irán.

El miércoles 18 de enero, en la ciudad de Naharía, se inauguró un monumento en homenaje a Nisman. Ese mismo día, también se lo homenajeó en la Knesset (Parlamento israelí), con la presencia del embajador argentino en Israel, Carlos Faustino García, junto a representantes de la Organización Sionista Mundial (OSM).

Con la “denuncia” abierta contra Cristina (apertura para la que el Partido Judicial movió cielo y tierra, ya que era casi imposible darle entidad a ese verdadero mamarracho jurídico), el circo continuará. Ya se habla de “custodios de Chávez arrepentidos” que desde Miami (comprados por la CIA) testimoniarían sobre las supuestas intenciones de Cristina y Chávez para encubrir a Irán, específicamente quien fuera jefe de la custodia del líder bolivariano, el capitán Leamsy Salazar. Más fojas de un cuento cuyo fin último es poder atacar a uno de los pocos países de Medio Oriente que desafían la autoridad de EEUU e Israel.

Loading Facebook Comments ...

This article has 1 Comment

  1. El Llamamiento Argentino Judío rechazó la presentación judicial de la DAIA (Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas) que pidió la reapertura de la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner por supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA.

    En un comunicado firmado por su titular, Jorge Elbaum, la entidad disidente de la DAIA consideró que se trata de “maniobras jurídicas” que buscan la “persecución política” de funcionarios del anterior gobierno.

    Recordó que la denuncia de Nisman, hecha cuatro días antes de morir en circunstancias no aclaradas, “fue desestimada por la justicia por todas las instancias que le tocó transitar”.

    Destacó que cuando la Cámara Federal trató la denuncia ya rechazada en primera instancia por el juez federal Daniel Rafecas, el camarista Jorge Ballestros “sostuvo acertadamente que se podía considerar el Memorándum firmado con Irán un fracaso de la diplomacia argentina, un error del Congreso, una desilusión para la investigación del atentado, pero no un delito”.

    La entidad salió al cruce del pedido de la DAIA para reabrir el expediente cerrado a fines de marzo del 2015, con el respaldo del fiscal ante la Cámara Federal, Germán Moldes.

    El Llamamiento aseguró además que “gran parte de la colectividad argentino-judía impugna categóricamente la pretensión inconsulta de la DAIA de representar a dicho colectivo”.

    La entidad disidente denunció que el reclamo de la DAIA fue hecho “en complicidad de los medios hegemónicos y funcionarios de la justicia tributarios del neoliberalismo local”.

    Para el Llamamiento, “están orientados a recrudecer la persecución política hacia un sector de la sociedad argentina, con el objetivo indudable de proscribir políticamente a diferentes funcionarios de la gestión que finalizó su mandato el 10 de diciembre de 2015”.

    “El Llamamiento repudia categóricamente la maniobra y alerta sobre el rol jugado por una institución cuya única misión declarada ante la Inspección General de Justicia es la de enfrentar la judeofobia, pero que utiliza esta simulación y excusa para tramitar inconfesables intereses corporativos, de índole local y geopolíticos”, sostiene la organización en un comunicado.

    etiquetas

    AMIA
    Alberto Nisman
    Cristina Fernández de Kirchner
    Nisman: cuestionan el pedido de la DAIA reabrir la denuncia contra Cristina

    http://www.telam.com.ar/notas/201608/157223-llamamiento-argentino-judio-nisman-cristina-amia.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*