Cristina alertó por el futuro de las jubilaciones y recomendó leer esta nota

La ex presidenta alertó sobre las bajas en las jubilaciones y difundió en redes sociales una nota publicada en Página|12. En la nota recomendada por Cristina se explica el cambio metodológico en el cómputo de la movilidad previsional, que supone una reducción substancial en los aumentos previosonales.

La fórmula de movilidad previsional tiene como finalidad la actualización, no sólo de los haberes jubilatorios sino también del resto de las prestaciones de sistema nacional de Seguridad Social, como la Asignación Universal por Hijo, las asignaciones familiares percibidas por los trabajadores en blanco o incluso las pensiones no contributivas, como la de discapacidad o por ser ex combatiente de Malvinas. Dentro de ese sistema hay 17,4 millones de personas y el objetivo del gobierno es el ahorro fiscal de más de 100 mil millones de pesos en prestaciones para 2018, según exigencias del Fondo Monetario Internacional.

Actualmente, la movilidad se calcula por semestre en un 50 por ciento a partir de la evolución de la recaudación tributaria nacional y el otro 50 por ciento por la suba de los salarios. La formula prevista para la reforma previsional que la Cámara de Diputados tratará la semana entrante desestima el crecimiento de la recaudación impositiva a través del AFIP, eliminándola de la ecuación. Por otra parte, el impacto del crecimiento salarial también se reducirá, en tanto que la fórmula sólo computará el 30 por ciento de la evolución del índice salarial y el 70 restante se calculará trimestralmente en base a la inflación.

A partir de las proyecciones de recaudación de AFIP, el aumento previsional debería ser de 14,5% con la metodología actual, pero con la propuesta oficialista quedaría casi 9 puntos abajo con un 5,7%. Así, el haber mínimo previsional pasaría con la formula actual de 7.246 a 8.296 pesos con 1.050 de suba, mientras que con la reforma de Cambiemos, la mínima apenas alcanzará los 7.660 teniendo un magro alza de 414 pesos, aumento menor a lo que el trabajador pasivo dejará de percibir por el cambio de medición.

La actual Ley de Movilidad Jubilatoria de aprobó en 2008, durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner y garantiza dos aumentos por año, en marzo y septiembre con la formula antes descripta, compuesta en partes iguales por aumento salarial y de recaudación impositiva. Se aplicó por primera vez en marzo de 2009, y desde allí ininterrumpidamente hasta septiembre de este año, pasando las jubilaciones de 690 a 7246 pesos con unaumento acumulado del 950 por ciento, muy superior a la medición de la inflación realizada por consultoras privadas durante ese periodo y que fue de 692 por ciento.

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*