Corrupción PRO: el Ministro de finanzas Luis Caputo ocultó que fue accionista de una offshore y fondo buitre de Caimán

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, encargado de emitir la gigantesca deuda externa que viene generando el régimen macrista, ocultó al asumir como funcionario que fue accionista de sociedades offshore, creadas para administrar cientos de millones de dólares en paraísos fiscales, entre ellos títulos en default de la deuda externa argentina. Por lo tanto, el ¿ex? directivo de JP Morgan y Deutsche Bank ha venido estando de los dos lados del mostrador: haciendo de buitre de la deuda argentina y concediendo a los Fondos Buitre todos sus reclamos como ministro del Estado Nacional.

De acuerdo a información publicada por las periodistas Emilia Delfino y Sandra Crucianelli, el funcionario fue, entre agosto de 2009 y julio de 2015, el principal accionista de la sociedad Princess International Group, radicada en Islas Caimán. Así figura en documentos oficiales de la Securities and Exchange Commision (SEC), la Comisión Nacional de Valores de los Estados Unidos.

Caputo tenía más del 75% de las acciones pero omitió consignar esa información en las declaraciones juradas que presentó ante la Oficina Anticorrupción (OA) al ingresar a la función pública en diciembre de 2015. Si no tenía nada que ocultar: ¿por qué lo omitió?.

También volvió a ocultar la información en 2016, cuando debió informar su patrimonio correspondiente al inicio de 2015. Estas omisiones constituyen un delito con penas que de hasta dos años de prisión.

Caputo era el dueño de entre el 50% y el 74% de otra offshore:  Affinis Partners II, también radicada en Caimán y dueña de Noctua, la gerenciadora de fondos de inversión radicada en Delaware y Miami.

Lo peor del caso es que hasta seis meses antes de asumir en el gabinete de Mauricio Macri, Caputo era accionista y administrador de inversiones que incluyeron bonos de la deuda argentina en default y luego, en 2016, Caputo estuvo a cargo de la negociación con los fondos buitre que reclamaban el pago de los bonos de la deuda argentina en default, a los que concedió todos los beneficios extraordinarios y usurarios que pedían.

Casi como un chiste de mal gusto, Caputo es actualmente el representante de la Argentina ante el G20, grupo de países que ahora se proponen reducir los paraísos fiscales y transparentar el sistema financiero internacional, tras los escándalos desatados por Panamá Papers y Paradise Papers.

En noviembre, la investigación había revelado que Caputo había sido gerenciador de los fondos de inversión de Noctua en Caimán. Ahora, los documentos obtenidos a través de un pedido de acceso a la información ante la SEC revelan mucho más. El funcionario era también el dueño de la empresa que administraba estas inversiones secretas. Y no lo declaró ante el Estado argentino.

El diputado y presidente del bloque del FPV, Agustín Rossi afirmó que es “otro escándalo más” que Caputo haya ocultado a la AFIP y la Oficina Anticorrupción (OA) que era dueño de esa offshore. “La omisión es un delito. Ademas, Caputo fue quien negoció con los fondos buitres. Como decía Jauretche: ‘Fuimos a negociar al Almacén con el Manual del Almacenero”, expresó el legislador santafesino. Además, se preguntó si la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, denunciará al ministro por haber ocultado esa información. “Dudo. Entonces estará incumpliendo sus deberes como funcionaria, lo que también constituye delito”, respondió.

La pregunta que queda flotando ante tantos delitos de corrupción que se siguen conociendo a pesar del blindaje informativo es: ¿existe hoy en la Argentina algún fiscal dispuesto a investigar estos delitos y algún juez que haga justicia?

Comments

comments

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*