Convenio de EEUU con Argentina permitirá que sus militares conduzcan nuestra seguridad interior

comandosur

Fuente: CEMIDA / Resumen Latinoamericano / alai/  19 diciembre 2016

El  10  de  noviembre   de  2016   el  gobierno  del Estado  norteamericano  de  Georgia  anunció  que  la  Guardia Nacional de ese  Estado había  sido  seleccionada  como la  operadora del COMANDO SUR militar estadounidense para la República de Argentina como parte del Programa de Asociación Estatal (SPP por sus siglas en Inglés)  del Departamento de Defensa.

La  noticia  fue  dada  a  conocer   recién  el  14  de  diciembre de 2016  por  el  Ministerio de  Defensa  argentino  a  través  del  Informe  de  Prensa  N° 523/16 que informó: “El Ministro Martínez firmó un convenio de ayuda humanitaria con la Guardia Nacional del Estado de Georgia, Estados Unidos, para brindar asistencia ante catástrofes naturales y ayuda humanitaria. Mediante la firma de este convenio, presentado ayer en la Embajada de EE UU por el Embajador argentino en Washington, Martín Lousteau, Argentina pasa a integrar el Programa de Colaboración Estatal del Departamento de Defensa (SPP), lo que permitirá que las Fuerzas Armadas nacionales desplieguen actividades conjuntas con la Guardia Nacional del Estado de Georgia”.

Por  su  parte  la  Embajada  norteamericana  destacó  en  un  comunicado  que  “inspirado en las metas de política exterior del Departamento de Estado de los Estados Unidos, el SPP es administrado por la Oficina de la Guardia Nacional y apoya los objetivos de cooperación en materia de seguridad de los comandantes de teatros de operaciones”. Cabe  recordar  que  este convenio fue  pedido ,  a  principios  de  2016 , por  el  gobierno  argentino de  Mauricio Macri.

El convenio expresa:“El SPP entre el Estado de Georgia y Argentina establecerá las bases para desarrollar una relación exitosa a largo plazo, mediante el conocimiento en respuesta a la compartición de emergencias y desastres, la mejora de  la seguridad fronteriza y el fortalecimiento de la cooperación en Operaciones de Paz y su preparación” . Además agrega:  “Gracias a la Alianza, la Guardia Nacional  llevará a cabo ACCIONES MILITARES entre los dos grupos, no  sólo  en apoyo de los objetivos de SEGURIDAD Y DEFENSA  sino que también hará uso de las relaciones de toda la sociedad y recursos para facilitar las acciones interinstitucionales y   de  respuesta,  no  sólo  con  LOS MEDIOS MILITARES  sino  también  con  el  gobierno,  y  los  sectores  sociales  y  económicos”. 

Como  se  establece  en  los  documentos  oficiales  la  Guardia  Nacional  se  guía  por  los  objetivos  de  Política  Exterior  del  Departamento  de  Estado  y los  de  Seguridad  del  Departamento  de  Defensa de  los  EE  UU.   Aclaramos que en los EE.UU las FF.AA permanentes sólo están autorizadas a operar fuera de su territorio. Para la Seguridad Interior las Fuerzas de Seguridad pueden ser reforzadas,  si  es  necesario,   con efectivos militares de la llamada Guardia Nacional, que  forman parte  de la   Reserva Militar Permanente y están en condiciones de  operar  en la Seguridad Exterior, conjuntamente con el RESTO DE LAS FUERZAS  ARMADAS.    

En este tipo de  colaboración  el Convenio  determina   expresamente   que  cuando  lo consideren  necesario los efectivos militares de la GUARDIA NACIONAL  podrán  operar  en  el  PAIS  ASOCIADO  y si es necesario tomar  decisiones CON y POR SOBRE LAS FUERZAS ARMADAS   Y  DE  SEGURIDAD  LOCALES.

El  ”CONVENIO”  dado  a  conocer  es  la  forma  consensuada  entre  los  gobiernos  argentino  y  norteamericano  para  habilitar  la  posibilidad  de   volver  a   emplear  a  personal  militar  en la   Seguridad  Interior,  eludiendo,  burdamente  la  prohibición  explícita  de  lo  determinado  por  las  Leyes  de  Defensa  Nacional  y  de  Seguridad  Interior al originar  la  alternativa  del empleo de   fuerzas  militares  estadounidenses  en   esas  tareas  bajo  el  pretexto  de “MANTENER  LA  PAZ”. Múltiples CONVENIOS de este tipo se han establecido últimamente en países africanos con resultados desastrosos.   Ante esta  situación el CEMIDA propone que las organizaciones políticas y sociales se movilicen para solicitar que el Congreso Nacional no apruebe   este nefasto “CONVENIO”  por los peligros que su vigencia representará: Volver a la represión militar interna establecida por la Doctrina de la Seguridad Nacional, ahora por la puerta de servicio desde donde ingresarán efectivos militares foráneos capitaneados por el tristemente famoso: COMANDO SUR DE LOS EE:UU.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*