Caputo no solo hizo un papelón huyendo: mintió a los legisladores sobre su offshore Noctua. El documento que lo prueba

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, convirtió su rendición de cuentas en el Congreso en un escándalo para poder huir de la misma, lo que refleja que evidentemente tenía mucho para esconder y poco para responder. De hecho se cuidó de no dar respuesta a la mayoría de las preguntas que le hizo la oposición. A pesar de las dos semanas de coaching intensivo para evitar hacer un papelón, terminó sin poder explicar la omisión en sus declaraciones juradas de Noctua, la offshore en la que figuraba como “controlante” y “accionista” y no como “fiduciario” como mintió ante los legisladores. ¿Tendrá la dignidad de renunciar?

El colmo del infantilismo fue enviarle un papelito con dibujos a la diputada Gabriela Cerrutti: “Mis hijas tienen 11 y 13 años. No seas tan mala”, decía el papel que le hizo llegar a través de un secretario.

Ante el rechazo a esa provocación la sesión se terminó por levantar cuando el mismo Caputo lo decidió de forma unilateral, cuando aún quedaban exponer 10 diputados y senadores. “Levantala. Vamos porque igual yo ya estoy muerto”, se pudo escuchar que le dijo el ministro al presidente de la Bicameral, el senador José Mayans, quien finalmente accedió al pedido.

El diputado y titular del PJ nacional, José Luis Gioja, consideró que el papel que Caputo le envió a Cerruti fue “una cobardía” porque habría tenido la intención de decirle “no me jodas, no preguntes”. Además, sugirió que el escándalo que derivó en el levantamiento de la sesión fue provocado por el propio ministro, quien “se fue del Congreso con la cola entre las piernas”.

“Reaccioné como padre y no como funcionario público. No era el lugar ni la forma, pido disculpas a todos”, atinó a decir el funcionario, a través de un comunicado, una vez levantada la audiencia, demostrando su absoluta falta de idoneidad para el cargo que ocupa.

Según la periodista Emilia Delfino del diario Perfil, que investigó las offshores de Luis Caputo, el ministro de Finanzas mintió en el Congreso: “El equipo argentino de Paradise Papers, que integra PERFIL, reveló que fue “fundador”, “dueño indirecto” y “accionista indirecto” de la gerenciadora Noctua -según la propia compañía- y titular de las acciones de otra sociedad en las Islas Caimán. Así consta en los documentos que la propia empresa Noctua (que Caputo manejó entre 2009 y 2015) presentó ante la comisión de bolsa y valores de los Estados Unidos, denominada Securities and Exchange Commission (SEC). “Es una tenencia accionaria nominal. Yo era un tenedor fiduciario”, fue su explicación. “Fiduciario viene de confianza”, agregó. ¿Qué quiso decir Caputo? Que las acciones no eran suyas pero figuraban a su nombre. “Prestanombre, testaferro”, quiso traducir el jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi. “No sean ignorantes”, le gritaban legisladores de Cambiemos: “Es un fiduciario””.

Sin embargo, explica Delfino: “La versión que ahora explica Caputo contradice lo que la propia Noctua informó ante las autoridades de los Estados Unidos. ¿Qué dice la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (Securities and Exchange Commision, SEC)? Las empresas como Noctua deben informar el “estatus del dueño” con distintas categorías: socio (partner), fiduciario (trustee), manager electo (elected manager), o accionista (shareholder or member)”. En los formularios que la compañía presentó entre 2009 y 2015, Caputo está identificado con el estatus de “shareholder” (accionista) y como “chief investment officer” (jefe de inversiones). No hay ninguna referencia a un fiduciario (trustee) o a un fideicomiso (trust). En otros casos, otras compañías sí han declarado ante la SEC el carácter de fiduciario de sus dueños. El ministro no dio detalles sobre su rol como supuesto fiduciario, es decir, no precisó quién es el supuesto verdadero dueño de esas acciones. Tampoco dio una respuesta razonable sobre por qué no dio esta nueva versión de los hechos cuando fue consultado por primera vez en noviembre del año pasado. Entonces dijo que era “apenas un asesor” de Noctua. Pero en los documentos ante las autoridades de los Estados Unidos figura como uno de sus controlantes y accionista indirecto. El senador Pino Solanas le dijo que estaba mintiendo“.

O sea que Caputo no solo hizo un papelón en el Congreso impropio de un funcionario público, además mintió sobre una de las causas en las que está acusado de cometer un delito.

“No decía que era fiduciario sino que era dueño, que tenía un porcentaje en las acciones”, le recordó Agustín Rossi, e insistió: “¿Por qué no nos dijo en noviembre que usted era prestanombre? Nos está mintiendo. ¿Por qué no lo aclaró en sus presentación jurada de 2015 y 2016? ¿Se olvidó que tenía una offshore. Uno se puede olvidar que tiene una scooter, no una empresa offshore”.

Caputo, finalmente acorralado en sus propias mentiras solo atinó a decir “ya estoy muerto, levantá la sesión” y huir del Congreso.

Comments

comments

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.