Powered by Jasper Roberts Consulting - Widget

Avanza el desmantelamiento de Fabricaciones Militares por acuerdos de Macri con EEUU, Gran Bretaña e Israel

El régimen macrista avanza con la destrucción de la industria militar en la Argentina. Esto es debido a tres grandes objetivos:

1-Desmantelar el área de Defensa llevando a nuestro país a una dependencia total del Imperio Anglonorteamericano (pérdida de soberanía).2-Eliminar competencia local de las grandes corporaciones de armamento mundial (Northrop, Lockheed Martin, Boeing, BAE Systems, Raytheon, Thales, Israel Military Industries, etc.).3-Permitir grandes negocios con jugosas comisiones para los funcionarios del Gobierno con estas corporaciones.
Por estos motivos, y en base a los acuerdos realizados con los gobiernos de EEUU, Gran Bretaña (profundizando los acuerdos de rendición con Inglaterra firmados por Cavallo en 1990) e Israel (particularmente los acuerdos secretos firmados el 12 de septiembre de 2017 con Benjamin Netanyahu), Macri viene desmantelando con cientos de despidos la empresa Fabricaciones Militares.

En Fabricaciones Militares se venían desarrollando desde radares hasta vagones de cargo, distinto tipo de armamento liviano y pesado.

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, ordenó suspender la reunión prevista para esta miércoles entre los trabajadores y el interventor de Fabricaciones Militares de Azul. Ante esta decisión, los operarios resisten en Ruta 3 para impedir los despidos masivos.

El reclamo de los trabajadores comenzó hace semanas, en defensa de los 260 puestos de trabajo en FANAZUL, ya que los directivos quieren cerrar la fábrica. Hasta el momento, no obtuvieron respuestas por parte de los propietarios ni del Gobierno.

Los 230 trabajadores a los que no le renovaron los contratos de la fábrica de explosivos Fanazul de Fabricaciones Militares no pudieron ingresar a las instalaciones. Un piquete de efectivos de la Policía Federal se los impidió. Luego de una asamblea junto a los delegados de ATE interrumpieron durante casi todo el día el tránsito en la ruta nacional 3, a unos metros del ingreso a la ciudad bonaerense de Azul.

A primera hora de la mañana de ayer los empleados llegaron a la planta ubicada a 30 kilómetros de Azul donde fueron recibidos por la policía y un cartel que decía que la fábrica recién volvería a funcionar el próximo 14 de febrero. Para varios de los empleados esta noticia se transformó en la primera notificación de que habían perdido su trabajo. La segunda llegó durante el transcurso del día cuando determinaron que la dirección de Fanazul los había dado de baja en la Anses desde el 11 de diciembre pasado.

De todas formas decidieron en asamblea continuar con el corte de ruta a pesar de que había llegado hasta el lugar una dotación de efectivos de la policía bonaerense.

El interventor, Luis Riva, dijo de los trabajadores cesantes que “es un tema que le corresponde a la comunidad de Azul, entender los dramas personales de cada familia. Por lo que hay que buscar alternativas en la sociedad azuleña para generar trabajos”.

La secretaria general de ATE Azul, Vanina Zurita, reveló las intenciones de la Dirección de Fabricaciones Militares: “Tienen planeado desmantelar la fábrica”.

 

Igual situación se daba días atrás en Fray Luis Beltrán:

Comments

comments

Loading Facebook Comments ...

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.