Así reprimen las fuerzas de Macri a una murga de niños con balas de goma

MacriReprimeNiniosMurga1b

La gendarmería macrista ingresó este viernes 29 de enero a una villa miseria porteña y terminó reprimiendo a los tiros con balas de goma a una murga de niños y adolescentes, conocida como “Los Auténticos Reyes del Ritmo”. Imágenes difíciles de entender dentro de una  democracia: gendarmes cebados por un gobierno autoritario que viene haciendo guiños hacia la “mano dura” y con poco o nulo interés por el respeto a los derechos humanos (más bien todo lo contrario), hiriendo a niños que cometían el gravísimo delito de bailar con alegría.

Cuando desde un gobierno se envían señales positivas a la represión, las fuerzas de seguridad se sienten avaladas para este tipo de accionar violento. Si a esto le sumamos la poca capacitación y la impunidad de la que suelen gozar los miembros de estas fuerzas, tenemos el caldo de cultivo perfecto para hechos de esta naturaleza aberrante. Empeora el caso que este horrible incidente tuvo casi nula cobertura mediática.

Cada día menos democracia, cada día más autoritarismo y represión.  

Veamos la siguiente crónica tomada del sitio infonews:

El viernes 29 cerca de las 21, en la calle Bonorino entre Riestra y Ana María Janner, cientos de vecinos participaban del ensayo de la murga “Los Auténticos Reyes del Ritmo” cuando la Gendarmería irrumpió para improvisar un operativo que tenía como objeto secuestrar dos autos robados. Los efectivos se impusieron ante los murguistas chocando con el móvil vehicular a dos niños, comenzaron a disparar contra la multitud balas de goma y al aire balas de plomo.

Gustavo “Marola” González, director de la Murga “Los Auténticos Reyes del Ritmo”, contó a La Garganta Poderosa como ocurrieron los hechos: “Pasadas las nueve de la noche, estábamos con los pibes y las pibas de la murga ensayando sobre la calle Bonorino, en la Villa 1-11-14 del Bajo Flores, cuando vimos que venía hacia nosotros un patrullero de Gendarmería, por la calle Charrúa. Al llegar hasta donde estábamos, les pedimos por favor que esperara un ratito y, luego, si podía salir hacia atrás, porque no se podía pasar por ahí, ya que había muchos chicos y chicas bailando. Pero no alcanzó con decirles por favor… Avanzaron, sin importarles que hubiera menores. Y así fue como lastimaron a los dos primeros nenes, rozándolos con el coche, mientras pasaban de prepo por el medio. Al ver esta reacción de los oficiales, les dije a los chicos de la murga que rápidamente le abrieran paso al patrullero y al camión que lo seguía, pero en cuanto terminaron de pasar, apareció un gendarme desde atrás del camión, conocido en el barrio como “El Polaco”, para increparnos directamente: “¿Acá son todos guapos?”… A eso, yo mismo le respondí otra vez que había muchas criaturas, que no hiciera nada, pero no terminé de decirlo, cuando ya me había empujado. Y sin esperar que cayera al piso, empezó a tirar con su escopeta, tal como pueden ver en la foto, donde me levantan la remera”.

MacriReprimeNiniosMurga3

El director agregó que su hijo se puso delante de él para defenderlo “y le dieron en la pierna, apenas arriba del tobillo, arrancándole la carne con una bala de plomo, sí, una bala de plomo que seguro era para mí. Ahora, ahí tiene un pozo y le pueden ver el hueso”. Al respecto, indicó: “A mí, me llenaron de balas de goma por todos lados, porque me tiraron sin asco. Por eso, en cuanto pude, me levanté y salí a correr para cubrirme, pero entonces ya no había un solo gendarme, sino muchos, que comenzaron a reprimir sin piedad. Así, tal cual, tirándoles a todos como si estuvieran locos, sin importarles que hubiera chicos por doquier. Fue un desastre, un desastre total. Tiraron a mansalva”.

El saldo de este accionar de las fuerzas de seguridad fue de ocho personas gravemente heridas, de los cuales cinco de ellas son menores y 2 se encuentran internadas con múltiples lesiones.

Fuente: http://www.infonews.com/nota/278892/video-asi-fue-la-represion-de-gendarmeria

COMUNICADO DEL CELS:
Descontrol de las fuerzas de seguridad en el sur de la Ciudad de Buenos Aires

El viernes pasado efectivos de Gendarmería Nacional dispararon de manera indiscriminada balas de goma, algunas de ellas a corta distancia, contra niños y jóvenes, integrantes de la murga Los Auténticos Reyes del Ritmo que estaba ensayando en la Villa 1-11-14 en horas de la noche. Los testigos aseguran que no hubo provocación y que los gendarmes actuaron con prepotencia, amenazando e insultando a los allí presentes. Cuando los referentes de la murga intentaron dialogar, los efectivos comenzaron a disparar contra la multitud. A pesar de la violencia y arbitrariedad del ataque, ningún funcionario del Ministerio de Seguridad de la Nación se refirió al episodio. Desde la Dirección de Violencia Institucional de ese ministerio se informó que no están trabajando sobre el hecho.

El relajamiento del control político sobre las fuerzas de seguridad desplegadas en el Operativo Cinturón Sur no es nuevo, pero se ha ratificado con la llegada de las nuevas autoridades federales. Esta falta de control deriva en irregularidades y hechos de violencia policial que se desatan sobre los sectores populares. Diversas organizaciones han denunciado la liberación de zonas, móviles que circulan sin patente, efectivos que no están debidamente identificados, apremios y abusos. El ataque a la murga implica una escalada de violencia que muestra también el desprecio de los efectivos por los protocolos de actuación producidos con la colaboración de la propia Gendarmería, que prohíben el uso de balas de goma para dispersar grupos de personas y sólo lo autorizan en última instancia ante una amenaza inminente a la vida de los efectivos policiales o de terceros.

La falta de pronunciamiento público de las autoridades políticas sobre este hecho equivale a una convalidación de los disparos efectuados contra los vecinos, muchos de ellos adolescentes y niños. La Procuraduría de Violencia Institucional (PROCUVIN) y el Programa de Acceso a la Justicia (Atajo) están registrando los testimonios de lo sucedido con vistas a una denuncia penal contra los efectivos involucrados.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*