Así coloniza Inglaterra la economía Argentina

MadeinEngland

Además de usurpar parte del territorio argentino con sus 2900 colonos británicos en Malvinas, Inglaterra también nos coloniza económicamente.

Lamentablemente no es de conocimiento masivo que gran parte de los productos que consumimos y que dominan a los medios de comunicación a través de la publicidad son de capitales ingleses:

-UNILEVER (Hellmann’s, Knorr, Ades, Axe, Rexona, Comfort, Dove, Maizena, Savora, Lipton, Ala, Sedal, Drive, Cif, Suave, Sedal, Skip, Vívere, Cica, etc.)

unileverunilever-argentina

-SHELL (Angloholandesa)

shell

-HSBC (Principal lavador de dinero en negro del mundo)

hsbc

-GLAXO LABORATORIOS (Sensodyne, Corega, Aquafresh, Paradontax, Ibuevanol, Hinds, Alikal y Uvasal)
glaxo
GSK-products
-NOBLEZA PICCARDO (Camel, Derby, Lucky Strike, Parisiennes, Viceroy)
noblezapiccardo
derbyluckystrikecamelparisiennes viceroy

-CADBURY

cadbury

-BRITISH PETROLEUM  a través de su participación en PAN AMERICAN ENERGY:
BP PAE

 

Como se verá la colonización de la Argentina no solo está en Malvinas sino también en el centro de nuestra economía. Cabría preguntarse por qué motivo muchos de estos productos no podrían venderse a través de marcas nacionales. Lejos de plantearse este objetivo, el gobierno de Macri nunca tuvo como propósito buscar construir un desarrollo nacional autónomo que se desligue de esta dependencia, sino que por el contrario, promueve su fortalecimiento. No es de extrañar el apoyo explícito que recibió en su momento del Primer Ministro británico, David Cameron.

davidcameron-macri

Tampoco es de extrañar la poca importancia dada a la causa Malvinas por Macri, eliminando los actos oficiales que se realizaban históricamente todos los años e incluso el haber borrado de varios mapas a las Islas.

Es inconcebible que tengamos que aceptar una base militar nuclear de la OTAN en un territorio usurpado por 2900 colonos británicos. Malvinas es una causa justa que ha sido asumida como tal por gran parte del pueblo argentino. Ningún gobierno entreguista como el actual podrá borrar esa causa nacional y latinoamericana. La guerra de 1982 fue un desastre promovido por una dictadura que ya no se sostenía tras años de represión y fracasos económicos y que empezaba a asustarse de la creciente resistencia sindical (el 30 de marzo de 1982 la CGT realizó la marcha Paz, Pan y Trabajo desafiando a Galtieri). Fue además la excusa perfecta que necesitaba Margaret Thatcher para unir a los ingleses en medio de su propia crisis económica producto de sus políticas neoliberales y reafirmar su control sobre un sector estratégico del mundo. No era por medio de una guerra contra una potencia global la forma de recuperar esa parte de nuestro territorio sino mediante crecientes esfuerzos diplomáticos, demostrando lo injusto de todo colonialismo. Hoy Argentina cuenta con el apoyo de la ONU, la UNASUR, la CELAC y el Grupo de los 77 + China pero no cuenta lamentablemente con el apoyo de su propio gobierno en esta causa.

Loading Facebook Comments ...

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*