América Latina como potencia energética futura. Los planes neoliberales para impedirlo

El mundo tiene reservas de petróleo y gas solo para asegurar el consumo de los próximos 50 años. Se calcula que para 2050 aún el 75% de la energía consumida será de ese origen fósil. Por lo tanto, a las potencias centrales les resulta imperioso controlar las reservas petroleras y gasíferas de América Latina, que se encuentran entre las principales del planeta. Por esta misma razón necesitan impedir los procesos de industrialización de nuestros países (que inevitablemente consumirían mucho más rápido esos recursos) y en lo posible incluso despoblar territorios enteros (de ahí también los distintos planes de control de natalidad impulsados por las ONG’s británicas y holandesas). También se comprende mejor la necesidad de EEUU de volver a controlar países como Brasil y Argentina y la urgencia por volver a apropiarse de Venezuela, desestabilizando no solo su economía sino también interviniendo mediante francotiradores, asesinando a personas de uno y otro bando. (Leer acá la explicación del periodista Thierry Meyssan).

–> Para conocer más sobre estos proyectos de desindustrialización, ingrese a las notas de KontraInfo sobre el Plan Morgenthau en América Latina y sobre el neoliberalismo como política de control y dependencia. Sobre el potencial del Litio como recurso estratégico, ingrese acá.

¿Puede América Latina ser una potencia energética mundial?
por José Machuca Navarro

A pesar de la vasta riqueza de hidrocarburos que poseemos en nuestro planeta, sus reservas son limitadas. Por ello, la gran mayoría de las naciones del mundo están trabajando en la optimización y creación de nuevos  procesos tecnológicos para maximizar no solo las energías no renovables sino para proyectar un futuro donde las energías verdes jueguen un mayor papel. Los países de América Latina no son la excepción.

De acuerdo a la transnacional British Petroleum (BP por sus siglas en inglés), las reservas mundiales probadas de petróleo son suficientes para asegurar el consumo mundial solo unos 51 años, mientras que las de gas podrían satisfacer la demanda global apenas un año más que eso con la condición de que se mantenga la presente tasa de producción.

¿Recursos no renovables para el futuro?

Según datos de la consultora global Mckensey, los combustibles fósiles continuarán su dominio en el mercado energético mundial. El porcentaje de los combustibles fósiles en la balanza global será de un 74% para 2050, lo que refleja la importancia de los recursos no renovables en el futuro próximo de la economía mundial.

La región latinoamericana, poseedora de grandes reservas de hidrocarburos, se ubica en la segunda posición del mundo en cuanto a sus reservas de petróleo y cuenta además con importantes reservas de gas. En estos momentos México, Venezuela y Brasil, entre otros países de la región, registran destacados niveles de exportación de hidrocarburos. 

El comisionado de la República Bolivariana de Venezuela en la Expo Astaná 2017, el general en jefe y embajador en Teherán, Jesús González González, manifestó que su país “cuenta con la primera reserva certificada de petróleo del mundo, 298.000 millones de barriles de petróleo“. “Todo el mundo reconoce que somos la primera reserva petrolera del mundo y contamos con unas importantes reservas de gas, la primera del continente y la séptima del mundo”, recordó. “Es muy probable que al certificar los proyectos exploratorios [proyectos de gas] que tenemos, logremos ocupar un puesto de mayor importancia en el mundo”, aseguró el embajador venezolano en Irán. “Esto hace suponer que nuestro negocio energético va a estar fundamentalmente dirigido a combustibles fósiles como el petróleo“, añadió el comisionado de Venezuela en la exposición de la capital kazaja.

Hoy día Venezuela desarrolla el proyecto petrolero de mayor envergadura del planeta, el desarrollo de la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez. Según datos de la Administración de Información Energética de EE.UU. (EIA), las reservas de la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez podrían alcanzar los 513.000 millones de barriles de petróleo, lo que superaría el volumen de las combinadas de Arabia Saudita, Irán y Catar. Varias de las mayores corporaciones del mundo desarrollan empresas mixtas con la estatal petrolera venezolana PDVSA, como la Francesa Total, la noruega Statoil o la estatal rusa Rosneft entre otras.

 


América del Sur y su ‘triángulo del litio’

América del Sur cuenta con las mayores reservas de litio del mundo. Las estimaciones son dispares y van desde el 58% hasta el 96% del total conocido. Sin embargo, nadie pone en duda que allí está el futuro del llamado ‘oro’ o ‘petróleo blanco‘.

En las últimas dos décadas, el precio de este metal alcalino ha subido de forma exponencial. Según reseña el diario digital El Confidencial, “una tonelada de litio se cotizaba a 1.670 euros en 1998”, mientras que a comienzos de 2017 se pagaban “hasta 8.600 euros”.

Interpelado sobre el potencial energético, el comisionado del Estado Plurinacional de Bolivia, Rafael González Alemán, señaló que entre las oportunidades energéticas de su país destaca el importante papel del salar más grande del mundo, el de Uyuni, con que esperan desarrollar el litio, para industrializar el país.

A su vez, González acotó que “Bolivia es un país con una diversidad geográfica muy amplía, por ellos tiene potencial para desarrollar desde energía eólica, hidroeléctrica y geotérmica entre otras”, incluidas considerables reservas de gas, que le hacen ocupar “el segundo lugar de la región”.

Algo en común que expresan todos los entrevistados es el creciente peso energético de la región en el mercado energético mundial. El general en jefe y embajador de Venezuela en Irán, Jesús González González, explica que hay que dejar claro que el proceso de desarrollo de energías limpias no es tan inmediato como uno quisiera. “Que la energía eólica o la energía solar vaya a sustituir al petróleo, la hidroeléctrica o el gas en un periodo perentorio no es verdad“, admite.

En definitiva, Latinoamérica cuenta no solo con unas gigantescas reservas de hidrocarburos, sino además con enormes fuentes hidroeléctricas, minerales (como el torio, el litio o el uranio entre otros) y privilegiadas características geográficas, que en conjunto pueden convertir en el futuro a América Latina en una superpotencia en los mercados energéticos.

Fuente:  https://actualidad.rt.com/actualidad/242520-america-latina-energia-petroleo-gas-renovables

Loading Facebook Comments ...

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*