La dura advertencia militar de China a EEUU. Texto completo

La nota publicada por el medio chino The Global Times puso a los medios occidentales en vilo y suscitó la pregunta acerca de si una III Guerra Mundial está en ciernes, tal y como lo asegura el Papa Francisco. En esta ocasión, China amenazó a EEUU diciendo que “las dos partes deben prepararse para un enfrentamiento militar” si se cumpliera la idea del futuro Secretario de Estado, Tillerson, de impedirle a Pekín el acceso a sus islas en el Mar de China Meridional. Los medios occidentales se alarmaron ante estas declaraciones chinas ya que The Global Times suele expresar las opiniones del Partido Comunista, que gobierna a la potencia oriental, pero solo reprodujeron unas pocas citas del artículo. Acá presentamos una traducción del texto completo para que pueda evaluarse cabalmente:


¿Es la fanfarronada de Tillerson sólo una actuación para el Senado?

por The Global Times (China)

Nominado para la Secretaría de Estado de los EEUU, Rex Tillerson pronunció asombrosas declaraciones durante su audiencia de la confirmación con el Senado el miércoles. Comparó la construcción de las islas en el Mar de China Meridional a “La toma de Crimea por Rusia”, y dijo que el nuevo gobierno estadounidense enviaría a China una señal clara de que “primero se detiene la construcción de la isla y segundo su acceso a esas islas tampoco va ser permitido.”

Debido a sus relaciones íntimas con el presidente ruso Vladimir Putin, Tillerson es el candidato más polémico entre los nominados por el presidente electo Donald Trump para su gabinete y es considerado el más probable que sea vetado por el Senado.

Se sospecha que simplemente quería obtener el favor de los senadores y aumentar sus posibilidades de ser confirmado por mostrar intencionalmente una postura dura hacia China.

Tillerson no dio detalles de cómo lograría sus autoproclamadas metas. Sin embargo, también mencionó que los intereses económicos de China y Estados Unidos están profundamente entrelazados y que “China ha sido un valioso aliado en la reducción de elementos del Islam radical”. Señaló que “no debemos permitir que los desacuerdos sobre otros temas excluyan áreas para una asociación productiva”.

No está claro qué punto, entre los muchos que hizo, dará prioridad. Pero vale la pena mirar sus comentarios de que China no debe permitir el acceso a las islas, ya que ésta es la declaración más radical desde el lado de los EE.UU. hasta el momento.

China tiene suficiente determinación y fortaleza para asegurarse de que su amenaza no será exitosa. A menos que Washington planee emprender una guerra en gran escala en el Mar de China Meridional, cualquier otro enfoque para impedir el acceso de los chinos a las islas será una tontería.

Estados Unidos no tiene poder absoluto para dominar el Mar de China Meridional. Tillerson tendría que ponerse al tanto sobre las estrategias de energía nuclear si quiere forzar a una gran potencia nuclear a retirarse de sus propios territorios. Probablemente sólo tiene en su mente los precios del petróleo y las tasas de cambio como ex CEO de ExxonMobil.

También carece de legalidad. Si a China no se le permite el acceso a las islas que controla desde hace mucho tiempo, ¿esto también se aplica a Vietnam y Filipinas? ¿Deberían las Islas Nansha convertirse en una zona despoblada? ¿Qué significa la llamada libertad de navegación estadounidense alrededor de las islas Nansha?

Como Trump todavía no ha asumido, China ha mostrado moderación cada vez que sus miembros del equipo de gobierno expresaron opiniones radicales. Pero Estados Unidos no se debe engañar al pensar que Pekín temerá por sus amenazas.

Las declaraciones de Tillerson sobre las islas en el Mar de China Meridional están lejos de ser profesionales. Si el equipo diplomático de Trump da forma a los futuros lazos sino-estadounidenses como lo está haciendo ahora, las dos partes deben prepararse mejor para un enfrentamiento militar.

Los países del Mar Meridional de China acelerarán sus negociaciones sobre un Código de Conducta. Tienen la capacidad de resolver divergencias por sí mismos sin la interferencia de EE.UU. Mientras Filipinas y Vietnam están tratando de mejorar sus lazos con China, las palabras de Tillerson no pueden ser más irritantes.

Se espera que Tillerson desee una asociación productiva con China y que sus duras palabras sean son sólo para persuadir al Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

Pero no importa qué haya sido, China siempre responderá a las diversas maniobras diplomáticas de Estados Unidos.

Fuente: http://www.globaltimes.cn/content/1028568.shtml

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*