Entrevista completa de Navarro a Lula Da Silva: “Debemos prepararnos para ganar las próximas elecciones”

luladasilva-robertonavarro
El ex presidente de Brasil y líder del Partido de los Trabajadores (PT), Ignacio Lula Da Silva, fue entrevistado por el periodista argentino Roberto Navarro. En la nota, Lula describe el ataque de la derecha neoliberal (coordinada desde los EEUU) contra Argentina y Brasil. Los paralelismos son evidentes: acusaciones mediáticas retroalimentadas por un Poder Judicial cómplice, un poder económico concentrado que intenta aleccionar a la clase política para que escarmentada no repita los caminos del PT en Brasil y el kirchnerismo en la Argentina. Compartimos la entrevista completa en video y su transcripción:
Entrevista a Lula – Parte 1 (a partir del minuto 27:30):

Parte 2:

Parte 3:

 Transcripción de la entrevista de Roberto Navarro a Lula da Silva:

.
El ascenso social, los pobres yendo a la universidad, yendo al teatro, yendo al cine, yendo a restaurantes, viajando en avión, yendo a Bariloche o a Miami, todo eso incomodaba a los que ya tenían el status. Eso es histórico. Yo sé que en Argentina también cuando hubo ascenso social con Perón muchas personas de la clase media odiaban que los pobres comenzaran a frecuentar los lugares más coquetos de Buenos Aires. Es un proceso cultural que lleva tiempo, y nos causó problemas. Ese Partido de los Trabajadores incomoda.
Un país como Brasil, con una elite conservadora, no quiere permitir la existencia de un partido capaz de hacer la transformación social que nosotros hicimos. Y ellos saben que al volver el Partido de los Trabajadores al gobierno vamos a hacer mucho más, porque aprendimos. Ya tenemos noción de nuestra incapacidad de no haber hecho más y entonces ahora vamos a hacer las cosas que no hicimos o dejamos de hacer, y una de ellas es la reglamentación de los medios de comunicación. La última reglamentación fue en 1962: no había internet, no había celulares, no había nada. Necesitamos adecuar la reglamentación al siglo XXI.
Una persona no puede tener varios canales de televisión, varias estaciones de radio. En Brasil -un país de 204 millones de habitantes, 8 millones y medio de kilómetros cuadrados- son 9 familias las que controlan los medios de comunicación. Nosotros vamos a luchar para cambiar eso. Vamos a tener que concientizar al pueblo si queremos cambiar, porque no sirve solamente elegir a un buen presidente: hay que votar diputados y senadores comprometidos con la regulación, porque muchos de ellos son dueños de medios y así nunca vamos a lograr la regulación. Los medios de comunicación son el gran partido de Brasil. Ellos no transmiten hechos, informaciones, ellos dicen lo que hay que hacer, amedrentan a las personas.
Lo que sucede con los medios de comunicación aquí es lo que sucede en Argentina. Nosotros consideramos que Argentina había avanzado mucho cuando Cristina dio la pelea con Clarín y sus congéneres, y en realidad fue una victoria difícil, porque Clarín no obedeció, no cumplió la ley. Y ahora Clarín es el principal partido contra Cristina queriendo condenarla.
Estamos pensando en hacer un encuentro de expresidentes para discutir en qué nos equivocamos, qué dejamos de hacer, qué cosa Cristina y Dilma dejaron de conversar, qué cosa no hicimos que facilitó la vida de nuestro adversario. Cuando fui a la Argentina tenía la expectativa de que Scioli ganaba las elecciones, parecía que estaba encaminado y no se dio. Entonces, ¿dónde nos equivocamos?
Nosotros gobernamos muy bien 12 años en Argentina, Brasil, Ecuador, Venezuela; Evo Morales está siendo un suceso, el presidente más largo de la historia de Bolivia, y está haciendo una buena administración.

Ahora debemos prepararnos para recuperar las próximas elecciones, para que los gobiernos progresistas vuelvan a gobernar nuestra querida América del Sur.

Todos los países aumentaron su deuda pública e hicieron un ajuste y no solucionaron la crisis. La derecha no entiende de política social, cree que las personas pobres son problemas, yo creo que las personas pobres pasan a ser solución cuando son incluidas en el presupuesto del país. Yo pienso que esta política que ellos están haciendo de reducir en educación, reducir en salud, reducir el empleo, reducir el salario, es sinceramente un desastre que no va a durar mucho tiempo. Y nosotros tenemos que construir otro programa a partir del nivel que dejamos.
Tenemos condiciones de volver. Es necesario renovar nuestro discurso, es necesario crear un nuevo programa que despierte sueños y esperanzas en los jóvenes, esos jóvenes que evolucionaron, que estudiaron, que no tienen un buen empleo. Y si logramos hacer eso vamos a reconquistar la victoria en nuestros países, estoy convencido.
Obviamente que nosotros cometimos errores, Cristina cometió errores, Kirchner, Chávez, Mujica, Tabaré, todo el mundo comete errores. Ahora, es verdad que el legado de conquistas sociales que nosotros dejamos en 14 años constituye el mejor momento de nuestra historia.
Yo tuve el placer de convivir con Kirchner y Chávez, el sueño que nosotros teníamos era la posibilidad de construir una América del Sur altamente competitiva, soberana, que primero discutiéramos entre nosotros lo que hacer por nosotros mismos, llevar al máximo la capacidad de trabajo conjunto entre Argentina y Brasil. Era necesario pensar como continente porque no interesaba ser grande y rico con vecinos pobres.
Ahora cada uno tiene que hacer su reflexión. Cristina viene a Brasil a conversar el día 9. Estamos tratando de tener una reunión entre todos los expresidentes para dialogar sobre qué hacer de aquí en adelante, descubrir nuevos liderazgos en cada país -porque no podemos ser los mismos, necesitamos contribuir a construir nuevos líderes, hacer florecer, dar oportunidad a nuevos líderes-. Tenemos que tratar el tema con mucha sabiduría, con mucha democracia. Cuanto más cuadros, mejor. Cuanta más participación de la ciudadanía en nuestras decisiones, mejor. Cuando la sociedad te ayuda a construir la política después te ayuda a defender la política.

Los actuales gobernantes de Argentina y Brasil están tratando de destruir las conquistas, y el que va a perder es el pueblo pobre.

Volvimos a que ministros y presidentes creen que si son buenos con Estados Unidos y con Europa entonces va a venir dinero para acá. Tuve el placer de participar en negociaciones con Bush y con Obama, también con la Unión Europea, y nadie está preocupado en ayudar a Brasil, nadie está preocupado en ayudar a Argentina, ellos solo quieren hacer negocios cada vez gastando menos y ganando más.
Muchas personas criticaban la posición de los Kirchner respecto del acuerdo con la Unión Europea, y la Unión Europea sólo quería hacer acuerdos sobre política industrial. O sea, era lo que nosotros decíamos: si nosotros vamos a aceptar lo que ustedes nos proponen, nunca vamos a recuperar nuestra política industrial, sería firmar una sentencia para ser eternamente un país agrícola. Entonces: si ustedes quieren beneficios industriales, nosotros también. No queremos sólo producir commodities. Estamos muy orgullosos de nuestros commodities pero también queremos vender productos manufacturados.
La similitud actual entre Brasil y Argentina es que están al servicio de los intereses de las elites de cada país, donde prevalece el interés del sistema financiero. Hacen una política que perjudica al sector más necesitado de la sociedad, el sector que más necesita al Estado. Porque los ricos no necesitan al Estado, son los pobres los que necesitan salud pública, educación pública, que les garanticen un salario mínimo, y creo que para esas personas tenemos que gobernar.
Argentina y Brasil son ruedas gigantes, si no se las hace girar, girar y girar, no hay desarrollo. Entonces, ¿quién es el que puede consumir? ¿Cuál es el poder de consumo hoy de la sociedad argentina? Va cayendo el poder de consumo, entonces pasa siempre lo mismo: si la sociedad no consume, la industria no produce y el comercio no vende. Si el comercio no vende no hay empleo. Si no hay empleo no hay salario. Si la industria no produce no hay empleo. Si no hay empleo no hay salario.
La mejor forma de reducir la relación entre deuda pública y PBI es hacer crecer el PBI. Sucede que sólo cae el PBI y uno no ve ninguna medida de incentivo a la producción, ninguna medida de incentivo al consumo, ninguna medida de incentivo a las políticas de innovación, no hay nada. Sólo se la pasan diciendo “estamos en crisis, tenemos que ajustar”, y así no funciona.
Ha aumentado mucho el número de personas durmiendo en la calle, pidiendo limosnas. ¿Por qué? Porque hay desempleo, hay reducción de la masa salarial, y así va volviendo la miseria. El desempleo ya es el 12%, el desempleo entre los jóvenes ya es el 26%. Es un crimen contra la sociedad permitir llegar a esos niveles de desempleo.
Creo que la crisis es una oportunidad para hacer las cosas que uno no tiene el coraje de hacer en tiempos de normalidad. La crisis es un desafío para ser desaforado. Hay que innovar, hay que probar cosas nuevas, no se puede hacer lo mismo que en 1929, lo mismo que en 1950, siempre el mismo recetario, la teoría de un economista o de otro. Esto no tiene solución académica, la solución es política.
Lo que hay que saber es para quién se quiere gobernar y cuál es la prioridad. Si hay que endeudarse para salir de la crisis, ¡vamos, endeudémonos! Pero hay que tener un proyecto.

No es necesario llevar al pueblo a la miseria para recuperar la economía. Sólo se va a recuperar la economía si se saca al pueblo de la miseria.

Creo que es posible mejorar, pero se necesita coraje y determinación política.
Para ellos la solución es ajuste y ajuste. No les importa que haya pobres, porque para ellos los pobres son un dato estadístico. Ellos no perciben que ese dato estadístico es un ser humano, que tiene alma, que quiere vivir, que quiere comer, que quiere un techo, que quiere estudiar. Ellos no piensan así. Nosotros tenemos que pensar así y crear las condiciones para que estas personas puedan tener conquistas de ciudadanía. Y creo que no tenemos derecho a permitir el retroceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*