Hebe ante una multitud: “Inunden las plazas con la consigna ‘Cristina conducción'”. Discurso completo

Hebe2000Rondas1

“Los pueblos podemos muchas cosas más de las que creemos. Que no alcancen las banderas, que no alcance nada, inundemos las plazas, las calles. El 26 y 27 retomamos las marchas de la resistencia. Inunden las plazas de las ciudades con la consigna ´Cristina conducción´. Todos los días, todas las horas luchemos. No me vengan con que están deprimidos. No me vengan con que no saben qué puta cosa hacer. Compañeros, siempre hay mucho que hacer en una patria, para la patria y por ella”.

Dos mil veces Memoria, Verdad y Justicia

Las Madres de Plaza de Mayo realizaron la ronda 2 mil a la Pirámide, tal como lo hacen cada jueves desde 1977 para pedir por memoria, verdad y justicia para las víctimas de la dictadura cívico-militar.

Hebe2000Rondas033

Hebe de Bonafini, en un breve discurso pero intenso discurso ante las miles de personas presentes en la Plaza dijo:
“No es fácil ver esta Plaza llena de gente alegre, feliz, de gente que vino a conmemorar, a acompañar para decirnos que están dispuestos a seguir el camino de nuestros hijos. Pensé mucho sobre qué iba a hablar. Pensé en los partos, el jardín de infantes, la escuela, la universidad, la alegría de tener hijos profesionales, la familia, la alegría de comer juntos. A veces, cuando ellos militaban y no venían a comer los domingos, yo me enojaba, pero ellos me decían: ‘mamá, si comemos todas la semana juntos’. Pensé en cuando tomaron el Colegio Nacional y me mandaban a pedir comida porque estaban arriba del techo de la escuela y los avanzaban con las bombas molotov. La alegría de la militancia, el canto, el amor, la pareja. Los compañeros, que eran otros hijos para mí. Un día mi hijo mayor me dijo que tenía que guardar a un pibe, le dije que le pregunte al padre, mi marido le dijo que me pregunte a mí y entonces yo dije que sí. Y así empecé a entender el maravilloso proyecto de tanto pibe que se jugó la camiseta para que hoy podamos estar acá en libertad, se jugaron la vida por la patria, por el otro”.

“Hijos queridos, todos, los 30.000 desparecidos, los 15.000 fusilados en las calles, los 8900 presos políticos, más de dos millones en el exilio, pasaron a  ser todos nuestros hijos. Es tan hermoso, tan increíble, tan único que todos sean nuestros hijos. No hay en el mundo otras mujeres que, como nosotras, podamos llevar en nuestro vientre, en nuestro cuerpo, en nuestro corazón, tanta responsabilidad por tantos hijos que amamos, que queremos y que seguimos defendiendo. Esta patria, le debe a los desaparecidos una reivindicación, vamos a tener que llenar muchas plazas, compañeros, muchísimas, para reivindicarlos. ¿Saben por qué? Porque hay que tapar tanta mierda que nos quiere imponer que han sido otra cosa. Nuestros hijos fueron revolucionarios. No importa a que grupo revolucionario pertenecían o si estaban en la lucha armada o no. Todos querían una patria como la que nos dieron Néstor y Cristina. Con eso soñaron nuestros hijos, afirmó.

“Néstor y Cristina nos dieron 12 años de gran felicidad. En el año 1981 escribí una carta a mis hijos en la cual decía que yo sabía que un día un hijo nuestro iba a cruzar la Plaza de Mayo e iba a ocupar el sillón de Rivadavia. Y lo ocuparon Néstor y Cristina, esos son nuestros hijos. Néstor nos quería mucho, Cristina también. Hoy nos visitó y estuvo casi dos horas con nosotras porque Cristina también es nuestra hija. Estos días han pasado cosas increíble: me planté, sí, me planté, dije basta. Pero no porque soy más macha, sino porque tengo claro que los pueblos podemos muchas cosas más de las que creemos. A veces los pueblos no sabemos cuántos instrumentos tenemos en nuestras manos. Nuestros hijos nos decían que teníamos que llenar las calles y las plazas, por eso las Madres nunca fuimos Madres de escritorio, fuimos Madres de las calles”.

Y finalizó: “Hemos caminado mucho, pies ampollados y cansados, pero con qué honor, compañeros, era por nuestros hijos. Cuando vino Néstor no hicimos más Marchas de la Resistencia porque el enemigo ya no estaba en la casa de gobierno, estaba un hijo nuestro. Así que paramos las marchas pero las retomamos ahora porque hace ocho meses, en la casa de gobierno, tenemos otra vez un enemigo: el 26 y 27 de este mes retomamos la Marcha de la Resistencia. Tenemos que inundar las plazas con la consigna: ‘Por el derecho a trabajar, resistir sin descansar. Cristina conducción’. Todos los días, todas las horas luchemos. No me vengan con que están deprimidos. No me vengan con que no saben qué puta cosa hacer. Compañeros, siempre hay mucho que hacer en una patria, para la patria y por ella. Viva la patria, compañeros“.

Discurso completo (a partir del minuto 15):

Discurso completo de Hebe en la plaza (minuto 25):

Por la cantidad de gente que congregó esta marcha número 2000, esta vez las Madres realizaron la ronda a bordo de una trafic blanca que cruzó por la plaza, tomó por Rivadavia, Bolívar e Hipólito Yrigoyen para ingresar nuevamente a la plaza, que estaba adornada con centenares de pañuelos blancos.

Hebe2000Rondas025

Mientras la trafic se desplazaba, los manifestantes seguían su camino coreando “con Hebe no se jode”, en alusión al intento de detenerla la semana pasada para que declare en la causa “Sueños Compartidos”.

Hebe2000Rondas030

“No somos 30 mil, somos millones”, era una de las consignas que se podían leer en distintas pancartas en referencia a los dichos del presidente Mauricio Macri, quien en una entrevista periodística dijo no saber si los desaparecidos eran 9 mil o 30 mil, y trató a Bonafini de “desquiciada”.

Hebe2000Rondas027

El 30 de abril de 1977 un grupo de mujeres, convocadas por Azucena Villaflor, se reunió en la Plaza de Mayo para reclamar por sus hijos que se encontraban desaparecidos. Un policía, haciendo caso a la ley impuesta por la dictadura, les dijo que no podían quedarse quietas allí reunidas. “Circulen“, ordenó el agente, y las mujeres empezaron a marchar alrededor de la Pirámide de Mayo.

Fuentes: http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-306618-2016-08-11.html

http://madres.org/index.php/hebe-hijos-fueron-revolucionarios/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*